Inodoros modernos y elegantes para hacer tus necesidades cómodamente
  1. DeCompras
DISEÑOS CÓMODOS Y PRÁCTICOS PARA EL DÍA A DÍA

Inodoros modernos y elegantes para hacer tus necesidades cómodamente

Si estás pensando en reformar tu baño, elegir un inodoro cómodo y confortable es esencial, ¡se pasa mucho tiempo en él! Diseños modernos y clásicos para todos los estilos

Foto: Hay un tipo de retrete que encaja con cada diseño del baño (Foto: Pixabay)
Hay un tipo de retrete que encaja con cada diseño del baño (Foto: Pixabay)

Elegir un buen retrete es fundamental a la hora de reformar un cuarto de baño. Se trata del aparato sanitario que más veces usamos a lo largo del día y el más importante en términos de higiene personal y en el hogar. En este sentido, un váter compacto como el IMBAÑO Barine que encabeza esta comparativa puede serte muy útil. Posee un diseño muy moderno y elegante, ocupa muy poco espacio y se instala muy fácilmente. Esto, unido a que se vende junto a la tapa, el asiento y a la cisterna y a las excelentes valoraciones que le dan sus usuarios, ha logrado que nos parezca el mejor inodoro del momento.

Eso sí, si quieres viajar al futuro y disfrutar del máximo grado de confort, limpieza e higiene, tal vez te interese el inodoro inteligente Roca In-Wash. Posee cánulas autolimpiables que emiten chorros de agua y aire que se pueden regular en temperatura. Una alternativa de alta gama muy interesante, pero hay muchas otras con una relación calidad-precio excepcional que también queremos presentarte.

El mejor, nuestra elección: Inodoro completo adosado a pared INBAÑO

El modelo Barine es el mejor inodoro compacto de la marca INBAÑO según las opiniones de los usuarios de Amazon, que le otorgan un 4,3 sobre 5 y un 65 % de valoraciones de 5 estrellas. Incluye la cisterna, la taza, el asiento y la tapa y posee un diseño que, en palabras de Ramón, “resulta muy moderno y elegante. Además, al pegarse completamente a la pared, permite ahorrar unos 10 cm de espacio respecto a un váter de pedestal”. Resulta muy fácil de instalar ya que cuenta con salida dual para el desagüe (a la pared y al suelo) y el latiguillo para cargar de agua la cisterna queda oculto en su estructura.

Inodoro completo adosado a pared INBAÑO
Inodoro completo adosado a pared INBAÑO
Ver precio

Segunda opción: Inodoro completo con cisterna PDM

El mejor inodoro de la marca PDM para los clientes de amazon. Roza el 5 sobre 5 de nota media y es de tipo pedestal, aunque permite realizar la conexión del desagüe al suelo. Clara destaca de él “su tapa amortiguada, que evita que te despreocupes de los golpes al bajarla o subirla”. Además, el fabricante ofrece 5 años de garantía sobre él y se puede adquirir junto a un bidé y a un lavabo a juego.

Inodoro completo con cisterna PDM
Inodoro completo con cisterna PDM
Ver precio

Alternativa: Inodoro con salida dual Futurbaño

Con un 4,6 sobre 5 y un 64 % de reseñas de 5 estrellas, este es el mejor inodoro de la marca Futurbaño a tenor de las valoraciones de los consumidores en Amazon. En concreto, el modelo Roma es de tipo compacto y ofrece salida dual, es decir, para el suelo y para la pared. Gracias al sistema rimless patentado por la marca, puede considerarse un retrete sin borde y con cubierta de plástico. Como dice Alicia, “un váter con una relación calidad-precio magnífica”.

Inodoro con salida dual Futurbaño
Inodoro con salida dual Futurbaño
Ver precio

Inodoro con salida a suelo Roca

Ahora vamos con el mejor inodoro de la marca Roca. Sus compradores en Amazon le dan un 4,5 sobre 5 y un 66 % de máximas puntuaciones. Una de ellas la firma Alberto, que indica que “esta marca es garantía de calidad y durabilidad. El anterior me duró más de 15 años y lo cambié porque lo encontraba pasado de moda, no porque no siguiese funcionando bien”. Esta oferta pertenece a la colección Victoria e incluye solo la taza para que lo personalices a tu gusto. Por ejemplo, puedes elegir entre una tapa amortiguada, universal con bisagras de acero inoxidable o de nylon. También puedes comprar la cisterna aquí.

Inodoro con salida a suelo Roca
Inodoro con salida a suelo Roca
Ver precio

Inodoro suspendido de cerámica Moments of Glass

Llega el momento del mejor inodoro suspendido de la marca Moments of Glass a tenor de los comentarios de los clientes de Amazon. Su nota media es de 4 sobre 5 con un 48 % de máximas calificaciones. Ha sido fabricado en cerámica sanitaria de color blanco brillante que, según Ana, “hace que sea muy fácil de limpiar y desinfectar”. Incluye un asiento y una tapa Soft-Close de cierre suave. La cisterna y el mecanismo se venden aparte (este es solo un ejemplo, puedes elegir cualquier otra). Puede elegirse con forma redonda o cuadrada.

Inodoro suspendido de cerámica Moments of Glass
Inodoro suspendido de cerámica Moments of Glass
Ver precio

Inodoro de cerámica angular VidaXL

Para los clientes de Amazon, que lo califican con un 3,7 sobre 5 y un 49 % de comentarios de 5 estrellas, este es el mejor inodoro angular de la marca VidaXL. Su principal peculiaridad es el diseño especial de su cisterna, el cual permite “instalarlo en una esquina para aprovechar al máximo el espacio disponible en el cuarto de baño” (Nicole). Es de cerámica sanitaria y está disponible en blanco y en negro. Además, cuenta con tapa y con asiento de plástico y el pulsador del tanque posee un economizador que permite liberar 3 o 6 litros de agua, según las necesidades.

Inodoro de cerámica angular VidaXL
Inodoro de cerámica angular VidaXL
Ver precio

Inodoro de porcelana Roca

El segundo mejor inodoro de la marca Roca según los análisis de los usuarios de Amazon. Es de porcelana y la oferta incluye la taza, la tapa y el asiento para que puedas montar en ella la cisterna que más te guste. También provee de las fijaciones necesarias para su instalación. Además, tiene forma redonda y salida de pared para el desagüe. Para Eli, “se trata de un retrete sencillo pero resistente y de muy buena calidad disponible por un precio bastante ajustado”. Luce un 3,9 sobre 5 y un 24 % de notas máximas.

Inodoro de porcelana Roca
Inodoro de porcelana Roca
Ver precio

Inodoro inteligente Roca In-Wash

No podíamos terminar esta comparativa sin hablarte del mejor inodoro inteligente de la marca Roca según las reseñas de los clientes de Amazon. Llega al 3,5 sobre 5 y al 45 % de revisiones de 5 estrellas. Por ejemplo, Eduardo dice de él que “desde que lo probé no puedo vivir sin él. Sinceramente, no podía imaginar que resultase tan limpio, higiénico y práctico”. Este modelo es de tipo adosado (compacto) y cuenta con el panel de control perfectamente disimulado en la tapa. A través de ellas salen las cánulas de agua y de aire.

Inodoro inteligente Roca In-Wash
Inodoro inteligente Roca In-Wash

La temperatura del chorro de agua y de aire se puede regular fácilmente. Recuerda que, para instalarlo, necesitarás una toma de agua adicional y un enchufe. Por su parte, si cuentas con un retrete Roca compatible, también puedes adquirir la tapa Roca Multiclean Advance Round por separado.

Ver precio

¿Cómo elegir un inodoro y que tener en cuenta antes de comprar uno?

Según lo visto en esta comparativa de inodoros, los aspectos clave para acertar en la compra son:

  1. Tipo. Existen inodoros de pedestal, compactos, suspendidos y con cisterna empotrada, fundamentalmente. Elige en función del tamaño de tu cuarto de baño y respetando siempre las distancias de paso. Como mínimo, la taza debe dejar libres entre 40 y 50 cm respecto a la pared o mueble más cercano.
  2. Materiales. La porcelana y la cerámica son los más interesantes por su facilidad de limpieza, su carácter impermeable y su higiene. Existen alternativas en resina y acero inoxidable, pero son menos frecuentes.
  3. Tirador o pulsador. La mayoría ya vienen con pulsador. Es importante elegir un inodoro con mecanismo economizador que permita liberar menos agua para la orina (3 litros) y más para las heces (5-7 litros).
  4. Tapa. Lo normal es que compres un inodoro con asiento desmontable, por lo que la decisión inicial no es definitiva. Las hay universales y amortiguadas. Estas últimas son más caras, pero evitan golpes en la taza y la cisterna.
  5. Salida o desagüe. Puede ser horizontal (si va a la pared) o vertical (si se conecta al suelo). La elección dependerá de la instalación de saneamiento de tu casa. En caso de que preveas hacer reformas dentro de poco y no estés seguro, compra un inodoro con salida dual.
  6. Diseño. La mayoría de los retretes son redondos o cuadrados.
  7. Funciones inteligentes. Son exclusivas de los mejores inodoros electrónicos del mercado. Permiten una limpieza íntima mediante chorros de agua a temperatura agradable y aire caliente. Son totalmente configurables y personalizables, pero requieren de que dejes un enchufe cerca. Incluso incluyen tapas con descenso automático.
  8. Instalación. Debe ser lo más sencilla posible y no requerir del uso de adhesivos para no manchar el suelo ni la pared.
  9. Precio de los inodoros. Depende. Los retretes con mejor relación calidad-precio están disponibles por entre 120 y 200 euros. Los de diseño pueden ascender a los 300-500 €, mientras que los váteres inteligentes llegan a superar con creces los 1000 euros.
  10. Mejores marcas de inodoros. Roca, INBAÑO y PDM han sido las mejor valoradas por parte de los usuarios en esta comparativa.

¿Qué es un inodoro?

Un inodoro es un aparato sanitario cuya función es la de recoger y evacuar los excrementos líquidos (la orina) y los sólidos (las heces) hacia la instalación de saneamiento de la vivienda, del edificios y/o de la calle. Debe su nombre a que, gracias a un mecanismo de sifón con agua, evita que los malos olores procedentes de ella sean expulsados hacia el cuarto de baño. De hecho, inodoro significa, literalmente, “que no huele”.

Foto: Grifos de lavabo para el baño (Foto: Pixabay)

Para entender el funcionamiento de cualquier inodoro moderno, es necesario conocer sus diferentes partes:

  • Taza y tapa. Son las partes de mayor tamaño y sobre las que se sienta el usuario al hacer sus necesidades.
  • Cisterna. Es un depósito de agua. Alberga un mecanismo que, mediante un pulsador o tirador situado en su tapa, permite liberar una cantidad determinada de agua para evacuar los excrementos.
  • Toma de agua. Para llenar el depósito cada vez que se vacía.
  • Sifón o cierre hidráulico. Está al fondo de la taza. Tiene forma de 'U', permanece siempre lleno de agua y se basa en el principio de los vasos comunicantes.
  • Salida a la red de saneamiento. Generalmente, a través de un tubo de PVC de 4 pulgadas o más, en función del modelo.

Tras utilizar el inodoro, el usuario tira de la cisterna, que previamente ha sido llenada a través de la toma de agua. Esto libera en la taza entre 3 y 7 litros de agua, cantidad suficiente para el arrastre de los excrementos acumulados en la parte visible del sifón hasta llegar a la red de saneamiento.

Pero no solo eso. También es bastante para volver a llenar dicho sifón de agua limpia. Esta evitará que salgan malos olores por el inodoro procedentes del bajante, de las cloacas o de la red de alcantarillado que conforme el saneamiento.

Tipos de inodoros

En primer lugar, podemos distinguir distintos tipos de inodoros de dos piezas según la cisterna que equipen:

  1. Inodoro con cisterna alta. Los tradicionales, pero ya casi en desuso. Estaban divididos en dos partes. La taza se colocaba en el suelo, pero la cisterna se situaba colgada de la pared y cerca del techo. Para accionarla, era necesario tirar de una cuerda. De ahí la expresión “tirar de la cadena” que todos empleamos a la hora de referirnos a descargar el agua del tanque.
  2. Inodoro con cisterna baja. Los más utilizados en la actualidad. La cisterna se coloca directamente sobre la taza y conectada a ella, aunque sean dos piezas diferentes.
  3. Inodoro con cisterna oculta. Es poco habitual en los hogares, pero muy frecuente en los restaurantes, hoteles y demás establecimientos comerciales con el propósito de evitar el vandalismo. El depósito de agua se sitúa empotrada en la pared, dejando solo a la vista los tiradores o pulsadores de descarga.
  4. Inodoro con cisterna integrada. Cuenta con la cisterna integrada en la propia taza.

Los inodoros más habituales en los hogares españoles son: de cisterna alta, cisterna baja, oculta o integrada

Ahora bien, existen inodoros con entrada de agua inferior y lateral. Los primeros son más estéticos ya que el latiguillo flexible de alimentación de la cisterna queda totalmente oculto. Sin embargo, son un poco más caros y difíciles de instalar que los otros, que presentan el inconveniente de dejar a la vista la toma de agua.

Por su parte, según la posición de la taza, podemos diferenciar:

  1. Inodoro de pedestal. La taza se apoya directamente sobre el suelo y se fija mediante dos tornillos. Son retretes con salida a la pared, por lo general.
  2. Inodoro compacto. También llamado inodoro adosado. Es una variante del váter de pedestal ya que también se sitúa apoyado en el suelo. Sin embargo, la taza queda totalmente pegada a la pared, de modo que el tubo de salida a la red de saneamiento no es visible ni queda ningún espacio de difícil limpieza. Pueden tener salida a la pared o a suelo. Es el inodoro recomendado para cuartos de baño pequeños y para aseos.
  3. Inodoro suspendido. No se apoyan en el suelo, sino que se instalan colgados de la pared. Esto facilita su limpieza. Siempre poseen salidas en horizontal.

Es posible encontrar tanto inodoros redondos como cuadrados o rectangulares. Esta cuestión no es relevante en la elección más allá de lo estético. La que sí tiene que ver con la funcionalidad y el tipo de instalación es la salida del agua:

  1. Inodoros con salida de agua horizontal. El desagüe va a la pared, desde donde conecta con la red de saneamiento.
  2. Inodoros con salida al suelo. En este caso, el desagüe va al suelo, lo que hace que sea invisible.
  3. Inodoros con salida dual. Pueden instalarse de los dos modos, es decir, con salida al suelo o a la pared.

El asiento de los mejores retretes es intercambiable. Vamos a citar los dos tipos existentes:

  1. Inodoros con tapa universal. Los más habituales. Proporcionan un asiento cómodo pero hay que tener cuidado para no golpear la taza al bajarla ni la cisterna al subirla.
  2. Inodoros con tapa amortiguada. El usuario puede despreocuparse a la hora de bajar o subir el asiento ya que cuenta con un sistema de amortiguación que evita los golpes.

Por último, solo nos queda hablar de los materiales. Sin duda, los inodoros de porcelana y de cerámica son los más demandados, utilizados y fabricados por la gran resistencia de estos materiales, por su carácter impermeable y por lo fácil que resultan de limpiar.

¿Cómo fueron los primeros inodoros?

Hay constancia de que ya existían inodoros en la isla de Creta, la más grande de Grecia, allá por el año 2000 a. de C. Estos eran muy similares a los modernos ya que contaban con cisternas alimentadas por corrientes de agua provistas de una palanca para liberarlas o retenerlas. Las excreciones iban a parar a una red de saneamiento local. Este sistema lucha por ser el pionero con el desarrollado por la civilización india de Harappa, que también contaba con drenaje y que es de una época similar.

Durante el Antiguo Egipto y el Imperio Romano los inodoros fueron perfeccionados. Sin embargo, ambas civilizaciones optaron mayoritariamente por el sistema de letrinas públicas. Se trataba de simples agujeros en el suelo o en pedestales de piedra que, generalmente, se situaban en los edificios de las termas. Estaban conectadas a ellas para aprovechar su agua residual, llevar los excrementos sólidos y líquidos a las redes de saneamiento y evitar la proliferación de malos olores.

Foto: Columnas de baño para darte duchas relajantes (Foto: Pixabay)

Sin embargo, la Edad Media fue una época oscura en términos de higiene. De hecho, tras la caída del Imperio Romano, parece ser que a la mayoría de habitantes del mundo se les olvidó todo lo desarrollado en materia de inodoros y de gestión de residuos. El mejor ejemplo es España. Todavía en tiempos de Francisco de Quevedo (1580-1645), lo más habitual era usar bacinillas dentro de los hogares.

Pero ¿qué es una bacinilla u orinal? Fundamentalmente, un recipiente destinado a orinar y defecar. Después de ser utilizado, su contenido era arrojado por la ventana al grito de “¡Agua va!”. Los transeúntes tenían que estar alerta en todo momento para no recibirlo en la cabeza. De hecho, esta costumbre tan poco higiénica fue en gran medida responsable de la popularización de los sombreros de ala ancha. El proceso fue plasmado por el famoso dramaturgo en su obra “El Buscón”.

La invención del inodoro moderno data de 1596 y fue obra del inglés John Harrington. Su peculiaridad era contar con un sistema de vaciado mediante válvula. Unos dicen que su autor fue ridiculizado por lo estrafalario del artefacto. Otros, que hasta la mismísima reina Isabel I de Inglaterra disponía de uno en su palacio. Lo que sí está claro es que Enrique III de Francia, en 1589, fue asesinado por Jacques Clement mientras se encontraba sentado en el retrete.

Casi dos siglos después, en 1775, el relojero escocés Alexander Cumming patentó el primer inodoro con sifón. Sin embargo, la popularización definitiva de este aparato sanitario llegó con la invención de la válvula flotante en 1884. Fue obra de Thomas Crapper, que consiguió cerrar el flujo de agua al tanque cuando se llenaba de forma automática. En su 'honor', es frecuente que en muchos lugares de Estados Unidos se emplee la expresión “I am going to the crapper” para decir “voy al retrete”.

Desde ese momento, el inodoro apenas ha experimentado variaciones, si bien es cierto que hoy podemos encontrar modelos inteligentes con función de bidé, de secado, etc.

¿Cómo se fija un inodoro moderno?

Acabas de comprar un inodoro y quieres instalarlo tú mismo en casa para ahorrar dinero. Es normal. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

  1. Cierra la llave de paso que permite la entrada de agua en la cisterna de tu antiguo inodoro.
  2. Pulsa el descargador para que se vacíe el tanque.
  3. Desconecta el latiguillo que une la salida de agua con la cisterna.
  4. Retira los tornillos de la base con cuidado. Es posible que estén oxidados y pueden romperse.
  5. Si los agujeros del suelo te valen para el nuevo modelo, quita los tacos y pon otros nuevos. Si no es así, usa un taladro y una broca adecuada en función del material del revestimiento y del tamaño de los tornillos para hacer dos nuevos orificios.
  6. Con mucho cuidado, encaja el inodoro en la conexión del desagüe. No es necesario que lo selles con silicona ni con ningún otro adhesivo, aunque puedes hacerlo si lo estimas oportuno.
  7. Aprieta los tornillos de tu nuevo inodoro usando una llave inglesa. Nuestro consejo es que sean de acero inoxidable para prevenir la corrosión.
  8. Pon teflón en la salida del agua para evitar pérdidas.
  9. Ahora, conecta la cisterna a la salida de agua a través de un latiguillo.
  10. Por último, sella la base del inodoro usando silicona especial para aparatos sanitarios. Esta cuenta con un tratamiento especial antimoho que evitará que se ennegrezca con el paso del tiempo.

¿Qué diferencia hay entre las denominaciones dadas al inodoro?

En español, el nombre correcto para referirnos a este tipo de aparatos sanitarios es inodoro. Sin embargo, aunque no sean tan exactos ni precisos, se usan otros muchos términos para nombrarlo. Estos son los más habituales:

  • Excusado o escusado. Esta expresión se utiliza porque, a la hora de hacer nuestras necesidades, es habitual disculparse por adelantado por el período que se va a estar ausente. Fue un término adoptado por el erudito humanista Erasmo de Rótterdam en su manual de buenas conductas para el cuarto de baño y las funciones corporales.
  • Poceta. Es un término muy usado en Venezuela. Hace referencia al pozo en el que, antiguamente, se depositaban los excrementos tras utilizar las letrinas.
  • Váter. También aceptado como 'wáter' o 'báter'. Procede del término inglés 'water', que significa, literalmente, 'agua'. Hace referencia al líquido almacenado en el sifón de los inodoros modernos y que evita la aparición de malos olores procedentes de la red de saneamiento.
  • Retrete. Es una derivación del término 'retirete', que literalmente significa 'retiro pequeño'. No hace referencia al inodoro en sí mismo, sino a la estancia en la que se sitúa.
  • Taza de baño. Se debe a la forma de la parte inferior del inodoro, que recuerda a este utensilio.
  • Trono. Como dijimos antes, el primer inodoro moderno fue obra de John Harrinton, que lo presentó ante la reina Isabel I de Inglaterra y que fue comercializado a otras casas reales. Es por eso que su diseño original poseía forma de trono y el motivo por el que se le sigue diciendo así.
  • WC. Es la abreviatura de 'Water Closet', que puede traducirse como 'armario de agua'. En el uso cotidiano, es el equivalente a retrete.
  • Crapper. Solo se usa en Estados Unidos. Se llama así al inodoro debido al nombre del inventor del primer modelo con sifón, que se llamaba Thomas Crapper. Ese es el motivo por el que a las heces también se les llama 'crap' de forma soez.

Cosas curiosas sobre los inodoros

En torno a los inodoros se han generado una gran variedad de curiosidades que merece la pena conocer:

  • Muchos expertos afirman que el diseño del inodoro es incorrecto. Esto se debe a que, al igual que los primates, el ser humano ha evolucionado para defecar en cuclillas, no sentado. Es por eso que las personas que utilizan letrinas en lugar de váteres tienen menos problemas de estreñimiento.
  • El sistema de agua y saneamiento utilizado por los inodoros no es el más ecológico ya que genera aguas negras con un impacto medioambiental nocivo. Desde hace año, se están empezando a desarrollar inodoros secos. Una de las propuestas más ambiciosas la encabeza Bill Gates, el fundador de Microsoft.
  • El 19 de noviembre de cada año se celebra el Día Mundial del Inodoro. Su propósito es crear conciencia sobre la imposibilidad que tienen muchos países para acceder a redes de saneamiento con las medidas de higiene adecuadas que eviten la propagación de enfermedades.
  • El uso de los inodoros está generalizado en Europa y en el resto de países occidentales. Sin embargo, según Unicef, el 60 % de la población mundial no tiene acceso a un retrete ni a sistemas de saneamiento. Esto equivale a 4500 millones de personas. Solo en la India hay 774 millones de habitantes que no pueden disfrutar de uno.
  • Para que te hagas una idea de la importancia del inodoro en la higiene, debes saber que en un solo gramo de heces humanas puede haber hasta 10 millones de partículas de virus.
  • Los inodoros recogen y canalizan cada día más de 2000 millones de toneladas de heces humanas.
  • El país con menos cantidad de inodoros por habitante es Sudán del Sur. El 91% de su población no tiene acceso a ellos. Los siguientes en la lista son Níger (89,1%), Togo (88,4%) y Madagascar (88%).
  • La explosión demográfica de Nigeria, el país que más crece poblacionalmente del mundo en estos momentos, ha provocado que, actualmente, haya menos cantidad de retretes por habitante que en 1990. Entonces, el 62 % de su población no tenía acceso a uno. En 2020, la cifra se eleva al 71 %. Es la única nación del mundo en la que esto sucede.
  • Se estima que, cada año, 315 000 niños menores de 5 años mueren en el mundo por la falta de inodoros. Esto equivale a dos defunciones por minuto. La falta de higiene a la hora de defecar, la cual genera infecciones y cuadros graves de diarrea, es el principal motivo.
  • El porcentaje de inodoros por habitante se utiliza como indicador económico. Según Water Aid, cada año se pierden 260 000 millones de dólares debido al contagio de enfermedades que se podrían prevenir gracias a ellos.

¿Inodoros electrónicos? Todo lo que debes saber acerca de ellos

A pesar de su elevado precio, cada vez es más habitual encontrar un inodoro inteligente en los hogares españoles. El mejor ejemplo es el Roca In-Wash, aunque hay otras muchas marcas que disponen de algunos en su catálogo. Hasta Xiaomi se ha sumado a la moda. Pero, ¿qué es lo que puede ofrecerte un retrete electrónico?

En Japón, los inodoros electrónicos son todo un furor. Limpieza a chorros, con función de secado y botones de control

Vamos a ver sus características y ventajas fundamentales:

  • Se trata de inodoros con sistema de limpieza por agua. En concreto, poseen una serie de cánulas que emiten uno o varios chorros a temperaturas de entre 33º C y 39º C para garantizar las máximas condiciones de higiene y reducir el consumo de papel.
  • Cuentan con paneles de control. Generalmente, están integrados en la tapa o junto a ellas. De este modo, es posible regular los chorros de agua y de aire.
  • Son inodoros con función de secado. También emiten chorros de aire caliente para secar la zona tras la limpieza con agua.
  • Poseen conectividad WiFi. Esto es realmente útil. A través de una app móvil, el usuario puede configurar a su gusto las funciones de limpieza del inodoro. Así, cuando entra al baño y detecta su smartphone, se prepara para atenderle de forma personalizada. Cada residente puede crear un perfil en ella.
  • Ahorran espacio. Los smart toilets son inodoros con función de bidé. Por tanto, es posible prescindir de ese sanitario dentro del cuarto de baño si se compra uno, lo que hace que no salgan tan caros.

¿Debo limpiar mi inodoro?

Obviamente, la respuesta es que sí. Y con bastante regularidad para preservar la higiene. La forma correcta de limpiar los mejores inodoros del mercado es la siguiente:

  1. Vierte un producto desinfectante y anti hongos por el interior de la taza y frótala con un estropajo.
  2. Pon un chorro de lejía en el agua del sifón y frota el interior con una escobilla. Déjala dentro y cierra la tapa.
  3. Ocúpate ahora de limpiar ahora con el estropajo la parte externa del inodoro.
  4. Cuando acabes, utiliza un paño de microfibra húmedo para retirar la espuma y otro seco para eliminar la humedad.
  5. Abre la tapa, quita la escobilla y tira de la cadena. Tu inodoro ya estará impoluto.

¿Cuáles son las mejores opciones del mercado?

Tras analizar cientos de opiniones en inodoros escritas por usuarios, podemos concluir que los modelos más interesantes en relación calidad-precio pertenecen a las siguientes marcas:

  1. Roca. Una apuesta segura. Esta marca fabrica todo tipo de inodoros (compactos, de pedestal, suspendidos, electrónicos, etc.). Además, brinda la posibilidad de comprar accesorios y repuestos, lo que es ideal para garantizar que el aparato permanezca en el cuarto de baño durante muchos años.
  2. INBAÑO. La alternativa ideal para comprar un inodoro barato pero de buena calidad. Se especializa en retretes adosados a la pared que ocupan muy poco espacio y poseen diseños sencillos y elegantes.
  3. PDM. Otra opción muy interesante para encontrar una buena oferta en inodoros. Fabrica retretes con cierre suave y amortiguado muy resistentes y duraderos.

¿Ha llegado el momento de renovar tu cuarto de baño? Esperamos que, con toda esta información, te hayamos ayudado a encontrar el mejor inodoro para tu hogar.

Compras
El redactor recomienda