VICTORIA CULÉ POR 78 A 77

El fallo del Real Madrid sobre la bocina: habrá cuarto partido en la final ACB

En el segundo partido, Jaycee Carroll metió un triple decisivo. En el tercero, el tiro de Trey Thompkins no entró y el Barcelona se llevó la victoria tras una remontada final

Foto: El tiro final de Trey Thompkins en el FC Barcelona Lassa-Real Madrid que no entró. (ACB Photo / D. Grau)
El tiro final de Trey Thompkins en el FC Barcelona Lassa-Real Madrid que no entró. (ACB Photo / D. Grau)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Tras el segundo partido de la final de la Liga Endesa, Svetislav Pesic hizo de menos la victoria del Real Madrid al decir que había sido suerte. No piensa lo mismo del tercero, o al menos no lo dijo, pero el desenlace fue muy parecido. Un equipo que fue por detrás la mayor parte del partido y que acabó remontando en los minutos finales. Lo que el lunes le entró a Jaycee Carroll, este miércoles se le salió a Trey Thompkins. Su tiro rebotó en el aro y la victoria se la llevó el FC Barcelona Lassa (78-77), que el viernes tendrá la oportunidad de forzar el quinto partido.

El Real Madrid tuvo dos opciones de ganar el partido en los últimos segundos gracias a un error de Adam Hanga que le regaló una posesión extra. Con 29 segundos por jugarse, Sergio Llull fue el encargado de jugársela. Botó y botó hasta que decidió penetrar, pero fue bien defendido y su tiro no estuvo ni cerca de entrar. El balón llegó a Hanga, que fue bien presionado por Ayón y acabó perdiendo el balón junto a la línea de fondo.

Quedaban 10 segundos y el Madrid dispuso de una nueva opción. Esta vez el balón estaba en manos de Facundo Campazzo, que si el Madrid gana la final tiene muchas opciones de llevarse el 'MVP'. El argentino penetró pero tampoco pudo sacar un buen tiro y soltó el balón como pudo mientras caía. Rudy intentó cogerlo pero solo llegó a tocarlo. Lo mismo sucedió con Carroll. El único que pudo atraparlo fue Thompkins, que tiró de inmediato, pero el aro escupió el balón tras tocar en el tablero.

La perfección en la ejecución y la sangre fría que demostró el Real Madrid en el final del segundo partido no apareció en el tercero. Las dos últimas jugadas madridistas fueron penetraciones poco claras y bien defendidas por el Barcelona, que cerró bien el aro y evitó que el Madrid echara por tierra lo que había sido una gran reacción final. A dos minutos y medio para el final, el Barça perdía por seis (71-77) tras un triple de Campazzo. A partir de ahí el Madrid no volvió a anotar: falló los cuatro lanzamientos que intentó.

La canasta de Chris Singleton que le dio la victoria al Barcelona ante el Real Madrid. (ACB Photo / D. Grau)
La canasta de Chris Singleton que le dio la victoria al Barcelona ante el Real Madrid. (ACB Photo / D. Grau)

El Barcelona, en cambio, estuvo mucho más lúcido. Kuric metió un triple, Heurtel anotó una canasta de dos y Singleton metió la canasta de la victoria, una penetración en la que se fue con todo hacia el aro y chocó con Ayón, que no pudo evitar que anotara.

Viendo los dos últimos dos partidos de la final, cuesta creer que el primero se decantara de manera tan clara para el Real Madrid. El Barcelona tiene más argumentos para plantarle cara, sobre todo a través de Thomas Heurtel. El base francés, cuya continuidad en el equipo azulgrana está en el aire, es uno de los jugadores que más daño le ha hecho al Real Madrid en los últimos años. Este miércoles anotó 21, dio cuatro asostencias y mantuvo a su equipo con opciones cuando el Madrid parecía que se escapaba.

El fallo del Real Madrid sobre la bocina: habrá cuarto partido en la final ACB

El equipo madridista llegó a ganar por once puntos en el tercer cuarto, pero igual que le pasó al Barcelona en el segundo partido, no supo o no pudo gestionar esa ventaja y en los minutos finales falló demasiado en ataque y en defensa. Esta vez, eso que Pesic llamó suerte y Laso fe, fue azulgrana.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios