el triple de carroll contra el barcelona

"No sé qué pasa'. Estoy tirando bien, no sé qué pasa". El mal sueño de Jaycee Carroll

"Ese tiro lo queremos para Carroll", dijo Pablo Laso. El jugador del Real Madrid explicó su preocupación en las últimas semanas por su mala racha desde la línea de triple

Foto: Jaycee Carroll tumbado en el sueño tras el final del Real Madrid-FC Barcelona de este lunes. (ACB Photo / Emilio Cobos)
Jaycee Carroll tumbado en el sueño tras el final del Real Madrid-FC Barcelona de este lunes. (ACB Photo / Emilio Cobos)

"No me lo creo, no me lo creo", repetía Jaycee Carroll rodeado de micrófonos en el parqué. Acababa de darle la victoria al Real Madrid ante el FC Barcelona Lassa en el segundo partido de la final de la Liga Endesa con un triple que ocupará un lugar destacado en la historia del club y de la ACB. Como en 2005, un triple coronó una improbable remontada. El autor de aquella canasta fue Alberto Herreros, que entonces tenía la misma edad que tiene ahora Carroll: 36 años.

Hay diferencias entre las dos acciones: una decidió el título y la otra, un partido de la final. Pero si el Madrid termina levantando el trofeo, y está muy cerca de hacerlo, pues ningún equipo ha remontado un 2-0 en contra, esta liga también tendrá apellido. Aquella es la liga de Herreros y esta estará unida por siempre a Carroll si no sucede algo todavía más excepcional en el resto de la final.

El Real Madrid entró en la última jugada con pocas opciones de ganar el partido y salió con más de medio título. Sergio Llull falló el segundo tiro libre a nueve segundos del final, pero Rudy Fernández cogió el rebote (¿entró antes de tiempo a la zona? Eso parece). El balón volvió de inmediato a las manos de Llull (¿cometió pasos? Eso parece), que esta vez no intentó ser el héroe y pasó el balón a Carroll, que dribló a Víctor Claver con un bote y se levantó para anotar de tres. Fue una exhibición de sangre fría cuando más caliente estaba el partido.

"Es increíble la última jugada. Tuvimos que hacer muchas cosas bien. Un rebote de Rudy bien luchado. Al final yo estaba pensando que Sergi (Llull) iba a tirar de dos para empatar el partido y levanté las manos. Me pasó el balón y... vale. Pensé: un tiro para ganar. Y entró. Pura alegría en la pista", relató Carroll en rueda de prensa. Cuando entró, pensé: 'Vale, vale, queda un poco de tiempo, que no meta Hanga ese triple desde medio campo'. Siempre está ese miedo. Pero después cogí el balón y me fui corriendo como loco y me caí y mis compañeros se echaron encima (...) Nos falta una victoria más".

"Dentro de las chapas que les doy mis jugadores, los 16 jugadores queremos que llegado el caso de un último tiro, queremos que la meta o la falle Carroll", dijo Pablo Laso. "Todo el equipo ha sido capaz de luchar el rebote, mirar el tiempo, botar, buscar y pasar a Carroll. Ese tiro lo queremos para Carroll y esa es la fuerza del equipo".

La llamada a su padre

Nada más terminar el partido, un eufórico Facundo Campazzo dijo en 'Movistar': "La madre que lo parió". Su compañero, en cambio, se acordó de su padre, a quien llamó hace unos días para contarle que no encontraba explicación a sus problemas en el lanzamiento. "Llevo varias semanas pensando: 'No sé qué pasa, no sé qué pasa. Creo que van a entrar. Voy a seguir haciendo los tiros que siempre hago", contó Carroll. "Llevo semanas entrenando bien, tirando con algunos de los entrenadores. Llamé a mi padre y le dije: 'No sé qué pasa'. Estoy tirando bien, no sé qué pasa'. Y, por fin, hoy ha entrado".

En los tres partidos anteriores, Carroll había metido solo uno de sus seis triples. Comenzó muy bien los 'playoffs', con un 5/10 en la eliminatoria de cuartos de final ante el BAXI Manresa. Siguió a buen nivel en el primer encuentro de semifinales contra el Valencia Basket (2/5), pero entonces empezó a fallar. El 5/10 contra el Barcelona es su segunda mejor marca de la temporada, solo superada por el 6/11 ante el Morabanc Andorra en la séptima jornada de la Liga Endesa. Ese partido lo terminó con 32 puntos, su mejor anotación del curso. La segunda mejor son los 25 del segundo partido de la final.

A diferencia de Herreros, que puso punto final con aquel triple al Baskonia, a Carroll le queda todavía un año de contrato. A principios de temporada amplió un curso más su vinculación, que terminará en 2020, nueve años después de su llegada al Real Madrid. A veces no se le nombra cuando se señala a los grandes protagonistas de la era Laso, pero ha sido tan importante como el que más aunque fuera con un papel secundario.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios