título mundial para el hockey femenino español

"Ah, ¿pero hay hockey hielo en España?"

La selección femenina de hockey hielo ganó hace nos días el campeonato mundial celebrado en Valdemoro (Madrid). Eso sí, era de la quinta categoría

Foto: La selección española ganó sus cinco partidos del mundial celebrado la semana pasasa en Valdemoro (Madrid). (Pedro Ros)
La selección española ganó sus cinco partidos del mundial celebrado la semana pasasa en Valdemoro (Madrid). (Pedro Ros)

España ganó hace unos días un título mundial de hockey hielo en Valdemoro, población del sur de Madrid. ¿Sorpresa? No tanta. "No es que nos lo esperáramos, pero todo lo que no fuera quedar primeras hubiera sido un fracaso", explica Elena Álvarez, elegida mejor defensa del torneo disputado en la Pista de Hielo Francisco Fernández Ochoa.

España ganó sus cinco partidos: a Islandia, Turquía, Rumanía, Taiwán y a Nueva Zelanda, este último partido ya con el título ganado. "Llevábamos muchos años consiguiendo medallas: cinco platas y dos bronces en los siete mundiales anteriores. Este año veníamos más preparadas que nunca. Íbamos a por ello. Ha sido lo mejor que nos podía pasar", dice Álvarez.

Es un título mundial, sí, pero España está aún lejos de la elite del hockey hielo. ​La federación internacional de hockey hielo (IIHF, por sus siglas en inglés) divide a las selecciones en seis categorías. En la más alta están los países que disputaron en febrero los Juegos Olímpicos de PyeongChang. Por debajo está División I, que a su vez se divide en los niveles A y B. Y después la División II, también subdividida en A y B. Hasta ahora, España estaba en la División II B, pero su triunfo le permite ascender en 2019 al nivel A. La categoría más baja de todas es la División II B Clasificación.

Elena Álvarez recibe de manos de Christian Englund el trofeo a mejor defensora del torneo. (Pedro Ros)
Elena Álvarez recibe de manos de Christian Englund el trofeo a mejor defensora del torneo. (Pedro Ros)

La realidad del hockey hielo en España es la de un deporte muy minoritario. Según datos de 2016, los últimos publicados por el Consejo Superior de Deportes (CSD), la Federación Española de Deportes de Hielo (FEDH) tiene 2.124 licencias, de las cuales 995 corresponden a mujeres. Ahí entran todos los deportes de hielo: hockey, patinaje, curling, bobsleigh...

A eso se le añade la falta de instalaciones. "Pistas de hielo hay pocas", dijo Elena Álvarez. "Y luego hay gente que ni sabe que están ahí o que ni conocen el deporte. Gente que vive en Majadahonda, que tienen a un equipo aquí y que te dice: 'Ah, ¿pero hay hockey hielo en España?'. Más cerca no lo puedes tener. Vecinos míos que tienen la pista a 10 minutos y no saben que hay hockey hielo en España".

En la actualidad la liga tiene siete equipos, pero no hace mucho la competición ni se disputaba. "Hace unos años teníamos liga de dos equipos, como podíamos, y cada año se ha ido sumando más chicas y al final intentamos tener una liga más competitiva. El hockey femenino ha crecido un montón. Cuando empecé jugábamos con los chicos", explica Álvarez, jugadora del Majadahonda, actual campeón de liga y copa.

La selección española femenina de hockey hielo posa con el título de campeona del mundo. (Pedro Ros)
La selección española femenina de hockey hielo posa con el título de campeona del mundo. (Pedro Ros)

Ahora la liga la patrocina Iberdrola (como otras competiciones femeninas de otros deportes), lo que le ha dado algo más de visibilidad al hockey. Además, reciben una pequeña ayuda para los gastos de transporte y el alquiler de pistas, que en su mayor parte sale de los bolsillos de las jugadoras. "Pagamos 120 euros cada trimestre. E intentamos con las subvenciones que nos dan no tener que pagar nada más para viajes, comida y eso. Pero si hay que poner algo más, tenemos que ponerlo".

Esta madrileña de 21 años, estudiante de economía, se toma el hockey de la única forma que puede tomárselo en España: como una afición. Solo una jugadora de la selección, la portera Alba Gonzalo, elegida la mejor del torneo en su puesto, puede decir que vive de jugar a este deporte. Pero lo hace en Suecia. Elena también se plantea irse fuera, pero no lo tiene claro.

Elena Álvarez llegó al hockey hielo siguiendo un camino habitual entre las jugadoras de la selección: empezó en el patinaje artístico. "Después de cada entrenamiento me quedaba a ver entrenar a los de hockey. Hasta que un día dije: 'Mamá, quiero probarlo'. Y lo estuve compaginando durante cuatro o cinco años y luego me pasé al hockey. En el equipo tenemos a varias chicas que vienen del artístico. Ese es un deporte muy sacrificado en el que eres mayor muy joven. Si no eres muy buena, igual con 20 años ya eres bastante mayor para seguir. En cambio en el hockey, a esa edad, es cuando empiezas a estar en tu mejor momento", explica.

Alba Gonzalo, mejor portera del torneo, es la única española que juega fuera de España. Lo hace en Suecia. (Pedro Ros)
Alba Gonzalo, mejor portera del torneo, es la única española que juega fuera de España. Lo hace en Suecia. (Pedro Ros)

Ella cambió pronto, tanto que no estuvo en el primer mundial que disputó la selección española porque no tenía la edad mínima de 15 años. Desde entonces sí los ha jugado todos, por lo que el oro de hace unos días es su séptima medalla. "El año pasado debutó la selección sub-18 femenina y ya ha jugado dos mundiales. Eso es un paso grande para no entrar en una selección senior con 15 años", dice.

"Ahora hay más niñas jugando, y nos apoyamos con los equipos de hockey línea. Hay muchas chicas que juegan a los dos, porque al final son deportes muy parecidos. A la gente de línea le llama mucho al atención el hielo porque es muy rápido", dice. Ella también compagina ambos deportes: antes jugaba en la primera división del hockey línea femenino y ahora lo hace en la segunda, en el Espanya HC de Palma de Mallorca. "Solo los partidos. Estoy en Madrid y no voy a entrenar a Mallorca", aclara.

Igual que a los pocos practicantes de bobsleigh en España les recuerdan allá donde van la película 'Cool Runnings' (Elegidos para el triunfo), que a principios de los 90 llevó al cine la historia del equipo jamaicano que compitió en los JJOO de Calgary 1988, a las jugadoras de hockey hielo les preguntan por las peleas que a veces se ven en la NHL y que suelen emitir los informativos aquí. "En España, una pelea sucede en un partido de cada 100. Y en chicas mucho menos, porque no están permitidas las cargas. No he vivido ninguna pelea. El hockey es mucho más que eso", reivindica Álvarez.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios