Pau Gasol pone el punto final a una carrera de ensueño: "No quería irme en muletas"
  1. Deportes
  2. Baloncesto
Adiós a una leyenda

Pau Gasol pone el punto final a una carrera de ensueño: "No quería irme en muletas"

El mejor jugador de la historia del baloncesto español ha anunciado su retirada rodeado de su familia y de numerosos compañeros de pista, en un emocionante acto en Barcelona

placeholder Foto: Pau Gasol, emocionado durante su despedida. (Reuters)
Pau Gasol, emocionado durante su despedida. (Reuters)

En 1995, Pau Gasol tenía 15 años y medía 1,95 metros. Jugaba en el CB Cornellà Cadete A y llamó la atención de los ojeadores del Fútbol Club Barcelona. Apenas meses más tarde, aquel jovencito espigado y delgado llegó a medir 2,04 metros. Era solo el inicio de su estirón, ese que se había retrasado unos años. 26 años más tarde, Pau pone el punto y final a una carrera plagado de éxitos individuales y colectivos en el baloncesto español. “Estoy aquí para anunciaros que me retiro del baloncesto profesional, es una decisión difícil y meditada, quería acabar jugando y disfrutando, no con muletas. Muy agradecido por haber podido hacerlo en el Barça y por poder disputar mis quintos Juegos Olímpicos con la Selección”, ha asegurado Gasol, emocionado durante toda la rueda de prensa celebrada en el Gran Teatre del Liceu. El adiós de una leyenda del deporte.

Foto: Pau Gasol, durante los Juegos Olímpicos. (EFE)

Afeitado para la ocasión, vestido de traje y rodeado de su familia, tanto de la sangre (su mujer, Catherine, su hija, sus padres, Agustí y Marisa, sus hermanos, Marc, Adrià…) como la formada en la pista (Carlos Navarro, Sarunas Jasikevicius, Felipe Reyes, Rudy y Marta Fernández, Raül López, Jorge Garbajosa…) Pau había congregado a la prensa sin destapar el motivo concreto, pero hasta él ha bromeado sobre la evidencia: “Ya os imagináis por qué estamos aquí”.

Pau Gasol anuncia su retirada del baloncesto

Pau Gasol ha querido recordar como en mayo de 2019 tuvo que pasar por quirófano. No se imaginaba que ya había disputado el que sería su último partido en la NBA, “firmamos con Portland con el deseo ambicioso de jugar en 6 meses, hasta que apareció otra línea de fractura en el mismo hueso... Decidimos hacer otra operación en el escafoides para mejorar mi salud”. Entonces llegó el reto más duro al que el pívot se enfrentó durante su carrera: regresar a las pistas después de dos años de ausencia. Lo conseguiría tanto en el Barcelona como en la Selección, nada menos que en unos Juegos Olímpicos: “Hablando con Saras, pude contribuir al equipo de forma inesperada. He hecho amistad con muchos jugadores. He tenido la oportunidad de jugar otra vez con La Familia, poder simplemente jugar fue un gran éxito".

Las lágrimas de Pau Gasol al nombrar a Kobe Bryant

Es imposible recordar la carrera de Pau Gasol en la NBA sin señalar a Kobe Bryant. Un rival, un compañero, un mentor y hasta un hermano para el español. Como no podía ser de otra manera, el pívot ha querido poner en valor a todas las personas que han influido en su trayectoria hasta ser considerado uno de los mejores jugadores FIBA de toda la historia. El momento más delicado ha llegado al nombrar a su amigo, tristemente fallecido el pasado 26 de enero de 2020 en un accidente de helicóptero, que también le costó la vida a su hija Gigi. “Me gustaría hacer mención especial a mi compañero Kobe Bryant, pero así es la vida... es muy injusta a veces. Le echamos de menos a él y a Gigi. Me enseñó a ser un mejor líder, un ganador, y siempre lo he considerado un hermano mayor”, ha afirmado con lágrimas en los ojos.

Foto: Kobe y Pau, en un mural en Los Angeles. (Reuters)

No ha sido el único amigo del que se ha acordado el protagonista de la jornada. “Agradezco a los aficionados que siempre me han apoyado, cuando el pabellón vibra te hacen sentir muy especial. Quiero agradecer también a todos los fisios, entrenadores, utilleros, patrocinadores… por todo el trabajo que habéis hecho. Entre ellos, Pepe Casal (preparador físico), que me ayudó durante diez años hasta llegar la NBA, o a Juan Carlos (Navarro). Talentos como el tuyo se han visto pocos en una pista de baloncesto. Tú me fuiste abriendo la vida, siendo mi amigo. Muchas gracias, de corazón, has sido un referente”, confesaba Gasol.

Marc, que todavía no ha desvelado qué pasará con su futuro (suena con fuerza una última experiencia deportiva en el Girona, club de LEB Oro que el mismo preside), asistía a las palabras de cariño por parte de su hermano: “También tengo el recuerdo de mi hermano Marc, que siempre me ayudó para poder competir… Tu colaboración siempre ha sido muy especial. Éramos dos niños jugando en la canasta de detrás de casa”.

El futuro de Pau apunta a los despachos

"Ahora hay que rellenar el hueco que deja el baloncesto. Llevo años preparándome para este momento. Leí hace tiempo que el precio de la grandeza es la responsabilidad. He intentado ser lo mejor posible. Si asumes ese rol de líder, de grande, tienes que asumir ciertas responsabilidades. Eso es lo que quiero hacer de ahora en adelante: devolver a la sociedad parte de lo que me he dado”, ha explicado Pau sobre su futuro, “ya sea en el COI (Comité Olímpico Internacional), como asesor y embajador del Barça, una posición que es muy importante, como el miembro del CADE (Consejo Asesor del Deporte Español), en la academia de baloncesto…”.

placeholder Pau Gasol, junto a su hija. (Reuters)
Pau Gasol, junto a su hija. (Reuters)

El mejor jugador de la historia de España tampoco ha descartado la opción de entrenar en un futuro, aunque apunta a la zona técnica. “Es algo que requiere mucha dedicación, le puedes preguntar a cualquier entrenador de los que hay aquí”, contestaba Pau, haciendo mención a Jasikevicius, que esa misma noche dirige al Barcelona en Zaragoza, “yo busco la versatilidad de inquietudes, soy exigente. Voy a explorar el ser consultor o la vía ejecutiva, con un nivel alto de dedicación pero con algo más de flexibilidad. Intentaré tocar algunas puertas en equipos de la NBA… Ahora empieza una etapa de aprendizaje”.

De momento, se centrará en su papel como miembro de la Comisión de Atletas del COI, por lo que le toca "aprender y escuchar, entender cómo funciona". "Ya he tenido reuniones en el COE y quiero conocer la opinión de los atletas. Tengo que saber cómo están y cómo se sienten", ha insistido.

Foto: Pau Gasol realiza un mate durante los Juegos Olímpicos de Tokio. (Reuters)

Pau Gasol se ha tomado varios meses en esta meditada decisión de retirarse. El pívot ya anunció su adiós a la Selección Española de Baloncesto en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde el equipo de Sergio Scariolo cayó en cuartos de final frente a la todopoderosa Estados Unidos. El Barcelona le había abierto la puerta a continuar un año más defendiendo los colores del equipo -e incluso tener una nueva oportunidad para asaltar la Euroliga, el único título que se escapa en su palmarés y que casi consigue en la pasada final perdida en Colonia-, pero el peso de la familia ha sido decisivo para Pau. El catalán tiene una hija de apenas un año que ha acabado por deshacer ese empate técnico que le ha tenido deshojando la margarita. “Yo quería estar bien físicamente para poder jugar con mi familia como mis padres hicieron conmigo, los médicos me dijeron que podía ir mal la cosa y que solo pudiera nadar o ir en bicicleta”, explicaba, poco después de coger en brazos a su pequeña.

“Que me recuerden como alguien que lo ha dado todo, que lo ha hecho lo mejor posible y que se ha entregado. Está muy bien jugar como he jugado hasta los 41 años. Estoy muy agradecido de haber tenido la carrera que he tenido”. Tres Eurobaskets, un Mundial, dos anillos de la NBA, dos platas y un bronce olímpicos... Los agradecidos somos nosotros.

Pau Gasol Selección Española de Baloncesto Baloncesto
El redactor recomienda