'las 5 w del deporte femenino'

"Tienes que partirte la cara tres o cuatro veces más que ellos para que te respeten"

Yohanna Alonso, doble campeona mundial de muay thai, participó este jueves en el curso de verano sobre periodismo deportivo femenino de la UNIA

Foto: Yohanna Alonso es guardia civil y campeona mundial de muay thai. (EFE)
Yohanna Alonso es guardia civil y campeona mundial de muay thai. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Alguien que persigue sus sueños a toda costa. Así se define Yohanna Alonso, quien vive, trabaja y reina en un mundo de hombres: es doble campeona del mundo de muay thai. “¿Tú que haces aquí? ¿Y encima picoleta?”, son algunos de los reproches que la leonesa ha aguantado a lo largo de su carrera deportiva. "Te tienes que partir la cara tres o cuatro veces más que ellos para que te respeten", comenta a El Confidencial.

La luchadora participó este jueves en el curso 'Las 5 W del deporte femenino' de El Confidencial que organiza la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) con el patrocinio de Unicaja Banco. Guardia civil de profesión, Yohanna, quien este sábado intentará revalidar el título nacional en Guadalajara, comenzó en las artes marciales a los 17 años. “Mi padre quería que fuese gimnasta, pero a mí me gustaba lo que hacía mi hermano”, explica la también dos veces campeona de España mientras recuerda cómo sus primeras luchas fueron en casa y con su hermano, de quien conoció las artes marciales.

En su gimnasio, comenta, nunca han sido más de cinco chicas. Un influencia minoritaria invisible en los medios de comunicación. Como comentó la periodista Isabel Sánchez, quien acompañó a la luchadora, el periodismo deportivo femenino es oportunista y resultadista. “Poco a poco se está dando, así que desde la audiencia tenemos que hacer esa labor de consumir”, manifestó la periodista de 'Onda Cero' mientras hacía un recorrido por las portadas históricas de la prensa local malagueña en la que aparecían mujeres.

A sus 35 años, Yohanna sigue compitiendo al máximo nivel, trabaja y ofrece cursos de defensa personal de carácter solidario. “Todo lo recaudado lo donamos a asociaciones contra el cáncer”, señala la luchadora, quien hizo hincapié en la desmitificación del muay thai. “Todos los problemas que tenemos en la sociedad son educacionales y en las artes marciales combinamos los valores de la disciplina, el respeto y el compañerismo”.

Un fichaje por tres balones

‘Telecampeonas’ fue el titular elegido para dar aquella noticia: un partido del Atlético Málaga iba a ser retransmitido por televisión por primera vez. Era el año 1999 y el equipo andaluz, el primero federado en la comunidad, se alzó con una gesta que aún no se ha igualado: ganar el triplete.

Isabel Guerrero fue jugadora en aquel histórico Málaga y recuerda que el año anterior ya habían perdido en la final de la Copa de la Reina ante el Espanyol. “Estábamos en el grupo de Madrid porque no había más equipos en el sur”, señala Guerrero, profesora de educación física y exdirectiva del ya llamado Málaga CF Femenino. “El primer fichaje lo hicimos a cambio de tres balones en el 97 por una jugadora del Conejitos (un club de barrio de Málaga)”, recuerda a este periódico para resaltar la evolución del fútbol practicado por mujeres.

El salario de las futbolistas fue otro tema central de la ponencia sobre fútbol, moderado por el periodista de 'Marca' Juan Castro y con la participación de Ana Romero, flamante fichaje del Real Betis Féminas y licenciada en medicina. “Con cantidades impensables hace dos años, desde que Iberdrola patrocina la liga el fútbol femenino está creciendo”, comenta la bética, quien acaba de aterrizar en España tras dos años jugando en el Ajax.

“El futuro del fútbol está en el femenino”, le dijo el filósofo deportivo Simon Critchley a Patricia Cazón, periodista de 'As', que también estuvo presente en las ponencias del jueves: “No tengo duda, sigue siendo auténtico y su exponencial para crecer es infinito”, subrayó. Cazón realizó un recorrido hemerográfico desde la fundación de 'As' en 1957. Conchita Martínez sólo tuvo breve superior en la portada cuando ganó Wimbledon; Muguruza, portada monográfica más una década después.

La repercusión mediática

Las cuotas de pantalla y la repercusión mediática del deporte femenino aún son muy inferiores al masculino, pero desde el curso se apunta a que también ocurre con los deportes minoritarios. “La mujer está a la misma altura que Sainz, el balonmano o el baloncesto, aunque sí que es verdad que ya no aparecen por la anécdota, sino que las mujeres deportistas van ganando peso”, sentenció Cazón.

María Peláez, nadadora olímpica, también participó como ponente. “Sabiendo cómo se entrenaba en Italia, me hubiese ido antes de los Juegos Olímpicos de Sídney”, apuntó a este periódico como una de las pocas cosas de las que se puede arrepentir en la vida, cargada de éxitos. “Fui por primera vez a unos Juegos Olímpicos con 14 años y dije: 'Quiero esto toda mi vida”, recordó la nadadora, que comenzó a entrenar en instalaciones precarias. “Pensaba: si yo era capaz de hacer lo mismo que mis rivales en estas condiciones, estoy entrenando mejor que ellas”.

Gema Lobillo, profesora de la Universidad de Málaga y ex jefa de prensa del Málaga CF, y Cristina Mena, periodista de Canal Sur, abrieron la jornada hablando sobre la responsabilidad social corporativa y el fomento de la igualdad en el deporte. “La mujer siempre tiene una vinculación sexual en la información deportiva”, afirmó Mena. Lobillo, por su parte, abogó por la mayor profesionalización de los gabinetes y en el fomento de la buena imagen del deporte femenino. “Una cosa es lo ideal y otra es la realidad. Entonces, vamos a ir caminando hacia lo ideal”, sentenció Lobillo.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios