la pareja de pívots titular de la selección

Cómo encajar a un nuevo Marc y al Pau de siempre en la selección

Tres años después de su últimos torneo juntos, la Copa del Mundo 2014, los hermanos Gasol volverán a liderar el juego interior español. Scariolo explica cómo trabaja para que encajen

Foto: Pau Gasol, en primer plano, y su hermano Marc durante un entrenamiento de la selección española en Madrid esta semana. (EFE)
Pau Gasol, en primer plano, y su hermano Marc durante un entrenamiento de la selección española en Madrid esta semana. (EFE)

Uno de los mayores retos con los que se encontró Sergio Scariolo cuando llegó a la selección en 2009 fue hacer jugar juntos a Pau y Marc Gasol. Hasta ese momento, los hermanos de Sant Boi se alternaban, pero no coincidían. Ni Pepu Hernández ni Aíto García Reneses, seleccionadores entre 2006 y 2009, dieron ese paso. Tampoco Scariolo al principio, aunque lo tenía en la cabeza. No fue hasta 2011 cuando empezaron a compartir la pintura. Y hasta ahora, aunque solo han coincidido en uno de los cinco campeonatos disputados desde entonces (Copa del Mundo 2014), y no estaba el italiano en el banquillo.

De eso han pasado tres años, y algunas cosas han cambiado. "Marc vuelve a la selección después de dos años de ausencia. Y es un cambio tremendo para todo el mundo. Nos hemos encontrado un jugador diferente, para bien, respecto a lo que habíamos dejado la última vez que estuvo", explicó Scariolo antes del primer amistoso de la gira de preparación para el EuroBasket.

¿En qué ha cambiado Marc? Su mejoría física ("Más ligero, ¿no?", dijo su hermano Pau hace unos días) le ha permitido ser más rápido y ágil sin perder fuerza. Sigue marcando las diferencias bajo el aro tanto en defensa como en ataque, pero ahora también es una amenaza lejos de él. La última ha sido su mejor temporada en la NBA, con promedios de 19,5 puntos, 6,3 rebotes, 4,6 asistencias y 1,3 tapones. A eso hay que añadir su 38,3% de acierto en triples (lanzando 3,6 por partido), un aspecto de su juego inutilizado en sus ocho temporadas anteriores en Estados Unidos, aunque en Girona se prodigaba desde el 6,25.

Marc Gasol se ha perdido los dos últimos campeonatos de la selección, el EuroBasket 2015 y los Juegos Olímpicos de 2016. (EFE)
Marc Gasol se ha perdido los dos últimos campeonatos de la selección, el EuroBasket 2015 y los Juegos Olímpicos de 2016. (EFE)

"Te adaptas un poco", respondió Pau cuando le preguntaron por los cambios en el juego de su hermano y cómo afecta a su manera de jugar juntos. "Tenemos que aprovechar el buen momento de algunos jugadores, y Marc está siendo uno de ellos. Viene con un ritmo muy bueno de una temporada espectacular con Memphis. Hay que aprovecharlo. Sin duda su versatilidad dentro/fuera hay que utilizarla y sacarle jugo. Tiene que tener un papel clave y determinante en este equipo", comentó el pívot, que viene de completar también su mejor temporada en el tiro de tres, un arma de su juego infrautilizada durante buena parte de su carrera en la NBA.

Pau se fue de España siendo un cuatro con un buen juego exterior, pero conforme avanzaba en la NBA se fue acercando al aro, jugando más de cinco puro y olvidando casi por completo el tiro de tres. Aunque en la selección siempre ha tirado más triples que en la NBA, también esa evolución se fue notando (en su primer campeonato como internacional, el EuroBasket de 2001, había sido el segundo jugador que más triples lanzó del equipo, solo por detrás de Juan Carlos Navarro). Años después, tras la llegada de Scariolo y la retirada de Jorge Garbajosa, un ala-pívot que jugaba muy abierto, el triple fue recuperando importancia en su juego.

"La parte más exigente (en la preparación) es la parte de construcción táctica de nuestro sistema de juego, que obviamente tiene una entidad marcada desde hace muchos años, pero que tiene que reajustarse a las diferentes situaciones de esta temporada", explicó Scariolo, que ahora maneja una situación inédita y que le da muchas posibilidades: sus dos pívots titulares pueden amenazar de tres o ser decisivos bajo el aro.

"Con la selección, a Pau lo hemos explotado más en el recurso del triple respecto a todas sus temporadas anteriores en la NBA. Este año ha tirado más, en cantidad y en acierto. Y Marc también. Ya dio un poquito el año pasado y este año ha dado un paso adelante en ese sentido. Por supuesto tenemos que tener mucho equilibrio, no podemos tener cinco jugadores abiertos, porque eso sería perder ventajas interiores importantes que también tenemos que explotar", avisa el seleccionador.

España juega este viernes contra Senegal en Melilla. Hacía 20 años que no jugaba en la ciudad. (EFE)
España juega este viernes contra Senegal en Melilla. Hacía 20 años que no jugaba en la ciudad. (EFE)

No se trata solo del lanzamiento exterior. "Su capacidad no solo de tirar, sino de pasar la pelota jugando abierto, nos va a dar una riqueza táctica importante a la hora de poder contar con espacios para las incursiones con o sin balón de los otros jugadores; para que podamos atacar por dentro con el que nos convenga y tener el otro por fuera atrayendo muy lejos de la canasta a un defensor grande rival... Si tenemos equilibrio y nos nos vamos todos pos fuera y tenemos uno por dentro, es un importantísimo recurso", continúa Scariolo.

El seleccionador considera a los Gasol dos bases. No es el único. Este jueves le preguntaron a Pierre Oriola con qué compañero se sentía más cómodo en la pintura. Su respuesta fue que Marc Gasol. "Es un base con cuerpo de pívot. Pasa increíble", dijo. "Estamos intentando enriquecer nuestro juego gracias a la capacidad de pase de nestros interiores. Creo que pueden tener una labor de generar juego más allá de que las finalicen o no", explica Scariolo, en referencia a todos sus pívots, no solo a los Gasol. En los tres primeros partidos de preparación, 18 de las 52 asistencias de la selección han salido de manos de los grandes.

"Mis preocupaciones son más defensivas que ofensivas", afirma Scariolo. Con esa frase expresa su confianza en que el talento ofensivo de sus jugadores acabe imponiéndose, pero también el temor a que las bajas, sobre todo las de Rudy, Llull y Claver, pasen factura atrás. Juntar a los Gasol también tiene un riesgo defensivo, pues no están tan preparados para defender en la línea de tres como para atacar desde ahí. Pero su experiencia y lo que dan ataque justifica correr ese riesgo atrás. Y aún quedan cuatro partidos amistosos para el EuroBasket, el primero este viernes contra Senegal en Melilla.

Eurobasket

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios