eliud kipchoge lo intentará en octubre

¿Qué come el mejor maratoniano de la historia? La dieta para bajar de las 2 horas

El próximo mes de octubre, el Kipchoge volverá a intentar bajar de las dos horas. Contará con la ayuda de los tres hermanos Ingebrigtsen como liebres

Foto: Eliud Kipchoge está convencido de que va a bajar de las dos horas en maratón. (Reuters)
Eliud Kipchoge está convencido de que va a bajar de las dos horas en maratón. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Eliud Kipchoge no se conforma con tener el récord del mundo de maratón, quiere ser la primera persona en bajar de las dos horas. Lo intentó en mayo de 2017 y se quedó cerca y volverá a la carga el próximo mes de octubre en Viena (Austria). Todo, desde el trazado hasta el calzado, está pensado para maximizar las opciones de bajar de esa mítica barrera. También las 'liebres', entre las que estarán atletas de primer nivel. Entre ellos, los hermanos Ingebrigtsen.

El intento tendrá lugar entre el 12 y el 20 de octubre. No hay un día fijado, seré cuando se den las mejores condiciones. Como en Monza (Italia) hace dos años, la IAAF no validará el resultado, sea cual sea, porque la carrera no cumplirá con la normativa. Pero eso es lo de menos para Kipchoge y para las marcas que patrocinan el evento. El reto, esta vez, tiene como principal impulsor a Ineos, la multinacional de los productos químicos que desde hace unos meses también patrocina al antiguo Sky de ciclismo.

"Creo que se trata de historia, de dejar un legado. No se trata de hacer un récord mundial, eso ya lo he hecho. Esto es para la humanidad", dijo Kipchoge este miércoles. "Es como pisar la luna, subir la montaña más alta e incluso ir al medio del océano. No tengo dudas en absoluto".

De nuevo, un coche marcará el ritmo en un circuito de 9,6 km con el 90% de su recorrido en línea recta. Habrá 30 liebres que se irán turnando para llevar a Kipchoge lo mejor posible. Entre las 30 liebres que le ayudarán estarán los tres hermanos Ingebrigtsen: Henrik, Filip y Jakob), según confirmaron ellos a la televisión noruega 'NRK'. El más joven de todos, Jakob, fue campéon de Europa de 1.500 y 5.000 hace un año en Berlín. "El maratón ya no es visto como un deporte individual. El equipo está ahí y gracias a la ayuda de las 'liebres' seré capaz de romper la barrera de las dos horas", dijo Kipchoge.

La dieta

El keniano explicó que su entrenamiento marcha bien, que se levanta cada día antes de las seis de la mañana y que corre 200-220 kilómetros cada semana. "Lo que ha cambiado es la preparación mental. Estoy realmente mejor preparado mentalmente y esta vez sé lo que sucederá. Ciertamente me siento bien", comentó el atleta, que en septiembre de 2018 batió en Berlín el récord del mundo de maratón y lo dejó en 2:01.39.

Kipchoge solo ve a su familia, que reside en el municipio colindante de Eldoret, los fines de semana. El resto del tiempo convive con otros atletas del equipo NN Running en el campamento de Kaptagat, donde las habitaciones son dobles y "ni tan siquiera hacen falta los cuchillos", explicó a 'Efe' Marc Roig, fisioterapeuta del equipo, "porque siempre se come lo mismo". "Arroz con alubias por el almuerzo e ugali (masa de maíz muy habitual en Kenia) con carne o vegetales por la noche. Es monotonía pura y dura que a nosotros nos costaría mucho aguantar, pero que para ellos son condiciones similares a las que vivían en sus casas", describió Roig.

"Algunos creen que es imposible. Respeto su opinión, pero deberían respetar la mía. Mi equipo y yo creemos que es posible. Demostraremos que se equivocan", dice desafiante el mejor maratoniano de la historia. Hace dos años, el keniano se quedó a 26 segundos. "Era como un boxeador que se sube al ring y no sabe lo que va a pasar. Pero ahora estoy preparado sé lo que pasará", dice Kipchoge.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios