el caso está en el tad

La federación de taekwondo intenta apartar al técnico que denunció a su presidente

El Tribunal Administrativo del Deporte ha parado dos veces el intento de la RFET de quitarle la licencia a Eugenio Granjo, cuya denuncia desencadenó la investigación a Jesús Castellanos

Foto: Jesús Castellanos (i) junto Miguel Cardenal y Joel Gonzaléz en los Juegos de Río 2016. (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte)
Jesús Castellanos (i) junto Miguel Cardenal y Joel Gonzaléz en los Juegos de Río 2016. (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte)

El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) ha parado dos veces el intento de la Real Federación Española de Taekwondo (RFET) de retirarle la licencia a Eugenio Granjo, el técnico de Castellón cuya denuncia a la cúpula federativa en 2015 sirvió para la apertura de unas diligencias judiciales que llevaron a la detención en junio de 2016 del presidente Jesús Castellanos. En la actualidad, Castellanos está siendo investigado por la posible comisión de cinco delitos.

A finales de marzo de este año, el TAD dejó sin efecto una resolución del Comité de Disciplina de la RFET que suspendía de forma la cautelar la licencia de Granjo hasta que se resolviera el asunto por incurrir en una falta muy grave. Todo había comenzado unas semanas antes con la denuncia de Vicente Penadés, miembro de la organización de la federación para el campeonato de España cadete celebrado en La Nucía (Alicante). Penadés acusó a Granjo de entrar en un espacio para el que no tenía acreditación a pesar de haberle advertido y de proferirle insultos e incluso golpearle tras requerirle que lo abandonara, acusaciones que Granjo negó en sus alegaciones.

Jesús Castellanos, presidente de la Real Federación Española de Taekwondo. (EFE)
Jesús Castellanos, presidente de la Real Federación Española de Taekwondo. (EFE)

El TAD, tras el recurso del acusado, dictaminó que "el acuerdo de incoación del expediente disciplinario" estaba "ayuno de parte sustancial de sus elementos nucleares". "No cabe retrasar la presente resolución porque los derechos del expedientado en virtud de denuncia han sido de tal manera obviados, ninguneados, por el Comité federativo, que su restauración debe ser inmediata para hacer desaparecer con esa inmediatez el innegable perjuicio que se le ha causado injustificadamente", expuso el tribunal. Después de ese dictamen, Granjo denunció por coacciones y prevaricación a Castellanos y los miembros del Comité de Disciplina.

El proceso disciplinario siguió adelante en la RFET, cuyo Comité de Disciplina resolvió el 25 de septiembre retirar la licencia federativa al acusado durante dos años, resolución que el TAD suspendió cautelarmente el 11 de octubre. En su expediente, que puede consultarse en la web de la RFET, el TAD cita parte de su resolución anterior sobre el mismo asunto, donde afirmó que el comité no había mostrado "el más mínimo rigor".

La situación actual de Castellanos

Granjo es uno de los principales opositores de Castellanos en el taekwondo español. Fue él quien puso la denuncia en octubre de 2015 a la que luego se sumaron la Federación Gallega y la Fiscalía Anticorrupción y que acabó con la detención del presidente en junio de 2016. En la actualidad, Castellanos y otros dirigentes de la federación, entre ellos el secretario que firma el escrito de la resolución contra Granjo, José María Pujadas, están siendo investigados en diligencias previas por el Juzgado de Instrucción nº 7 de Alicante por la posible comisión de los delitos de fraude a las subvenciones, malversación de caudales públicos, administración desleal, apropiación indebida y falsedad documental.

Castellanos se enfrenta también a un procedimiento administrativo que tiene su origen en una denuncia presentada por Eugenio Granjo ante el Consejo Superior de Deportes (CSD). El CSD la remitió en abril al TAD, que el 2 de junio acordó incoar expediente disciplinario a Castellanos por una infracción muy grave. En ese expediente (138/2017), el TAD también acordó solicitar al juzgado alicantino comunicación sobre las actuaciones adoptadas, puesto que había quedado acreditado que se estaba desarrollando una investigación penal por hechos que alcanzaban al ejercicio de 2015, objeto de la denuncia.

El 29 de junio, el TAD suspendió el proceso sancionador a la espera de la respuesta del juzgado, que finalmente llegó el 25 de septiembre y confirmó la investigación de la que está siendo objeto Castellanos. Por ese motivo, el TAD acordó el 11 de octubre la suspensión del expediente "hasta que recaiga resolución judicial" debido a que existe "identidad de sujeto, hechos y fundamentos" entre la infracción administrativa y la penal.

Al contrario de lo que sucedió con Ángel María Villar, suspendido de forma cautelar un año a pesar de que la investigación que le llevó a prisión también está en diligencias previas, la Comisión Directiva del CSD decidió aplazar la decisión de suspender o no a Castellanos "a la espera de la calificación de un documento de conclusiones del Ministerio Fiscal", según la nota de prensa posterior a la reunión de la Comisión.

Uno de los vocales de ese órgano es Jesús Castellanos, que ocupa una de las sillas en representación de las federaciones. El presidente de la RFET fue uno de los que votó a favor de la suspensión a Villar. En el momento de esa votación, Castellanos también tenía incoado expediente disciplinario por parte del TAD, aunque el proceso sancionador estaba en suspenso.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios