PIEZA INDISPENSABLE DEL EQUIPO

Alex Caruso, el protegido de LeBron James que se esconde detrás del meme

Los Lakers han eliminad a los Houston Rockets y ya están en la Final de la Conferencia Oeste. Al espectacular rendimiento de Davis y James hay que sumarle la figura de Caruso

Foto: Alex Caruso, tras su triple decisivo frente a los Rockets. (EFE)
Alex Caruso, tras su triple decisivo frente a los Rockets. (EFE)

Alex Caruso no tiene la imagen habitual de un jugador de la NBA. Desairado, de pelo escaso, pero no afeitado, y con pinta de, como se bromea habitualmente en las redes sociales, vendedor de seguros. Este estadounidense de 26 años lleva 3 años en los Angeles Lakers, a los que llegó a base de trabajo. Su figura pronto se hizo viral: era alguien carismático y divertido pese a su profesionalidad.

Un joven blanco texano que jugaba en el equipo más glamuroso de la liga y que celebraba las canastas como quien termina de hacer fotocopias en la oficina. Pero detrás del meme hay un jugador que ha enamorado al propio LeBron James, quien le considera totalmente imprescindible en la gran campaña de los Lakers. Caruso ha vuelto a ser importante para sellar la eliminatoria de semifinales de Conferencia frente a los Houston Rockets, que han ganado por 4-1.

LeBron James y Alex Caruso se saludan tras una acción. (Reuters)
LeBron James y Alex Caruso se saludan tras una acción. (Reuters)

“Big time shot / una canasta importante”, le dijo LeBron James al cruzarse con Caruso en los pasillos de Orlando tras finalizar el cuarto partido de la serie. El base-escolta recibió el halago con entereza, para luego sentenciar con un lacónico “3-1”. Caruso había anotado el tiro definitivo de tres puntos que acabó con las esperanzas de la serie. No hubo amago de remontada histórica y los Lakers a la final de Conferencia del Oeste. Dulce momento que saborea sin estridencias. Un tipo cualquiera, como así mismo se ha definido ante la prensa.

Sin hueco en el Draft siguió confiando en sí mismo

Cuatro años en el equipo universitario de Texas A&M Aggies no fue suficiente para convencer a las franquicias de la NBA para apostar por él. Como tantos otros jugadores, Alex Caruso tuvo que elegir entre abandonar su sueño o emprender una carrera a base de pruebas, contratos cortos y la Summer League. Así llegó a los Lakers para el verano del 2017, donde compartió vestuario con Lonzo Ball. Poco a poco fue ganándose el respeto de los angelinos, que confiaron en el para la G League (antes conocida como D-League).

“Para mí es muy simple… Es solo baloncesto. Ya hemos hablado sobre ello. No fui elegido en el draft, jugué en la G-League. He jugado mucho y con mucha gente, y LeBron es el mejor con el que he jugado y probablemente con quien jugaré”, declaró Caruso sobre cómo ha cambiado su vida y sin olvidarse de su camino. Ahora, su esfuerzo ha sido recompensado con dos años de contrato por valor de 5,5 millones de dólares y el respeto de la liga (tuvo ofertas para salir de los Lakers).

Imprescindible para LeBron James

Cuando LeBron James llegó a los Ángeles en el 2018, el equipo era poco más que un desierto perdido en mitad de la reconstrucción. Los despachos de la franquicia habían convencido a la estrella de la liga, ya veterano, de continuar el legado de Kobe Bryant. Las promesas eran claras: una o más súper estrellas que llegaran para pelear el anillo. Nombres como Paul George, Kawhi Leonard o Russell Westbrook sonaron con fuerza, pero los angelinos acabaron por apostar el todo por Anthony Davis.

Pero con dos espadas no se gana una guerra, como bien conoce LeBron, que quedó impactado por las acciones que Caruso realizaba. La imagen de la estrella en el banquillo sin poder creerse los mates de su compañero, que no cuadran con su aparente físico (mide 1,96 y pesa cerca de 85 kilos), se hizo viral prácticamente al instante. Ahí tenía un compañero en el que confiar, sin egos ni necesidad por jugar 30 minutos.

La aportación del texano está siendo esencial en la eliminatoria de los Lakers frente a los Houston Rockets de James Harden. Su papel en el equipo no es habitualmente comparable al de piezas ofensivas de los angelinos (7.1 puntos por partido en estos Playoffs), pero Frank Vogel está encantado con su intensidad y liderazgo. Además, su defensa tanto exterior como interior a las piezas anotadoras de Houeston (Harden y Westbrook) está rozando la perfección. Un mérito que comparte con su compañero Rajon Rondo, cuyo rendimiento en los Playoffs supera con creces al de la liga regular.

El triple que acabó con las esperanzas de los Rockets. (EFE)
El triple que acabó con las esperanzas de los Rockets. (EFE)

LeBron ha jugado a lo largo de su carrera junto a compañeros de alto nivel, auténticas leyendas de la NBA. Dwyane Wade, Ray Allen, Chris Bosh, Anthony Davis, Kyrie Irving… Pero en sus mejores triunfos ha sabido rodearse de actores secundarios que sirviesen de apoyo en los momentos duros. Guerreros como Matthew Dellavedova sin los que James tendría más dedos libres de anillos. Caruso cumple a la perfección ese papel. Un jugador que sale desde el banquillo, pero que suele estar en pista en los momentos decisivos.

“No hubiese salido de la G-League tras no haber sido elegido en el Draft si no hubiese tenido confianza en mí mismo o si no hubiese creído en mí”, comentó el texano tras finalizar el partido del 3-1. Esta madrugada los Lakers se han llevado la victoria que les permit alcanzar la final de la Conferencia Oeste por primera vez desde la temporada 2009-10, cuando Kobe Bryant y Pau Gasol eran los emblemas púrpuras. Ahora, Caruso es un arma en la que LeBron confía para lograr el ansiado anillo: “No lo digo con arrogancia, pero cuando juego lo hago por alguna razón”.

NBA
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios