UFC Fight Island 8: Michael Chiesa domina a Neil Magny y reta a Covington
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
Chiesa se asienta en los welter

UFC Fight Island 8: Michael Chiesa domina a Neil Magny y reta a Covington

Victoria por decisión unánime clara de los jueces de Michael Chiesa que retó a Colby Covington para su próxima pelea. Cuarta victoria consecutiva para Chiesa en los welter.

placeholder Foto: Michael Chiesa en un pelea anterior (USA TODAY Sports).
Michael Chiesa en un pelea anterior (USA TODAY Sports).

Con Conor McGregor y Dustin Poirier preparándose para su gran cita en UFC 257 este fin de semana, la promotora celebraba un evento más antes de la tan esperada revancha. UFC Fight Island 8 en Abu Dhabi lo encabezaba el enfrentamiento en los pesos welter entre Michael Chiesa y Neil Magny, una pelea originalmente prevista para que fuera el combate de semifondo pero acabó siendo el principal a finales del mes pasado cuando fue pospuesto el enfrentamiento entre Leon Edwards y Khazmat Chimaev, al dar positivo por COVID-19 el luchador checheno.

Chiesa y Magny llegaban al combate con tres victorias seguidas cada uno. La racha de Chiesa comprendía victorias sobre Carlos Condit, Diego Sánchez y Rafael dos Anjos, todas ellas acontecieron después de abandonar el peso ligero. Mientras tanto, Magny derrotó a Li Jingliang, Anthony Rocco Martin y Robbie Lawler en 2020, después de ser suspendido durante todo el año 2019 por la USADA al dar positivo en un control antidopaje.

Como punto de referencia anterior a esta pelea, los dos luchadores se enfrentaron a un mismo rival. Chiesa dominó a Rafael dos Anjos con su lucha, mientras que Magny fue maltratado por el brasileño. Aunque las matemáticas no funcionan en las MMA, esta vez la lógica se cumplió fehacientemente.

El enfoque de Chiesa en las peleas sigue una dinámica bastante simple: proyectar al suelo a sus rivales, dominarlos y luego someterlos; por lo que sólo había que comprobar si era capaz de aplicarlo contra su prueba más dura hasta la fecha en el peso welter. Magny no sólo en principio era el mejor de los dos peleadores en el golpeo, sino que también había mostrado mejoras en la lucha de agarre y desde el clinch. Aunque la mejor noticia para Chiesa es que la pelea se desarrolló sobre todo en el clinch y en el suelo, donde, a pesar del crecimiento en este campo de su rival, demostró una superioridad manifiesta.

Si Magny era capaz de defenderse de los intentos de derribo y sumisión en los dos primeros asaltos, la pelea podría ser suya en principio, ya que Chiesa gastaría mucha energía y cuando empezara a cansarse, Magny podría mantener la pelea de pie donde lo desarmaría. Y es que el afroamericano puede golpear desde la distancia y tiene una potencia de finalización bastante subestimada.

Pero ese plan fue sepultado por el luchador italoamericano que consiguió proyectar a su rival desde el comienzo del pleito prácticamente cada vez que lo intentó, mientras que además en la pelea de pie nunca se vio inferior. Y Magny jamás pudo contrarrestar el dominio absoluto en el suelo de Chiesa. Las buenas transiciones en el suelo, su dominio desde la media guardia, posición donde transcurrió gran parte de la pelea, le permitió golpear a su rival e intentar ejecutar sumisiones aunque no consiguió cristalizar ninguna. Magny sólo fue capaz de evitar que el castigo desde esa posición inferior le desarbolara pero nunca logró revertir su situación de desventaja y perdió todos los asaltos de manera nítida.

Victoria por decisión unánime clara de los jueces de Michael Chiesa que retó a Colby Covington para su próxima pelea. Un cuarto triunfo consecutivo que prepara al luchador italoamericano para acometer una pelea aún más grande durante este año.

En el resto de la veladad sucedieron las siguientes finalizaciones:

En la cartelera principal, Warlley Alves destruyó a Mounir Lazzez en el primer asalto con una serie tremenda de patadas a la zona hepática que dejó al tunecino sin defensas.

Isaac Villanueva noqueó de un solo golpe a Vinicius Moreira en el segundo asalto con una derecha demoledora.

Omari Akhmedov venció a Tom Breese en el segundo asalto con triángulo de brazo y eso que en la primera ronda estuvo a punto de ser finalizado con una estrangulación desde su espalda.

En los preliminares, Ricky Simon sometió a Gaetano Pirrello con un triángulo de brazo en el segundo asalto después de dominar con su lucha de agarre todo el encuentro.

El primo de Khabib, Umar Nurmagomedov, durmió a Sergey Morozov en el segundo asalto con una estrangulación por la espalda en el suelo.

Y la francesa Manon Fiorot en su debut en la UFC destruyó a Victoria Leonardo con una ráfaga de golpes brutales en el segundo asalto que provocaron la intervención del árbitro.

Abu Dabi
El redactor recomienda