ayudas a la maternindad del csd

El error (de otros) que deja a la atleta Isabel Macías sin 7.000 euros tras ser madre

Los requisitos de las ayudas por maternidad para 2017 exigen ser atleta de elite en agosto de 2018. Isabel Macías, que tuvo un hijo el año pasado, perdió esa condición en junio

Foto: Isabel Macías (i) en una imagen de archivo durante una competición nacional. (EFE)
Isabel Macías (i) en una imagen de archivo durante una competición nacional. (EFE)

La atleta Isabel Macías (Zaragoza, 1984) sabía que interrumpir su carrera para ser madre iba a tener consecuencias. Le sucede a cualquier mujer deportista, incluso a estrellas mundiales, por eso no muchas deciden dar ese paso. Prefieren aparcar la maternidad para cuando se retiren. "Estamos metidos en objetivos a corto plazo. Solo piensas: este verano hay Europeo, el año que viene el Mundial, luego Europeo, otro Mundial... A los atletas se nos hace un mundo perdernos cuatro meses de una temporada. Imagina nueve. Más la recuperación", dice Macías.

Ella retrasó su maternidad hasta finales del año pasado, mucho más tarde de lo que le hubiera gustado. Fue madre en noviembre de 2017 y unos meses después se operó de una endofibrosis en la arteria ilíaca que hacía tiempo que le impedía rendir al máximo. Era consciente de que entre una cosa y otra, el camino para volver iba a ser largo y difícil. Pero ahora se ha complicado más. La pérdida de la condición de deportista de alto nivel le impide solicitar las ayudas a mujeres deportistas que otorga el Consejo Superior de Deportes (CSD). Unos 3.000 euros por el nacimiento de su hijo.

La convocatoria del CSD (puedes leerla aquí) tiene como objeto "la concesión de ayudas a mujeres deportistas con licencia federativa en vigor que hayan sido madres en 2017; que tengan hijos menores de 3 años a cargo de personal cuidador o en centros educativos infantiles a lo largo de 2018; y/o que estén recibiendo formación académica reglada referida al curso académico 2017-2018, todas ellas con el fin de facilitar la conciliación de su vida deportiva y personal". Pero uno de los requisitos es que la deportista debe ostentar la condición de deportista de alto nivel en el momento de finalización del plazo de presentación de solicitudes. En este caso el 15 de agosto. Pero Macías perdió esa condición el 2 de junio. Los deportistas de alto nivel no lo son para siempre. Tiene que cumplir unos requisitos dependiendo el deporte. Macías disfrutó de esa condición durante cinco años, hasta hace un par de meses. Y en 2017, por el embarazo, no pudo hacer méritos para renovarla.

"Estar haciendo un esfuerzo para volver al alto rendimiento y encontrarte con cosas como esta que te queman", lamenta la atleta, que cree que la convocatoria está mal redactada. Dice que avisó al CSD desde su puesto de presidenta de la Comisión Mujer y Atletismo de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA). "Me dijeron que lo iban a valorar, pero ahí se ha quedado la cosa".

Sucede lo mismo con las ayudas destinadas a pagar la seguridad social de los deportistas, convocadas este año por primera vez (puedes leer la convocatoria aquí). El Real Decreto-Ley de 2015 para la comercialización de los derechos de televisión del fútbol obligó a los clubes de fútbol a ceder al CSD el 1,5% de sus ingresos. El 66% de ese dinero, 13,9 millones de euros, tiene como destino sufragar la protección social de los deportistas de alto nivel y financiar ayudas a los que participen en competiciones internacionales" (9,7 para el primer apartado y 4,2 para el segundo). La ayuda es, en parte, retroactiva, pues habla de las cuotas devengadas entre el 1 de julio de 2016 y el 31 de diciembre de 2018. Pero impone el requisito de ser deportista de alto nivel en el momento de solicitarla. Y la convocatoria no fue publicada por el BOE hasta el 5 de junio.

Isabel Macías fue olímpica en Londres 2012. (EFE)
Isabel Macías fue olímpica en Londres 2012. (EFE)

"Es una faena", dice Macías. "He estado de autónoma esos dos años pagando mi cuota como deportista. Mis compañeros van a percibir ese dinero. Y yo voy a perder 4.000 euros que se me podían reintegrar porque perdí la condición el 2 de junio. Le dije a la RFEA que no quiero que me paguen las cuotas que voy a seguir pagando hasta diciembre, pero sí que me paguen retroactivamente porque es una ayuda desde 2016".

"Con el cambio de Gobierno y todo el lío que ha habido, los presupuestos se han ido retrasando. Estas cosas suelen salir a principio de año, hasta junio una y julio la otra. Si se hubieran publicado (las dos ayudas) en marzo, habría tenido derecho. Pero igualmente está mal redactado. Yo era deportista de alto nivel durante todo el proceso del embarazo, durante toda la baja maternal, que al final es un año completo", denuncia.

En total, Macías calcula que dejará de ingresar unos 7.000 euros en "un momento crítico" de su carrera deportiva en el que sus ingresos son cero."Sería un colchón para seguir hasta febrero o marzo cuando hay campeonato de España y de Europa. Y te quitan esa subvención, ¿cómo lo intento?", se pregunta. La atleta aragonesa no quiere que le regalen la condición de deportista de elite, eso se lo tiene que ganar en la pista. Reclama unas ayudas que debería poder recibir, pero que ya da por imposibles. "Estoy recuperándome de la operación con un montón de ganas, y consiguen apagármelas".

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios