ocupará la plaza del anfitrión

Por qué el Estudiantes va a jugar la Copa del Rey si está luchando por no descender

El Movistar Estudiantes regresa a la Copa del Rey cinco años después de su última participación. Está luchando por no descender, pero ocupará la plaza del anfitrión

Foto: Los jugadores del Movistar Estudiantes celebran su clasificación para la Copa del Rey.(ACB Photo / E. Candel)
Los jugadores del Movistar Estudiantes celebran su clasificación para la Copa del Rey.(ACB Photo / E. Candel)

La elección de Madrid como sede de la Copa del Rey 2019 provocó una situación insólita en la Liga Endesa: que dos equipos que luchaban por alejarse de los puestos de descenso lo hicieran a la vez por clasificarse para el torneo. En la recta final de la primera vuelta, Movistar Estudiantes y Montakit Fuenlabrada pelearon por la supervivencia y el placer al mismo tiempo. El premio se lo llevó el Estudiantes, que ganó el Delteco GBC por 86-62 mientras el Fuenlabrada perdía ante el Iberostar Tenerife por 96-65.

El Estudiantes sacó el billete para la Copa con seis victorias, una más que el UCAM Murcia, que cerró la primera vuelta en puestos de descenso. Los mismos triunfos que el equipo colegial tiene el Fuenlabrada, a quien supera en la clasificación por tener un mejor 'basket average' general. La victoria ante el Real Madrid en el derbi hace dos semanas resultó clave para lograr la clasificación.

La explicación de esta situación tan poco habitual está en la elección de la sede del torneo, que se jugará entre el 14 y el 17 de febrero en el WiZink Center. El pabellón es propiedad de la Comunidad de Madrid, institución que paga el canon a la ACB. La Copa la juegan los siete primeros clasificados y el anfitrión. Es más habitual que el equipo local esté entre los ocho primeros, pero no siempre es así. En 2016, el Obradoiro jugó como anfitrión la edición de A Coruña tras acabar 14º la primera vuelta y el Herbalife Gran Canaria entró como 9º hace un año. La de Zaragoza en 2005 fue la última edición sin equipo local.

El lío con el Fuenlabrada

Que sea la Comunidad de Madrid la que paga garantizaba una plaza de anfitrión para un equipo madrileño, y eso incluía a los dos de la capital (Real Madrid y Estudiantes) y al Fuenlabrada. Eso, que parece lógico, no siempre fue así. En 2006, la primera Copa del Rey organizada en el Palacio de los Deportes tras su reconstrucción estuvo rodeada de polémica porque se excluyó al equipo del sur de Madrid. Al final de la primera vuelta de la temporada 2005-2006, el Fuenlabrada era octavo, el Real Madrid noveno y el Estudiantes décimo. De los tres, el que jugó la Copa como anfitrión fue el equipo madridista.

La Comunidad de Madrid se defendió aludiendo a la literalidad de la norma, que todavía hoy solo contempla como anfitrión al equipo de la ciudad designada como sede. Lo mismo sucedió en las temporadas 2008-2009 y 2010-2011, cuando el Fuenlabrada acabó la primera vuelta por delante del Estudiantes, pero fue el equipo colegial el que jugó la Copa en ambas ocasiones.

Esta vez el gobierno regional exigió que la plaza de anfitrión fuera para el mejor equipo madileño fuera de los siete primeros y que se tuviera en cuenta a los tres, lo que en la práctica era asegurar la presencia de dos equipos locales, pues las posibilidades de que el Real Madrid no se clasificara entre los siete primeros eran muy pequeñas.

No fue fácil que la ACB lo aprobara. Al tratarse de algo que no recogen los estatutos de la competición, la propuesta tenía que ser apoyada por tres cuartos de la Asamblea (14 votos a favor). En su reunión de mayo, los clubes la rechazaron con solo 13 votos favorables. Como las normas de la liga no permiten repetir una misma votación hasta la siguiente temporada, el asunto no se trató de nuevo hasta julio, ya con los recién ascendidos Breogán y Manresa. De los 18 clubes, 16 votaron a favor. Solo Barcelona y Baskonia lo hicieron en contra.

Quejas en Manresa

El Manresa es el principal perjudicado, pues ha terminado la primera vuelta octavo. Si el anfitrión fuera el Real Madrid, que ha acabado entre los siete primeros, el equipo manresano estaría el mes que viene en el torneo. "No vamos a la Copa pues... por lo que no vamos. Hay otros que irán con bastantes menos victorias", dijo a Movistar el técnico del Baxi Manresa, Joan Peñarroya.

El cambio en el sistema de clasificación dio al Fuenlabrada la opción de poder jugar una Copa del Rey en casa (o muy cerca de ella) por primera vez. No lo consiguió, pero al menos sí pudo intentarlo en igualdad de condiciones que el resto de equipos de la comunidad. Sí la jugará el Estudiantes, que por unos días podrá liberarse de la angustia de la lucha por evitar el descenso.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios