VALDEMORO FELICITA A SU SUCESORA

La efímera épica de Anna Cruz: "Será noticia durante dos días y después, nada"

Es el sexto anillo para España después de los tres de Valdemoro y los dos de Pau Gasol. Pese a este hito, la popularidad con la que cuenta Anna Cruz es escasa, quién sabe si a partir de ahora aumente

Foto: Anna Cruz durante el tercer partido de la final de la WNBA (AP).
Anna Cruz durante el tercer partido de la final de la WNBA (AP).

“Nada. Será noticia durante dos días y después nada”. Este jueves, Amaya Valdemoro desprendía una “alegría inmensa” porque su amiga y excompañera Anna Cruz se había convertido en su heredera ganando un anillo de la WNBA, la mejor liga del mundo de baloncesto, en este caso con las Minnesota Lynx. España sólo tiene a estas dos jugadoras con tal honor y, sin embargo, la proeza no se traduce en términos de popularidad ni comercial. “Seguro que no tendrá ninguna marca detrás para que quiera ser su imagen a pesar de lo que ha conseguido”, que es hacer historia para el deporte español.

La reflexión de Valdemoro a El Confidencial invita a comparar la popularidad de la que gozan los hermanos Gasol u otros ÑBA como Ricky Rubio o José Manuel Calderón con la de esta joven de Badalona que a finales de este mes cumplirá 29 años. Fuera de un entorno de baloncesto, ¿quién es Anna Cruz? “Es una grandísima persona que no tiene el nombre que se merece porque es muy humilde, no le gusta llamar la atención, salir la primera en las fotos o hacer ruido en redes sociales. Eso sí, en la cancha no se esconde” y quien la haya visto sabrá que, por ejemplo, fue 'culpable' directa del bronce logrado por España en el pasado EuroBasket cuando en cuartos ante Montenegro, a falta de 9 segundos, cogió la pelota para hacer un 2+1 que fue decisivo en el 75-74 final. Influyó tanto como en la final de Copa que el Rivas ganó al Ros Casares en 2011.

Y también hizo lo propio en el tercer partido (de cinco) de esta final ante casi 17.000 personas, que ganó Minnesota sobre la bocina siendo Anna más que una alternativa de la base titular con 10 tantos, 5 asistencias y 2 robos en 31 minutos de juego: “Cruz penetró a canasta cuando lo necesitamos y anotó algunos grandes tiros desde media distancia cuando lo necesitamos”, apuntó su entrenadora Cheryl Reeve.

Gracias a su descaro y protagonismo en pista -que evita fuera de la cancha-, unido a su habilidad e inteligencia, ha logrado un palmarés formado por dos Copas de la Reina, este anillo de la WNBA, dos bronces europeos y una plata y un bronce logrados en el Mundial de Turquía en 2014 y de República Checa en 2010, respectivamente. De su buen hacer, dentro de EEUU, han dado cuenta no sólo en las Lynx, también las Liberty de Nueva York, siendo la única española en jugar en dos franquicias norteamericanas.

Ahora a su casa, en Rusia

España, pese a tener al baloncesto como un deporte de masas, sólo ha logrado conquistar con tres personas el anillo de la canasta en EEUU, el país más difícil donde hacerlo: Pau Gasol (en dos ocasiones), Amaya Valdemoro (tres) y Anna Cruz. ¿Cambiará la vida de esta catalana el anillo logrado? ¿Puede permitirse el lujo de seguir centrada en el baloncesto norteamericano? “¿Es una pregunta o un comentario? Ahora Anna volverá a su equipo de Rusia, el Nadezhda, en Oremburgo, ciudad situada a 1.400 kilómetros al este de Moscú. A dos horas de avión desde la Plaza Roja y 18 horas en coche, un tiempo algo menor de lo que a priori durará su protagonismo en su país natal.

Una noche de verano en la madrileña Plaza de Castilla, Pepu Hernández, rodeado de los campeones del Mundo de 2006, pronunció una frase ya célebre: “Os voy a decir una palabra. Y escuchadla bien porque va a ser una palabra muy importante: ba-lon-ces-to”. Anna, con muchos menos decibelios y sin altavoz, ha incluido su nombre en esa reivindicación.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios