defienden su decisión

Las árbitras de la final del mundial explican por qué no tenían "ninguna duda"

"Las árbitras de reserva vieron lo mismo. Nos lo confirmaron después del partido", explicaron las árbitras en una entrevista en la web de la federación francesa

Foto: harlotte y Julie Bonaventura, durante los Juegos Olímpicos de Río 2016. (EFE)
harlotte y Julie Bonaventura, durante los Juegos Olímpicos de Río 2016. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

La final del Mundial femenino de balonmano pasará a la historia por lo que pasó a seis segundos del final. El blocaje de Ainhoa Hernández al saque de la portera neerlandesa que acabó con la española expulsada y con los Países Bajos lanzando desde los 7 metros para ganar el oro. En unos segundos, España pasó de tener la posesión para ganar el primer título de su historia a quedarse con una plata que, durante un tiempo, sabrá a poco por ese final de partido.

Dos días después, las árbitras del partido han hablado por primera vez. Son Charlotte y Julie Bonaventura, la pareja de hermanas francesas encargadas de pitar la final. En una entrevista en la web de la federación francesa, las Bonaventura explican y dedienden su actuación. "En el momento de tomar la decisión, no teníamos ninguna duda", dijeron.

"Estaba justo al lado de la acción y tenía un mejor punto de pista", explica Julie. "En el momento del blocaje, el balón no había salido completamente del área (...) Las árbitras de reserva, que estaban en el centro, vieron lo mismo. Nos lo confirmaron después del partido", continúan.

Que el balón no hubiera salido aún del área comvirtió en ilegal la acción de Ainhoa Hernández, pero lo que provocó su expulsión y el lanzamiento desde los 7 metros fue otra norma introducida hace poco en el reglamento. En los 30 últimos segundos de un partido, impedir o retrasar el saque para evitar un lanzamiento o una ocasión clara de gol conlleva ese castigo.

La expulsión de Ainhoa Hernández en la final del Mundial de balonmano. (EFE)
La expulsión de Ainhoa Hernández en la final del Mundial de balonmano. (EFE)

"En este Mundial, antes de la final, no había habido ninguna situación en los últimos 30 segundos", señalan las francesas. "Esto crea polémica y demuestra que el arbitraje no es tan sencillo. Hay que conocer los detalles del reglamento", indican las árbitras, que recuerdan que el responsable de arbitraje de la Federación Internacional de Balonamno, el español Ramón Gallego, explicó la norma después de la final y afirmó que la decisión había sido correcta.

"Hay que tener suficiente frescura física y mental para analizar la situación y decidir de forma serena" porque "no se puede acudir al vídeo", dicen las Bonaventura. El vídeoarbitraje aún no está generalizado en el balonmano y no todas las competiciones internacionales cuentan con él, como fue el caso del Mundial de Japón.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios