el equipo madridista debuta este viernes

Por qué es tan 'odiado' el Real Madrid en la Copa del Rey

Cada año, la Copa del Rey se convierte en un siete contra uno del que el Real Madrid suele salir airoso. Su dominio deportivo y su poderío económico, principales motivos

Foto: El Real Madrid-Movistar Estudiantes cierra este viernes los cuartos de final de la Copa del Rey de baloncesto. (EFE)
El Real Madrid-Movistar Estudiantes cierra este viernes los cuartos de final de la Copa del Rey de baloncesto. (EFE)

Este viernes, cuando el Real Madrid y el Movistar Estudiantes estén jugando el último partido de los cuartos de final de la Copa del Rey, la mayoría de los aficionados que llenen el pabellón irá con el equipo colegial. No porque todos sean simpatizantes del Estu, aunque habrá muchos porque el torneo se juega en Madrid, sino porque se les unirán los miles de seguidores de los otros seis equipos. Es una escena que se repite cada año: todos contra el Madrid. En la cancha, gracias al dominio del equipo en la última década, y también en la gradas.

Es algo con lo que convive el Madrid, que juega casi siempre en un ambiente hostil y no neutral, como cabría esperar en un torneo como este, pero también sus aficionados, casi siempre en minoría. Lo habitual desde la llegada de Pablo Laso es que sean ellos los que acaben riendo los últimos, pero la situación está lejos de ser la ideal. La peña Los Ojos del Tigre, con más de 25 años de experiencia animando al Madrid, lo califica como algo "francamente desagradable".

La afición del Unicaja, este viernes, en el WiZink Center de Madrid. (ACB Photo)
La afición del Unicaja, este viernes, en el WiZink Center de Madrid. (ACB Photo)

En la grada, el Madrid está en minoría

Esa animadversión que muestran las aficiones dentro de los pabellones no se traslada fuera. Si de algo puede presumir la Copa es de la convivencia pacífica de los miles de aficionados que acuden cada año al mejor torneo de baloncesto que hay en Europa. Pero dentro del pabellón es diferente. Eso ha llevado a situaciones tan reprobables como cuando hace dos años, en Vitoria, el equipo infantil del Madrid fue pitado al recoger el título de la Minicopa.

Antes le habían cantado en alguna ocasión el "¡Era campo atrás!", cántico nacido ese mismo fin de semana y que se ha convertido en una especie de himno del rechazo al Real Madrid. Cantarlo es la manera más sencilla que tienen todas las aficiones para mostrar su rechazo, aunque más de una vez, con buen humor, también lo ha cantado la afición madridista, lo que le ha quitado fuerza.

La antipatía hacia el Real Madrid se ha hecho tan patente durante las Copas del Rey que otro gigante como el FC Barcelona ha quedado al margen, lo que indica que el dominio deportivo del equipo que dirige Laso es un poderoso motivo para que las aficiones rivales se unan en su contra. Pero no es la única razón. El Real Madrid ya era odiado antes de la era Laso.

Gritos contra Navarro

"Tienen un club de fútbol detrás que es muy potente y no se puede competir contra ellos", dice Paco, aficionado del Unicaja Málaga que no cree que cada Copa del Rey sea un siete contra uno, sino un seis contra dos. "El baloncesto hoy en día es dinero. Unicaja tiene un banco detrás que aporta, pero menos. Madrid y Barcelona tienen presupuestos incomparables con ningún equipo. No hay equidad", opina en la 'fan zone' situada en la avenida Felipe II horas antes del partido de su equipo.

Tiene razón este malagueño en los del seis contra dos. El Barcelona se llevó una gran pitada en su presentación antes de jugar contra el Valencia Basket. El más pitado fue Ante Tomic, con pasado en la capital. Un grupo de aficionados madridistas también tiró de clásicos como "¡Navarro, vete al teatro!" y "¡Fuera, fuera!" durante el homenaje recibido por el exjugador en el descanso del partido. Se quedaron solos mientras el resto se ponía en pie y aplaudía, pero demostraron que para ellos la rivalidad está por encima que el reconocimiento a una leyenda. Homenajear a Navarro delante de aficionados del Real Madrid y en Madrid no era la mejor opción, pero el marco de la Copa se prestaba al acto por parte de la ACB.

Según datos de la ACB, el Real Madrid será el equipo con más aficionados en las gradas durante esta Copa del Rey

El Madrid, el equipo con más abonos

Este año, la afición del Real Madrid será la más numerosa, pero volverá a estar en minoría. La ACB solo dio 170 abonos a cada equipo, pero sus aficionados compraron más. Según datos de la liga, no habrá ningún equipo con menos de 350 aficionados en las gradas del WiZink Center y el Madrid será el más representado, con 3.500. Le seguirá el Kirolbet Baskonia, con unos 2.000 (a estos sí se les vio este jueves; los madridistas estaban más camuflados). El resto estará por debajo, aunque cuesta creer que el Estu no cuente con más apoyo.

El Madrid es a la vez un equipo admirado por su juego y odiado por su dominio, sobre todo por las aficiones de aquellos equipos con opciones de luhar por los títulos, véase Baskonia. La numerosa afición baskonista ya mostró su rechazo al Madrid durante el Barça-Vallencia. Este viernes volverá a hacerlo en el último partido de cuartos de final. Los vitorianos, después de ver jugar a su equipo contra el Divina Seguros Joventut, animarán al segundo equipo de casi todos: el rival del Real Madrid, en este caso el Estudiantes.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios