dragic y doncic lideraron a la selección eslovena

Eslovenia pasa por encima de España y le aparta de la final de EuroBasket

La selección española fue incapaz de parar a Doncic y Dragic durante todo el partido, y en la segunda parte se estrelló contra la defensa eslovena. El domingo tendrá que jugar por el bronce

Foto: Doncic (i) y Dragic (d) fueron los mejores jugadores de la semifinal del EuroBasket entre España y Eslovenia. (Reuters)
Doncic (i) y Dragic (d) fueron los mejores jugadores de la semifinal del EuroBasket entre España y Eslovenia. (Reuters)

España perdió con claridad ante Eslovenia (72-92) en las semifinales del EuroBasket y no podrá luchar el domingo por su cuarto título de campeona de Europa. La selección, lejos del nivel mostrado durante todo el campeonato, fue inferior a un rival que realizó un partido soberbio con el que desarboló al equipo que dirige Sergio Scariolo. España no encontró respuesta en ningún momento a Goran Dragic (15 puntos, 6 reboyes y 5 asistencias) y Luka Doncic (11 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias), las dos grandes estrellas eslovenas, que llevaron a su selección a la primera final de su historia.

Lo vivido en el Sinan Erdem fue una exhibición de baloncesto, solo que esta vez no la protagonizó España, sino su rival. Eslovenia hizo sentir a la selección lo que esta ha provocado en sus rivales europeos (Francia, Serbia, Lituania, la misma Eslovenia) a lo largo de la última década: una gran impotencia. Valga un dato para contextualizar lo excepcional del resultado de este jueves: es la segunda vez que una España con Pau Gasol no se mete en la final del EuroBasket. La otra vez fue en el 2001, el año de su debut con la absoluta.

No solo fue el peor partido de la selección en este Eurobasket, fue el peor que ha jugado a estas alturas de un gran campeonato en años. Hacía mucho tiempo que España no era tan poco competitiva, tan inferior y tan incapaz de encontrar respuestas a lo que tenía enfrente. Ni siquiera Estados Unidos le había pasado por encima como lo hizo Eslovenia, que explotó una y otra vez las debilidades españolas atrás. La cuerda imaginaria que une a todos los jugadores en defensa, como la definió Marc Gasol, se rompió en el día más importante.

El miedo a Dragic y Doncic

España tuvo miedo. Miedo a Dragic y Doncic, la mejor pareja exterior del campeonato. El veterano de la NBA y la nueva estrella del baloncesto europeo y, si sigue así, pronto también del americano. Había que prestar mucha atención a los dos, y la selección española prestó demasiada. No encontró el equlibrio necesario para limitarlos,las ayudas fueron demasiado largas durante todo el partido y ambos alimentaron una y otra vez a sus compañeros. Por ahí se desangró España.

Hubo un momento del partido, en la primera parte, en el que cada ataque iniciado por Doncic acababa en un pase suyo al lado izquierdo para que un compañero anotara un triple. Lo hizo tantas veces que parecía una repetición. No le hacía falta mirar, sabía que el pívot iba a ir a la ayuda de su defensor, que el alero del lado contrario se cerraría para echar una mano en la pintura y que en la esquina habría un jugador solo. Eso es Doncic: un control total del partido pese a tener solo 18 años.

A Eslovenia le entró todo (14/25 en triples, 10 al descanso). Para ganar estos partidos también hace falta estar es un estado de excitación que te haga creer que eres mejor que el rival, sea cual sea, y capaz de hacer cualquier cosa, como el triple a tablero que anotó Dragic para cerrar la primera parte. No fueron solo él o Doncic, también Prepelic, Randolph o Vidmar, que hizo el partido de su vida ante los Gasol. Es ese estado del que ha disfrutado más que nadie España, pero que este jueves le tocó sufrirlo.

Pau Gasol fue el máximo anotador español con 16 puntos. (EFE)
Pau Gasol fue el máximo anotador español con 16 puntos. (EFE)

España se hunde en la segunda parte

España aguantó el vendaval como pudo en la primera parte. La mejor noticia era el marcador (45-49), porque Eslovenia estaba haciendo un partido excelso. Los puntos de Pau Gasol y Willy Hernangómez en la zona mantenían el marcador apretado, pero a la selección le faltaba regularidad, tanto en ataque como en defensa. Para eso entró en el quitento de la segunda parte Joan Sastre, que había tenido unos minutos buenos antes del descanso. Pero en vez de fortalecerse, España se vino abajo.

A la exhibición ofensiva, Eslovenia añadió otra defensiva. Cargó la zona y el ataque español entró en barrena. Comenzó a abusar de los triples, que seguían sin entrar (7/27), y la diferencia comenzó a crecer. España, que había anotado 26 puntos en el segundo cuarto, metió 27 en toda la segunda parte. Si a eso se le suma que no hubo mejora atrás, el resultado fue un hundimiento.

La diferencia creció hasta alcanzar los 20 puntos mediado el último cuarto (63-83). Ahí ya no había nada que hacer. Ni milagros ni el Gasol de hace dos años en Lille podían levantar un partido que pasará a la historia como uno de los peores de esta generación. Eslovenia le dio de su propia medicina a España, a la que todavía le queda la lucha por el bronce. Un consuelo que sabe a poco, pero que irá creciendo conforme se acerque el partido del próximo domingo.

Ficha técnica

72 - España (19+26+12+15): Pau Gasol (16), Rubio (13), Marc Gasol (12), San Emeterio (6) y Navarro -equipo inicial-, Rodríguez (9), Willy Hernangómez (6), Sastre (3), Oriola (2) y Juancho Hernangómez (5).

92 - Eslovenia (25+24+24+19): Randolph (15), Dragic (15), Blazic (7), Vidmar (12) y Doncic (11) -equipo inicial-, Nikolic (7), Prepelic (13), Cancar, Zagorac (5) y Dimec (7).

Árbitros: Cristiano Maranho (BRA), Tolga Sahin (ITA) y Yohan Rosso (FRA). Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a la primera semifinal del Europeo 2017 disputado en el Sinan Erden de Estambul ante 3.571 espectadores.

Eurobasket

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios