VUELVE DEL MUNDIAL CON LA MEDALLA DE BRONCE

Beitia sigue teniendo hambre: "Tengo ganas de ir a Zúrich a luchar por las medallas"

Ruth Beitia ha logrado la décima medalla de su carrera deportiva en Sopot. Pero la saltadora cántabra quiere más y ya mira al Europeo de Zúrich

Foto: Ruth Beitia, en la final del Mundial (Gtres).
Ruth Beitia, en la final del Mundial (Gtres).

Ruth Beitia ha logrado la décima en Sopot. Ya son diez medallas las que acumula en su carrera deportiva y sigue manteniendo la misma ilusión que el primer día, o, quizás, más. El bronce logrado en el Mundial de pista cubierta le ha sabido “muy bien”, tal y como reconoce en El Confidencial. A sus 34 años, la capitana del equipo español sigue recogiendo éxitos y todavía tiene ganas de más: “Queda mucho para Zúrich, pero tengo ganas de estar en ese Europeo”, asegura. Aunque está tranquila y disfrutando de una semana de reconocimientos, asegura que está deseando que llegue el lunes “para poner las zapatillas y empezar a entrenar”. Ese es el espíritu de una atleta veterana que no se rinde.

Está en el mejor momento deportivo de su carrera. Al Mundial de Sopot del pasado fin de semana llegaba como favorita y como la única opción real de medalla en Polonia. Y la cántabra cumplió las expectativas colgándose el bronce con un salto de 2,00 metros: “Estoy muy contenta, esta medalla es la décima de mi carrera deportiva. Me sabe muy bien. Me podía haber salido mucho mejor porque el 2,02 lo tuve ahí, pero no pudo ser. Me hubiese venido con récord de España y con la medalla de oro pero esta de bronce, con 34 años, me sabe fenomenal”, reconoce a este periódico.

 

Aunque está recién llegada de Sopot, Beitia ya piensa en entrenar. Está con mucha ilusión y quiere llegar a Zúrich en las mejores condiciones posibles: “Ahora estoy en mi semana de relax, atendiendo a los medios y disfrutando de esta medalla. Pero ya estoy pensando en el lunes, en ponerme las zapatillas y empezar a entrenar. Queda mucho para Zúrich, pero tengo ganas de estar en ese Europeo. Me gustaría que todo fluyese igual: poder estar en la final y poder luchar por una medalla”.

Ruth Beitia fue la capitana en Polonia. Al Mundial acudió la delegación española más corta de la historia que firmó el peor resultado histórico para España. La cántabra lo analiza así: “Tres novenos puestos creo que es un exitazo en un Mundial tan exigente en el que las mínimas estaban tan duras. Creo que a las personas que no salieron contentas de la pista, que fueron muy pocas, les ha servido para aprender. Los demás, todos salieron con la satisfacción de haberlo hecho al 100%.  Como capitana, me puedo sentir muy orgullosa”.

Para Beitia, Zúrich será la cita clave, no sólo en su calendario, sino también en el del atletismo español y en el de muchos atletas que no salieron contentos de Sopot: “Es un Europeo, una competición mucho más factible y además, vamos a ir una selección bastante más amplia seguro. Va a ser una competición muy agradable en la que todos vamos estar con muchísimas ganas”, asegura.  

 

Ruth Beitia posa con sus diez medallas junto a Cardenal y Odriozola (Efe).
Ruth Beitia posa con sus diez medallas junto a Cardenal y Odriozola (Efe).

Además de atleta, Beitia también es secretaria primera del Parlamento de Cantabria, pero se las arregla para ir a entrenar: “Es difícil organizarse. Me organizo a veces haciendo filigranas. Con todo el entrenamiento que llevo en mi cuerpo con una sesión de 2-3 horas es suficiente. Salgo del trabajo y me voy a entrenar, así es mi vida”.

Aunque amagó con retirarse después de los Juegos Olímpicos de Londres, donde Ruth logró un cuarto puesto muy amargo, eso ya es pasado y la española no piensa en la retirada: “Me he dado cuenta que muchísimas veces te creas una presión innecesaria y que cuando la sueltas, sólo disfrutas. Cuando disfrutas las cosas vienen solas”. Y eso es lo que pretende hacer en Zúrich, disfrutar y colgarse otra medalla al cuello.

Atletismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios