entrevista con el jugador español de la nba

Juancho Hernangómez: "Me quedé flipado con Kevin Durant, es lo mejor que he visto"

El pequeño de los Hernangómez cuenta en una entrevista con El Confidencial cómo están siendo sus primeros pasos en la NBA, un sueño hecho realidad para él y su hermano, que juega en los Knicks

Foto: Juancho Hernangómez es un partido con los Nuggets (Sergei Belski/USA TODAY Sports)
Juancho Hernangómez es un partido con los Nuggets (Sergei Belski/USA TODAY Sports)

El 31 de agosto, Juancho Hernangómez (Madrid, 1995) publicó un tuit con dos fotos: una de su hermano Willy y otra suya, ambos muy niños y con cara de haber roto más de un plato. A las imágenes le acompañaba la frase "We must continue dreaming bro..." ("Tenemos que seguir soñando, hermano"). En solo unos meses, la vida de los hermanos Hernangómez ha dado un giro de 180º y han pasado de ser rivales con el Estudiantes y el Real Madrid a serlo en la NBA con los Denver Nuggets y los New York Knicks. Así es como el sueño de ambos se ha hecho realidad.

"Sinceramente, todavía no me he parado a pensar dónde estoy", dice Juancho en una entrevista telefónica. El menor de los Hernangómez atiende a El Confidencial después del entrenamiento del lunes 21 de noviembre. Los Nuggets lo eligieron en el puesto 15º del último 'draft' y luego se hizo un hueco en la liga de verano y acabó firmando un contrato por dos temporadas. "Estoy aquí porque es lo que más me gusta hacer en la vida, porque no podría vivir sin ello. Tanto mi hermano como yo hemos soñado siempre con esto, hemos trabajado muy duro y nadie nos ha regalado nada. Al final se consiguen las cosas, nunca te tienes que dar por vencido. Esa es la filosofía que nos han enseñado nuestros padres", dice.

De momento, todo le está yendo bien, tanto dentro como fuera de la pista*. No está jugando mucho, apenas 12,5 minutos por partido, en los que promedia 3,9 puntos y 2,8 rebotes, pero cuando ha tenido la oportunidad ha rendido, como hace un par de semanas contra los Warriors. Con la ciudad está encantado, vive solo en el 'downtown', no en el centro, y el frío y la nieve no están siendo un problema. "El otro día nevó por primera vez. Aquí es normal, pero yo vivo en Madrid y allí nieva una o dos veces. Y yo como un niño pequeño tirando bolas de nieve a la gente", cuenta.

Pregunta. ¿Por qué ir a la NBA este año y no esperar?

Respuesta. Porque es el objetivo que tenía cada vez que levantaba de la cama para ir a entrenar. Es el objetivo máximo que tiene cualquier jugador, aquí están los mejores jugadores del mundo. Y quería probar. He trabajado muy duro este verano para estar aquí. Y cuando tienes la oportunidad de venir, creo que no hay nadie o nada que te pueda impedir cumplir tus sueños. Ya puedo decir a mis futuros hijos que su padre ha jugado en la NBA; no todo el mundo lo puede conseguir. Sinceramente me siento muy orgulloso. A lo mejor me he podido equivocar, pero eso el tiempo lo dirá. Cuando alguien toma una decisión tiene que estar al 100% convencido, y yo lo estaba.

A lo mejor me he equivocado, pero eso el tiempo lo dirá. Cuando alguien toma una decisión tiene que estar al 100% convencido, y yo lo estaba

P. No habría podido dormir tranquilo si no se hubiera ido, ¿no?

R. Sí. Yo soy una persona que no me gusta pensar en lo que va a pasar mañana. No sé que habría pasado si me hubiera quedado, a lo mejor no hubiera pasado otra vez este tren. O a lo mejor sí, pero es la decisión que tomé e iré a muerte con ella. Esta es una decisión de cada uno. Hay jugadores que han venido pronto sin haberse formado bien y duro en Europa y han conseguido triunfar en la NBA. Luego hay otros casos, como el de Nemamja Belijca, que ha sido MVP de la Euroliga y al principio le ha costado en la NBA, aunque ahora está jugando muy bien. O Nikola Mirotic, que lo hizo todo en Europa antes de venir a la NBA. Cada uno es una historia y tiene que ver por sí mismo lo que es mejor para él.

P. Ha comenzado tirando mejor que nunca. ¿Eso es fruto del trabajo?

R. Tampoco he tirado mucho (ríe). Así que si meto alguno, sube el porcentaje. A lo mejor aquí se trabaja un poco más el tiro. En el Estudiantes también lo trabajaba, pero en la ACB no hay tantos espacios. Aquí no se puede defender en la zona, y eso permite que haya más espacio. Hay muchos triples que se tiran abiertos. Pero esto es el pinricipio, luego bajarán los porcentajes.

Hernangómez es uno de los tres novatos de los Nuggets (Mike Brown/EFE)
Hernangómez es uno de los tres novatos de los Nuggets (Mike Brown/EFE)

P. Ha dicho de usted su entrenador, Michael Malone, que es un "semental salvaje" y que a veces no sabe qué diablos va a hacer cuando tiene el balón en las manos. Menudo elogio.

R. Cualquier elogio es bueno. Yo intento, como un semental salvaje, hacerlo todo con la mayor energía posible. Algunas vecez sale bien, otras sale mal. Pero estoy contento. Hay que seguir paso a paso.

P. ¿Qué le pide Malone?

R. Lo que le piden todos los entrenadores a los jóvenes: energía, trabajo duro, positividad y sobre todo defensa. Y en ataque, que no sufra el equipo. Nosotros no tenemos que meter 30 puntos como Gallinari o Chandler, las estrellas; nosotros tenemos que ayudar al equipo en todo lo posible y cada vez que tengamos una oportunidad dar el máximo.

P. Hay otro español en el cuerpo técnico, Jordi Fernández. ¿Eso le está ayudando en el proceso de adaptación?

P. Sin ninguna duda. Estoy superagradecido a Jordi. Hemos hecho muy buenas migas. Es una persona encantadora que desde el primer momento me ha ayudado muchísimo. Sería muy diferente si él no estuviera. Todo lo que he aprendido aquí se lo debo a él. Cada día que podemos entrenar, entrenamos. Tengo que decir que cocina muy bien, hacemos platos españoles y pasamos mucho tiempo juntos. Es una gradísima persona.

P. Su mejor partido hasta ahora fue contra los Warriors: 11 puntos y 9 rebotes en 30 minutos de juego. ¿Cómo es que hizo un partido tan bueno?

R. Tuve la oportunidad porque Wilson (Chandler) estaba tocado y no jugó. Los Warriors atacan mucho, pero tampoco defienden muy bien. Y me salieron las cosas bien. A ver si repetimos un partido como ese.

P. ¿Contra equipos que apuestan por el 'smallball', por sus características, se siente más cómodo?

R. Sí. Ahora estoy jugando de tres junto a Wilson Chandler, y cambiamos en todos los bloqueos. Me siento muy cómodo, pero poco a poco, no me quiero poner presión. Hay partidos en los que sí jugaré, otros en los que no. Este año lo que tengo que hacer es aprender de Gallo (Gallinari), de Wilson, de Mike Miller de todos. Ese es mi objetivo.

P. ¿Dan consejos los más veteranos a los novatos?

R. Sí, tanto Mike como Jameer (Nelson) y los no tan veteranos como Gallo, Wilson o Kenneth (Faried) son un ejemplo para nosotros. Llevan muchos años en la liga y han jugado a un gran nivel. Para mí es como una clase magistral. Mike, que tiene dos anillos, nos habla, es un tío muy positivo. Siempre está alegre aunque no juegue. La verdad es que la relación entre todos es muy buena. Me respetan bastante.

Hernangómez defiende a Durant en el partido disptado el 10 de noviembre (Todd Pierson/EFE)
Hernangómez defiende a Durant en el partido disptado el 10 de noviembre (Todd Pierson/EFE)

P. En ese partido contra los Warriors, le recriminó algo a Kevin Durant después de que le hiciera una falta. ¿Qué le dijo?

R. Yo he crecido viendo a Kevin Durant y para mí era un encuentro especial. Antes del partido pensaba: 'Si me mete menos de 50, creo que es una buena defensa'. Al final se quedó en 18, perdió la racha (ndr: la racha de más partidos seguidos metiendo 20 puntos o más) y estaba un poco desquiciado. Yo intenté jugar lo más duro posible y quizá él creía que alguna defensa era falta, y se enfadó y me dio un hachazo. Yo le dije que así no se jugaba, que por qué hacía eso, que yo no le había hecho falta. Pero son cosas que pasan. Al final del partido estuve hablando con él muy bien. También Stephen Curry, Klay Thompson o Draymond Green estuvieron supermajos. Son cosas que quedan dentro de la cancha y ya está. 

P. ¿Impacta enfrentarse a esos jugadores?

R. Sí. En esta liga están los mejores jugadores, pero dentro de esos grandes jugadores hay 10 o 15 que han nacido para esto, que su cuerpo es un don divino de dios para triunfar en el baloncesto y ser los números uno. Me quedé flipado con Kevin Durant, me ha parecido lo mejor que he visto en toda mi vida. Luego también el talento para tirar de Thompson o Curry o el físico de DeMar Derozan... En cada equipo hay un jugador que te puede meter 50, como Anthony Davis en nuestro primer partido. Han nacido para esto; tienes que intentar pararlos, pero sabes que te las pueden meter de todos los colores.

P. ¿Todo está muy jerarquizado?

R. Sí. Antes de la temporada se establecen los roles en el equipo y así hasta el final. Todo el mundo sabe quiénes son las estrellas y quién tiene que tirarse los tiros. Eso se tiene muy claro.

P. ¿La diferencia con el baloncesto de aquí es tan grande?

R. Con los 10 o 15 mejores creo que sí. Hay mucha diferencia. Pero en un partido todo puede pasar, y yo no voy pensando que voy a perder, porque no va en mi genética y porque odio perder. Si tengo la oportunidad de ganar a los mejores, voy a intentarlo.

No sé cómo aguantan. Yo llevo doce partidos y ya estoy muerto, y esta gente juega 30/35 min. por partido y en todos tienen que estar al 100%

P. ¿Qué es lo que más le ha llamado la atención?

R. Todo un poco. La NBA es una cosa galáctica, todo lo que la rodea es increíble. Desde lo viajes, los fans, el ritmo de competición... Aquí tienes que jugar tres partidos y medio a la semana. Aunque estés cansado, aunque te duela algo, tienes que jugar. Hay jugadores, que son las estrellas, que tienen que meter 30 puntos sí o sí. Yo sinceramente no sé cómo aguantan. Llevo doce partidos y ya estoy muerto, y esta gente juega 30/35 minutos por partido y en todos los partidos tienen que estar al 100%. Es muy duro.

P. ¿Están contentos con el inicio de la temporada?

R. Bueno, hemos tenido cuatro partidos que hemos perdido en los momentos finales por nestra culpa, hemos tenido unas pérdidas muy tontas. Teníamos el partido ganado y lo hemos perdido. Si hubierámos ganado la mitad estaríamos en nuestro objetivo. Poco a poco estaremos mejor como equipo, pero esto es poco a poco, porque la liga es muy larga.

P. Usted discutiendo con Durant y su hermano Willy viéndoselas con Dwight Howard. ¿Hace falta descaro para hacerse un hueco en la NBA?

R. Eso va en nuestro ADN. Nunca nos ha gustado pegarnos, pero el baloncesto es un deporte de contacto. No porque enfrente tengas a según qué jugadores hay que echarse para atrás. Hay que hacer lo mejor posible para intentar ganar el partido. Mi hermano jugó muy bien contra Atlanta y ganaron el partido. Es lo que hay hacer.

Nikola Mirotic y Juancho Hernagómez en el Nuggets-Bulls jugado el martes (Isaiah J. Downing/USA TODAY Sports)
Nikola Mirotic y Juancho Hernagómez en el Nuggets-Bulls jugado el martes (Isaiah J. Downing/USA TODAY Sports)

P. ¿Le ha dado tiempo a ver algún partido su hermano con los New York Knicks?

R. Sí, por supuesto. Cada vez que puedo verlo lo hago. Y si no hablo con él, estamos muy en contacto.

P. ¿Cómo lo está viendo?

R. Bien. Está aprovechando sus minutos, es un gran jugador, con mucha calidad. Creo que puede hacerse un hueco en la liga como pívot de la vieja escuela, porque mi hermano puede jugar al poste bajo, puede pasar, puede tirar, puede botar... algo que creo que no todos los pívots de ahora son capaces de hacerlo.

P. ¿Y del Estu qué me dice?

R. Lo sigo cada fin de semana al Estu, estoy en contacto con jugadores, con delegados y con personas a las que tengo mucho afecto, Edwin Jackson está haciendo partidazos y están compitiendo. Así que los veo muy, muy bien.

*La entrevista fue realizada antes del enfrentamiento del miércoles 23 contra Utah Jazz, en el que Hernangómez fue titular por primera vez y se lesionó en los últimos instantes del partido.

NBA

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios