primera derrota del real madrid en euroliga

El extraño final del Olympiacos-Real Madrid, el partido que nadie parecía querer ganar

El Real Madrid perdió ante Olympiacos por 88-83 tras un final de partido en el que rozó la remontada, pero en el que cometió demasiados fallos desde el tiro libre

Foto: Facundo Campazzo fue el mejor del Real Madrid ante Olympiacos con 14 puntos y 13 asistencias. (Foto: Euroleague)
Facundo Campazzo fue el mejor del Real Madrid ante Olympiacos con 14 puntos y 13 asistencias. (Foto: Euroleague)

Siete meses después, el Real Madrid volvió a perder en la Euroliga. La última vez había sido el abril, en aquella contundente derrota en el primer partido del 'playoff'. Desde entonces llegaron 13 victorias seguidas que le clasificaron para la Final Four, le dieron el título en Belgrado y le permitieron llegar invicto a la novena jornada de la presente temporada. Este jueves llegó un nuevo tropiezo, no muy lejos de donde sufrió el anterior, pero de manera muy diferente. Nada que ver la imagen en aquel partido ante el Panathinaikos con la mostrada ante el Olympiacos, aunque el resultado (88-83) fuera también negativo.

Sin Llull ni Ayón, de baja por lesión, el Madrid se quedó muy cerca de ganar a un rival muy complicado, mejor de lo que indica su clasificación actual. No sorprenden las prestaciones a pesar de las bajas. El Madrid es un equipo mejor equipado que cualquiera de sus rivales para pelear por el título.

Campazzo fue el mejor

Sin el menorquín a los mandos, Facundo Campazzo lideró a los suyos con 14 puntos y 13 asistencias. El argentino fue el termómetro madridista: tiró del resto cuando peor estaba el partido y su ausencia en el último cuarto fueron los peores momentos del Madrid.

También fue protagonista de algunas de las acciones del tramo final del encuentro, minutos extraños por la cantidad de fallos. Los dos equipos cometieron graves errores que les habrían permitido cerrar el encuentro, en el caso de los griegos, y culminar una gran remontada, en el caso de los madridistas. Por momentos pareció que ninguno de los dos quería ganar el partido.

El Real Madrid se fue once abajo al descanso (52-41) después de una primera parte nefasta en defensa, sin capacidad para frenar a Spanoulis y Williams-Goss, los dos mejores del Olympiacos. La situación cambió en el tercer cuarto: el Madrid ganó el parcial por 13-24 y empató el partido a falta de diez minutos (71-65). Pero Campazzo se quedó en el banquillo y el equipo lo notó. Cuando volvió a entrar, el marcador reflejaba un 71-65.

Esta vez el reingreso del base argentino no mejoró las prestaciones madridistas, que sufrió una pájara en ataque: no anotó su primera canasta en el último período hasta que quedaban poco más de dos minutos para el final. Sobrevivió a base de defensa y tiros libres (justo lo que le condenó después), pero la ventaja a favor del Olympiacos era bastante importante a poco menos de tres minutos para el final: 80-70 tras un triple de Spanoulis.

Vassilis Spanoulis, con 20 puntos, fue de los más destacados del partido. (EFE)
Vassilis Spanoulis, con 20 puntos, fue de los más destacados del partido. (EFE)

Los tiros libres fallados

Campazzo cortó la sequía con una bandeja y Randolph anotó un triple. De repente, a falta de minuto y medio para que acabara el partido el Real Madrid tenía opciones de remontada (80-75). Ahí comenzó un carrusel de errores en el que participaron los dos equipos. Spanoulis cometió falta sobre un lanzamiento de triple de Campazzo, que lo aprovechó para meter los tres tiros libres y poner el 82-78. Cuando restaban 37 segundos, Deck pudo apretar más el marcador, pero falló sus dos tiros libres. El Madrid tuvo otra oportunidad tras un robo de balón de Taylor a Williams-Goss, pero el ataque, tras un tiempo muerto, acabó con los árbitros pitando tres segundos en la zona a Campazzo, que había agotado el bote en una penetración.

Williams-Goss se desquitó de su pérdida desde el tiro libre. El estadounidense evitó que al Olympiacos se le escapara el partido: en los últimos 20 segundos, con el Madrid intentando exprimir sus escasas opciones, metió los seis que intentó. Arregló el enorme error de Printezis, que a 11 segundos del final, con 84-80 en el marcador, falló los dos suyos y además cometió falta al intentar coger el rebote. Eso no lo aprovechó el Madrid, pues Rudy falló uno de sus dos tiros libres.

En los últimos 40 segundos, el Madrid falló cuatro tiros libres. Tuvo la victoria muy lejos, pero en parte por su buena defensa y en parte por los errores del Olympiacos, consiguió tenerla muy cerca en el último minuto. Pero sus fallos desde la línea de personal le impidieron culminar una gran remontada.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios