tercer rival de españa este martes (21:00 horas, 'Cuatro')

España contra la colección de cromos italianos

Gallinari, Belinelli, Bargnani, Gentile... El tercer rival de España en el EuroBasket es un equipo muy irregular que va sobrado de estrellas, lo que le convierte en un conjunto muy peligroso

Foto: Gallinari es la referencia ofensiva italiana (Imago)
Gallinari es la referencia ofensiva italiana (Imago)

Danilo Gallinari comenzó el EuroBasket metiéndole 33 puntos a Turquía. Anotó los ocho tiros de dos que intentó, uno de los dos triples que lanzó y catorce de los quince tiros libres de los que dispuso. Su equipo, Italia, perdió, pero él dejó una impresión inmejorable, la que corresponde a su estatus de estrella NBA. Al día siguiente, Italia ganó a Islandia, pero Gallinari sólo anotó 4 puntos en 18 minutos antes de ser eliminado por faltas. Valga el ejemplo el jugador de los Denver Nuggets para definir a la selección italiana: genial cuando quiere, irregular casi siempre, capaz de todo en cualquier momento. Este martes será el rival de España (21:00 horas, Cuatro).

Puestos a elegir rival en los cruces, muchas selecciones preferirían evitar a Italia y jugar contra otros equipos con mejor historial que una selección que no gana una medalla desde Atenas 2004, la última vez que participó en unos Juegos Olímpicos. Desde entonces se ha perdido también los mundiales de 2010 y 2014 y el EuroBasket de 2009. Su mejor resultado es el octavo puesto de hace dos años en Eslovenia. Todo eso pese a contar con una generación fantástica de jugadores.

El problema es que siempre han faltado piezas, y cuando han estado todas, no han encajado. Italia es una colección de cromos espectaculares que nunca ha funcionado como un equipo. Ni siquiera Simone Pianigiani, que se convirtió en uno de los mejores entrenadores en el banquillo del Montepaschi Siena, ha conseguido sacar el rendimiento que todo el mundo atisba en ese grupo. Fue famosa una escena en el EuroBasket 2011, cuando el último partido de la primera fase, en el que Italia se jugaba la clasificación contra Israel, abroncó en un tiempo muerto a sus jugadores. "Hay que jugar con un poco de dignidad, con un poco de alma, ¡cojones! (...) ¿Qué coño tenéis dentro?", les dijo. Acabaron perdiendo por 96-95 y quedaron en el puesto 17º.

Este año (su sexto en el banquillo nacional), Pianigiani vuelve a intentarlo. Y tiene a todas las estrellas disponibles. En la selección italiana están los NBA Danilo Gallinari, Marco Belinelli y Andrea Bargnani (por primera vez juntos desde 2011); otro jugador que acaba de dejar Estados Unidos para jugar en el Fenerbahçe, Luigi Datome (no jugará contra España por lesión); o la estrella del EA7 Emporio Armani Milán, Alessandro Gentile. Y el exjugador del Estudiantes Pietro Aradori, el nuevo base del Olympiacos Daniel Hackett... Todos de enorme talento, capaces de cambiar un partido, pero, por ahora, con problemas para funcionar como un equipo.

"Es el equipo que menos nos conviene"

Casi todos son de un corte parecido: exteriores con buen tiro y con preferencia por jugar de cara al aro, incluido Bargnani, que mide 2.13 metros. El nuevo pívot de los Brooklyn Nets, al que Phil Jackson calificó hace poco como "una gran tomadura de pelo", es el mejor reflejo del baloncesto italiano: condiciones, todas; rendimiento, no tanto. Él debería ser la referencia del juego interior, la principal debilidad italiana. Y a la vez uno de sus mayores peligros por lo que influye en su estilo de juego. Lo sabe Sergio Scariolo:

"Italia es un equipo estelar, justo lo que menos nos conviene. Es un conjunto muy perimetral y sacan a los grandes a jugar por fuera. Tienen una forma de jugar atípica (...) Debemos tener mucha atención y concentración para no despistarnos. Italia puede poner a cinco grandes tiradores en pista y resolver en el uno contra uno. No hay que conceder el más mínimo espacio porque cualquiera de ellos puede hacer mucho daño".

Todos los focos apuntan a Gallinari cuando se busca un líder en el equipo italiano; él es la principal amenaza. Puede alternar las posiciones de alero y ala-pívot, pero en la selección juega casi a tiempo completo por dentro, lo que le convierte en un jugador muy peligroso ante España. Tiene perfil similar al de Nemanja Bjelica, que en la primera jornada hizo mucho daño a la selección española. "Va a ser la guerra", ha avisado Gallinari sobre lo que queda de primera fase.

Eurobasket

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios