dos jugadores lesionados

El Gran Canaria, obligado a cambiar su pista por "poner en peligro la integridad física"

La Euroliga ha exigido al Gran Canaria que cambie el parqué de su pabellón tras numerosas quejas y dos jugadores lesionados, el último este viernes en el partido ante el Maccabi

Foto: El Gran Canaria debuta esta temporada en la Euroliga (Foto: Euroleague)
El Gran Canaria debuta esta temporada en la Euroliga (Foto: Euroleague)

Luke Fischer, pívot del Hebalife Gran Canaria, cometió un error durante el partido contra el Maccabi de Tel Aviv este viernes en la Euroliga. Pensó que su equipo tenía la posesión y salió corriendo hacia el campo contrario. Pero a su compañero Eulis Báez le robaron el balón y a medio camino Fischer se dio cuenta de que estaba solo y que los suyos estaban defendiendo con uno menos. Frenó para volver a su canasta, pero resbaló y lesionó. Ya no pudo seguir jugando.

Esa acción, que podría ser una anécdota, no lo es. Los resbalones han sido una constante en los partidos como local del Gran Canaria esta temporada. Y la culpa es del parqué. Tanto que después del duelo contra el Maccabi, la Euroliga dijo basta. "El parqué del Gran Canaria Arena debe ser reemplazado de inmediado debido a los repetidos incidentes de jugadores resbalando durante los partidos de casa del equipo en la Euroliga", anunció la competición a última hora del viernes. "La pista actual pone en peligro la integridad física de los jugadores".

Poco antes, el sindicato de jugadores de la Euroliga había comunicado que estaba manteniendo conversaciones sobre el cambio del parqué. "Esta pista no se ajusta a una competición europea de primer nivel (o de cualquiera otros competición profesional)", escribió en su perfil de Twitter.

El momento de la lesión de Luke Fischer en el Gran Canaria-Maccabi de Tel Aviv. (Movistar )
El momento de la lesión de Luke Fischer en el Gran Canaria-Maccabi de Tel Aviv. (Movistar )


"Nunca he jugado en una pista más resbaladiza que la de Gran Canaria. los jugadores reabalaban en cada poseisión en el entrenamiento de hoy", tuiteó el día anterior Scottie Wilbekin, base del Maccabi, tras la sesión previa al partido. En un entrenamiento como ese se había lesionado una semana antes Shane Larkin, base del Anadolu Efes.

El técnico del equipo turco, Ergin Ataman, se quejó en la rueda de prensa. "Antes de hablar técnicamente del partido, quiero que se centre la atención en la imposibilidad de jugar en un parqué como este. No se puede disputar un partido de Euroliga en el que se resbale tanto, con equipos que se gastan 15 o 20 millones de presupuesto en confeccionar sus plantillas", dijo. "Larkin se lesionó en el entrenamiento, y durante el encuentro ha habido más de diez jugadores que también se han resbalado. Yo les decía a mis jugadores que defendieran, pero no podían porque la pista no lo permitía. La Euroliga debe tomar medidas sobre este problema".

Las quejas habían comenzado hace mes y medio, lo que no habla muy bien de la reacción del Granca, la ACB y la Euroliga. "La pista hace que los jugadores resbalen continuamente", dijo Natxo Lezkano, entrenador del Cafés Candelas Breogán el 7 de octubre. Dos semanas después, el exjugador Paco Vázquez, en la actualidad técnico asistente del MoraBanc Andorra, respondió en Twitter a un mensaje de la cuenta de la Liga Endesa que mostraba una acción de un jugador del Granca que dejó a otro del Andorra por los suelos. "Qué roto", tuiteó la cuenta de la liga. "Un roto en una pista de balonhielo", respondió Vázquez.

Al principio, desde el Gran Canaria se quitó importancia al problema. "Es verdad que ha habido muchos resbalones, pero a día de hoy nadie se ha lesionado por ello. Tenemos que lidiar todos con eso, pero tampoco encuentro que la pista esté excesivamente resbaladiza. Cuando uno ve baloncesto, casi siempre en todos los partidos se caen dos o tres", dijo el capitán, Eulis Báez. El jueves, el entrenador, Salva Maldonado, reveló que uno de sus jugadores se había lesionado. "Pasecniks tiene un problema en una pierna tras un resbalón en el entrenamiento de hoy debido al estado del parqué. Hemos recibido cartas de la Euroliga y de la ACB por este problema, que hay que arreglar, aunque no me compete a mí", dijo.

Durante las últimas semanas, el Gran Canaria intentó solucionar el problema rebarnizando la pista para darle más adherencia. Además, varios equipos de la cantera claretiana han entrenado en ella para mejorarla. Pero visto lo sucedido este viernes, ninguna de esas medidas ha funcionado. Fischer es el último damnificado. Resbaló, se abrió de piernas. El parte médico publicado por el club indica que sufre un traumatismo en el muslo izquierdo.

No es la primera queja que recibe la instalación, que costó más de 70 millones de euros al Cabildo de Gran Canaria (propietario del club) y fue inaugurada a principios de 2014. Un año después, durante la Copa del Rey que se celebró en el recinto, fueron muchos los que señalaron el frío que hacía. Hasta esta temporada no había habido quejas del parqué.

Hace unos días, 'Mundo Deportivo' citó a fuentes del club que decían que el parqué no era nuevo, sino que habían tenido que adaptarlo a las exigencias de la Euroliga. Pero en una entrevista a principios de octubre, el presidente del club, Enrique Moreno, dijo que habían tenido que cambiar el parqué y pintarlo de una manera diferente. Sea cual sea la versión correcta, tendrán que hacerlo ahora tras la lesión de varios jugadores. El próximo 22 de noviembre vuelve a jugar en casa.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios