derrota ante francia pese a la actuación del portero

"Eh, qué pasa": la aparición de Arpad Sterbik no basta a España en el Mundial

Sterbik, que estaba este viernes en casa viendo el Mundial por televisión, mantuvo a España con vida ante Francia, pero la selección no pudo evitar una derrota que le complica su futuro

Foto: Arpad Sterbik llegó el sábado por la mañana a Colonia (Alemania) y por la tarde jugó el Francia-España. (Imago)
Arpad Sterbik llegó el sábado por la mañana a Colonia (Alemania) y por la tarde jugó el Francia-España. (Imago)

Rodrigo Corrales y Gonzalo Pérez de Vargas son dos porteros muy buenos, pero ninguno es uno de los mejores de la historia del balonmano, etiqueta que aguanta sobre sus hombros Arpad Sterbik. El hispano-serbio volvió a demostrar este sábado que no entiende de vacaciones, que es capaz de estar hoy en su casa y mañana jugando un partido importantísimo y ser decisivo. Sterbik llegó este mismo sábado a Colonia (Alemania) para sustituir a Corrales y jugó 35 minutos contra Francia en el primer partido de la segunda fase del Campeonato del Mundo. Paró mucho, pero lo suficiente para que España no diera por perdido antes de tiempo el partido, aunque al final acabara perdiéndolo (33-30).

Lo que hace Sterbik tiene una dificultad enorme. Ya lo hizo hace un año, entonces por una lesión de Pérez de Vargas. Viajó de urgencia a Zagreb y acabó siendo el 'MVP' de la final del Campeonato de Europa. Esta vez el lesionado fue Corrales, a quien le cayó encima de la pierna una valla publicitaria. De nuevo hubo que avisar al coloso de la portería, semiretirado de la selección desde hace unos años: no va convocado, pero le toca sacar las castañas del fuego.

"Eh, qué pasa", le dijo al presidente de la RFEBM, Francisco Blázquez, a su llegada al hotel de concentración de la selección. Llegó acompañado desde el aeropuerto por Iker Romero, mánager del equipo, con una pequeña maleta, una bolsa de plástico y una sonrisa en la cara. Horas antes estaba en su casa, viendo el Mundial por televisión. Pero no le cuesta nada meterse en la competición.

Si España peleó hasta el último minuto por evitar la derrota ante Francia fue, en buena parte, por su actuación en la portería. De no ser por sus paradas, la debilidad defensiva de la selección le habría dejado sin opciones de victoria mucho antes.

Ferán Solé, autor de 11 goles, fue elegido mejor jugador de partido. (EFE)
Ferán Solé, autor de 11 goles, fue elegido mejor jugador de partido. (EFE)

Sterbik salió a pista pasado el minuto 20, con el equipo dos abajo en el marcador y muchos problemas en defensa. Pérez de Vargas solo había parado un lanzamiento francés. Sterbik tardó unos minutos en entrar en calor y Francia aumentó su ventaja hasta los cinco goles (17-12), pero en tramo final de la primera parte, las paradas del portero del Veszprem y los goles de Solé (espectacular partido el suyo: 11/12) apretaron el marcador. En los minutos finales, otras dos paradas mantuvieron con vida a la selección. Sterbik terminó con 11 paradas en 28 lanzamientos, un 39% de efectividad. Mucho mejor que el 1/15 de Pérez de Vargas, lejor de su nivel.

Tras la derrota, las opciones de clasificación para semifinales de España son muy reducidas. Lo tiene casi imposible. Tiene que ganar a Alemania y Brasil, los rivales que le quedan en la segunda fase, y esperar que los otros resultados le favorezcan. No es imposible, pero sí muy difícil.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios