Es noticia
Menú
Cómo pagar con el móvil
  1. DeCompras
  2. Gadgets
NFC, Bizum, Twyp, QR...

Cómo pagar con el móvil

Pagar con el móvil es cada vez más habitual. Pero, ¿cómo se hace y cuál es la tecnología que permite llevar a cabo esta acción? Aquí explicamos todas las opciones que existen

Foto: Pagar con el móvil es algo muy habitual hoy en día (Reuters/Maxim Zmeyev)
Pagar con el móvil es algo muy habitual hoy en día (Reuters/Maxim Zmeyev)

Cada vez es más habitual ver en las colas de los supermercados como, en el momento de pasar por caja, los clientes abonan el importe de los productos acercando su teléfono móvil al datáfono. O, incluso, su reloj inteligente o smartwatch. Un gesto que ha sido posible gracias al desarrollo de la tecnología NFC.

Sin embargo, el NFC no es el único sistema a través del cual podemos realizar pagos a través de nuestro teléfono móvil. También pueden llevarse a cabo mediante Bizum, Twyp o códigos QR, entre otras opciones. Aquí queremos hablar de todas ellas en profundidad.

Tipos de pago con móvil

El método más popular es, sin duda, el NFC. Se trata de un sistema de identificación por radiofrecuencia de proximidad que permite usar el teléfono como si fuese una tarjeta de crédito o débito equipada con contactless.

Foto: Los móviles con mejor cámara del mercado para hacer fotos de calidad (Pixabay)

Para poder usar el NFC es necesario contar con una aplicación de tipo wallet. Las más utilizadas actualmente son Google Pay y Apple Pay, aunque hay muchas otras. De hecho, muchas entidades bancarias poseen las suyas propias.

El funcionamiento de este sistema es muy simple:

  1. El usuario introduce los datos de su tarjeta de crédito o débito en el wallet.
  2. Cuando quiere pagar algo, abre la aplicación y enciende la tarjeta.
  3. Aproxima el teléfono con el NFC activado al TPV.
  4. Se realiza la operación. Puede ser necesario introducir un código o un patrón, según los sistemas de seguridad elegidos por el usuario.

El NFC transfiere los datos de forma directa y prácticamente instantánea. Mucho más rápido que cualquier chip o banda magnética.

Pagar con el móvil es cada vez más fácil: NFC, códigos QR, Bizum, SMS...

Sin embargo, el NFC no es el único sistema existente para realizar pagos a través del móvil. Estos son algunos otros dignos de mención:

  • Códigos QR. El usuario escanea un código de este tipo usando la cámara de fotos de su dispositivo. Este contiene la información necesaria para que el pago se realice a través de su tarjeta de crédito o débito.
  • Bizum. Es un sistema de intercambio instantáneo de dinero entre particulares que cada vez usan más tiendas y comercios. Basta con introducir un número de teléfono, seleccionar la cantidad y validar la operación mediante un código o con la huella dactilar. La alternativa más popular es Twyp, que pertenece al banco ING Direct.
  • Pagos por SMS. El usuario envía un SMS por el valor de aquello que quiere comprar y, posteriormente, abona el importe a través de su factura mensual. Este es un sistema muy utilizado para realizar donaciones a ONG, por ejemplo.

Cómo pagar con el móvil

Hoy en día, esta es una posibilidad que ofrecen prácticamente todos los teléfonos del mercado. No importa si hablamos de un gama baja, de un gama media o de un gama alta. El único requisito es que estén equipados con la tecnología NFC. Y, aunque no la tengan, mientras puedan conectarse a Internet, pueden usar otros sistemas.

Foto: Los mejores trípodes para hacer fotos con tu móvil (Cortney Wood para Unsplash)

Evidentemente, hay diferencias. Por ejemplo, el iPhone 12 Pro trae Apple Pay integrado de serie y cuenta con uno de los sistemas de encriptación más seguros del mercado. Además, posee un diseño excelente, es compatible con navegación en redes 5G y cuenta con una cámara de fotos que roza lo profesional. Esto, unido a su procesador A14 Bionic, lo convierte en un móvil extremadamente eficiente capaz de durar muchos años.

placeholder iPhone 12 Pro
iPhone 12 Pro

Algo parecido puede decirse del Samsung Galaxy Z Fold3. Pero, además, es plegable e incluye el S Pen típico de la gama Galaxy Note. Sin duda, uno de los smartphones Android más potentes del mercado. A su misma gama, aunque sensiblemente más económico, pertenece el Oneplus 9 Pro 5G, cuya cámara de fotos Hasselblad de 50 MP permite, incluso, grabar vídeo 8K.

Por su parte, hay varias soluciones para quienes quieren disfrutar de un teléfono premium sin necesidad de gastar más de 1000 €. La primera de ellas es apostar por un tope de gama de años anteriores como, por ejemplo, el Huawei Mate 10 Pro. Han pasado ya algunos años desde su lanzamiento, pero sus 6 GB de RAM, su pantalla OLED con resolución FullHD+ y su procesador Kirin 970 de 8 núcleos siguen siendo mucho más que una simple garantía. Y, por supuesto, cuenta con NFC.

placeholder Huawei Mate 10 Pro
Huawei Mate 10 Pro

Otra opción interesante pasa por revisar el catálogo de Xiaomi, una marca china conocida mundialmente por la excelente relación calidad-precio de sus dispositivos. Esta queda patente en el Xiaomi Mi 10T Pro 5G, que incluye NFC, una cámara principal de 108 MP y una autonomía extraordinaria. Similares prestaciones, pero con un tamaño mayor y un precio todavía más ajustado, las ofrecen el Xiaomi Mi Note 9 y el Xiaomi Redmi Note 9T 5G, que es uno de los smartphones más vendidos de la historia. Dos opciones perfectas para quienes usan el móvil, principalmente, para navegar por Internet y ver contenidos multimedia.

Pero, para aquellos que dan la máxima importancia a la autonomía de sus smartphones, el Gelei 5G, gracias a sus 6800 mAh de batería, es una opción todavía más interesante. Se trata de una cifra casi imposible de ver en otro terminal y que le permite superar holgadamente los 3 días de funcionamiento continuado sin necesidad de recarga.

placeholder Gelei 5G
Gelei 5G

El Sony Xperia XZ1 y el Sony Xperia XZ3 también son dignos de mención. Evidentemente, se trata de dos evoluciones diferentes del mismo modelo, el cual ha sido uno de los grandes éxitos de la marca dentro de la gama media. Diseño elegante, fotos de la máxima calidad y pantallas premium son sus principales puntos fuertes.

Sin embargo, los móviles de gama básica o de entrada también permiten pagar en tiendas y comercios y ofrecen prestaciones muy interesantes. Los mejores ejemplos nos los ofrecen el LG LMX210 K9 y el Huawei P10 Lite. Dos smartphones perfectos para el día a día de quienes no realizan un uso demasiado intensivo ni someten a sus teléfonos a cargas de trabajo muy elevadas.

placeholder LG LMX210 K9
LG LMX210 K9

En definitiva, siempre se dice que las tarjetas de crédito acabarán sustituyendo definitivamente al dinero en efectivo. Pero, dado que prácticamente cualquier teléfono permite realizar pagos, lo más probable es que ellas también desaparezcan en favor de nuestros queridos smartphones. Dispositivos cada vez más importantes en nuestra vida cotidiana.

Cada vez es más habitual ver en las colas de los supermercados como, en el momento de pasar por caja, los clientes abonan el importe de los productos acercando su teléfono móvil al datáfono. O, incluso, su reloj inteligente o smartwatch. Un gesto que ha sido posible gracias al desarrollo de la tecnología NFC.

El redactor recomienda