Cardenal pide a Beitia podio en Río, mientras la atleta disfruta de su bronce
  1. Deportes
  2. Atletismo
VISITA EL CSD CON LAS DIEZ MEDALLAS DE SU VIDA

Cardenal pide a Beitia podio en Río, mientras la atleta disfruta de su bronce

Ruth Beitia visitó este martes el CSD acompañada del presidente de la Federación, José María Odriozola, y del secretario de Estado, Miguel Cardenal

Foto: Beitia, con sus diez medallas, entre Cardenal y Odriozola (Foto: Sara Massa).
Beitia, con sus diez medallas, entre Cardenal y Odriozola (Foto: Sara Massa).

Ruth Beitia regresa feliz del Mundial de Sopot (Polonia). Era la favorita para subirse al podio y la cántabra no defraudó y se colgó la medalla de bronce. Con un salto de 2,00 metros logró rescatar al atletismo español del fracaso y cumplir las expectativas que la situaban entre las favoritas.

Este martes, la saltadora visitó el Consejo Superior de Deportes (CSD) acompañada del presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, y del presidente del CSD, Miguel Cardenal. Además, también estaban las diez medallas que ha logrado a lo largo de su carrera deportiva. Beitia se mostró feliz y dejó la puerta abierta al futuro, un futuro en el que Cardenal espera verla en el podio olímpico: "Ya queda muy poco para Río y espero que nos des la alegría de poder verte donde te mereces".

La atleta española empezó su discurso en el CSD recordando a las víctimas del 11-M el día de su décimo aniversario: "Quiero hacer mi pequeño homenaje al 11-M, a todas las familias de las víctimas. Si les reconforta un poco esta medalla, se la quiero dedicar a ellos". La saltadora agradeció todo el apoyo recibido en Sopot y explicó cómo se encuentra tras la cita mundialista: "Estoy feliz y con muchas ganas de seguir. La decisión que he tomado es ir día a día. Cada día es un regalo, lo dije antes de ir y lo sigo diciendo ahora. Estaré hasta qué el cuerpo aguante".

La medalla de Sopot ha sido la más 'cara' de su carrera, con un salto de 2,00 metros pero no la más difícil. Con las diez preseas sobre la mesa, Ruth aseguró que faltaba la más complicada: "La más difícil no está aquí, fue el cuarto puesto de Londres. Fue una medalla de chocolate y fue un chocolate muy amargo. Hice una de las mejores pruebas de mi vida y hubo tres que lo hicieron mejor. La que más ilusión me hizo fue la de Madrid, con mi público, en el Europeo de Pista Cubierta de 2005. El resto siguen siendo importantes".

placeholder

"Gracias, Ruth"

Odriozola agradeció a la saltadora que haya logrado un nuevo éxito para España: "Es una emoción especial estar aquí con Ruth. Es la alegría del equipo y está en su mejor momento. Es la vez que ha conseguido su mejor registro en una final del máximo nivel. Fue la mejor en la final. La competición de Ruth fue muy buena, hay que tener tablas, veteranía... Y ella las tiene y además, está disfrutando más que nunca, con tranquilidad y una forma magnífica. Para mí lo más importante son estas diez medallas es que ella sigue ahí disfrutando y con ilusión del principio. Lo mejor es que seguirá mientras ella pueda y el cuerpo se lo pida". El presidente de la Federación cerró su intervención con un "gracias, Ruth".

El secretario de Estado para el deporte siguió en la misma línea de Odriozola y pidió a Ruth que estuviera en Rio: "Es tan grande como persona como lo es como atleta. Estamos muy orgullosos de la competición que habéis hecho, del trabajo que habéis realizado y los resultados que habéis obtenido en Sopot. Sabemos lo difícil que es vuestra modalidad deportiva y la extraordinaria competencia a nivel mundial. Estas medallas tienen un extraordinario valor. Te pediría que ese nombré siga ahí. Ya queda muy poco para Río y espero que nos des la alegría de poder verte donde te mereces, en el podio olímpico", concluyó.

Miguel Cardenal Ruth Beitia José María Odriozola
El redactor recomienda