Lavabos pequeños de pared o encimera para tener más espacio en el baño
  1. DeCompras
PRÁCTICOS, VANGUARDISTAS Y MUY HIGIÉNICOS

Lavabos pequeños de pared o encimera para tener más espacio en el baño

Ahorra espacio en el baño con un lavabo pequeño. Son igual de prácticos y funcionales que los más grandes pero de tamaño reducido. Es la opción más adecuada para aseos

Foto: Lavabos pequeños de pared o encimera para tener más espacio en el baño
Lavabos pequeños de pared o encimera para tener más espacio en el baño

Un lavabo pequeño puede ser tan práctico y funcional como uno de mayor tamaño. Se trata de un aparato sanitario de reducidas dimensiones pensado para aseos y cuartos de baño en los que no abunda el espacio, aunque también se puede colocar en terrazas, jardines, lavaderos y muchos otros lugares. Un elemento imprescindible para lavarte las manos, la cara y los dientes y, en general, para mantener tu higiene corporal cada día.

Este lavamanos compacto de pared Gimify es un buen ejemplo de todas las posibilidades que ofrecen este tipo de aparatos. Es muy fácil de instalar y ha sido fabricado en cerámica esmaltada en blanco brillante. Eso, junto a las buenas valoraciones que le otorgan sus usuarios a través de Amazon, nos ha llevado a elegirlo como el mejor lavabo pequeño dentro de esta comparativa. Seguido de cerca, eso sí, por este modelo de eConnect-EU, que destaca por su facilidad de limpieza y su diseño moderno. Sin embargo, existen otras muchas alternativas que queremos que conozcas antes de decidirte por uno.

El mejor, nuestra elección: Lavabo pequeño de pared Gimify

Arrancamos con el mejor lavabo pequeño esquinero de la marca Gimify. Sus compradores en Amazon le dan un 4,4 sobre 5 con un 66 % de valoraciones de 5 estrellas. “Es un mini lavamanos muy fácil de instalar. Se fija a la pared cómodamente y resulta muy resistente y robusto” dice de él Ricardo. Sus dimensiones son de 32,5 x 32,5 x 13 cm y ha sido fabricado en cerámica con esmalte blanco. No incluye ni el grifo ni el desagüe, aunque es compatible con la mayoría de los disponibles en el mercado.

Lavabo pequeño de pared Gimify
Lavabo pequeño de pared Gimify
Ver precio

Segunda opción: Lavamanos cerámico de pared eConnect-EU

Ahora vamos con el mejor lavabo pequeño de la marca eConnect-EU para los clientes de Amazon, que le otorgan un 4,4 sobre 5 y un 70 % de máximas puntuaciones. Es también de cerámica, por lo que su durabilidad es extremadamente prolongada, y muy fácil de limpiar. Según Blanca, “es un lavamanos compacto recomendado para cuartos de baño reducidos. Lo tengo en el aseo de casa y me encanta su diseño”. Se puede instalar en interiores y exteriores.

Lavamanos cerámico de pared eConnect-EU
Lavamanos cerámico de pared eConnect-EU
Ver precio

Alternativa: Lavabo pequeño rectangular XIFIRY

El mejor lavabo pequeño de la marca Xifiry según las opiniones de los usuarios de Amazon. Roza el 5 sobre 5 de nota media gracias a su diseño elegante y a su compatibilidad con válvulas automáticas. Es cuadrado y tiene unas dimensiones de 28 x 28 x 10 cm. Silmarien destaca, principalmente, que “es muy fácil de instalar en la pared. Apenas es necesario un taladro y unos cuantos tornillos y tuercas”.

Lavabo pequeño rectangular XIFIRY
Lavabo pequeño rectangular XIFIRY
Ver precio

Lavabo de baño ovalado Warenplus

Llega el turno del mejor lavabo pequeño ovalado con agujero para grifo de la marca Warenplus a tenor de las valoraciones de los consumidores en Amazon. Luce un 4,1 sobre 5 y un 56 % de comentarios de 5 estrellas. Posee un diseño muy original y “se puede colocar a modo de pila sobre la encimera de cualquier mueble de baño. Queda genial” (Antonio). Sus medidas son de 40,5 x 33 x 14,5 cm.

Lavabo de baño ovalado Warenplus
Lavabo de baño ovalado Warenplus
Ver precio

Lavabo sobre encimera Gimify

El segundo mejor lavabo pequeño de la marca Gimify para los compradores en Amazon. Su nota media es de 4,4 sobre 5 y llega al 67 % de reseñas de 5 estrellas. Es semiesférico, ha sido fabricado en porcelana sanitaria muy resistente y está diseñado para instalarse sobre encimeras de muebles de baño. Como dice Nelly, “es un lavamanos perfecto para el tocador. Ocupa muy poco espacio y su diseño es una delicia”. Sus dimensiones son de 32 x 32 x 13 cm y pesa poco menos de 5 kg.

Lavabo sobre encimera Gimify
Lavabo sobre encimera Gimify
Ver precio

Lavabo rectangular Eridanus

Según los análisis de los clientes de Amazon, que le otorgan un 4,4 sobre 5 y un 64 % de calificaciones máximas, estamos ante el mejor lavabo pequeño de la marca Eridanus. Por ejemplo, Ángel nos cuenta sobre él que “puede servir como lavamanos para exterior. De hecho, yo tengo uno en mi jardín y conecto al grifo la manguera cuando lo necesito. En cualquier caso, es muy bonito”. Su orificio de drenaje es de 1-3/4” y ha sido fabricado en cerámica con esmalte de alto brillo.

Lavabo rectangular Eridanus
Lavabo rectangular Eridanus
Ver precio

Lavamanos semiesférico Mediclinics

Aquí estamos ante el mejor lavabo pequeño de acero inoxidable de la marca Mediclinics. Los usuarios que lo han adquirido a través de Amazon le dan un 4,8 sobre 5 y un 77 % de notas máximas. Ricardo dice de él que es “perfecto” ya que “resulta muy resistente, moderno y duradero. Lo he puesto en los baños de mi restaurante y a mis clientes les encanta”.

Lavamanos semiesférico Mediclinics
Lavamanos semiesférico Mediclinics
Ver precio

Lavabo de porcelana mural Roca

Este es, en base a las valoraciones de los clientes de Amazon, el mejor lavabo pequeño con agujero y desagüe de la marca Roca. Tiene un 4,3 sobre 5 y un 65 % de revisiones de 5 estrellas. “Es un lavamanos sin desbordamiento ya que el orificio superior impide que el agua rebose aunque dejes el grifo abierto. A mí, que tengo niños pequeños, eso me aporta bastante tranquilidad” comenta sobre él María. Es de cerámica moldeada en base a una tecnología de procesamiento avanzada llevada a cabo por los profesionales de esta conocida marca. Sus dimensiones son de 40 x 32 x 10,5 cm y ofrece una capacidad de 1,3 litros.

Lavabo de porcelana mural Roca
Lavabo de porcelana mural Roca
Ver precio

Lavabo rectangular con agujero y desagüe VidaXL

Terminamos con el mejor lavabo pequeño de la marca VidaXL para los consumidores en Amazon. Posee un 3,2 sobre 5 y un 44 % de puntuaciones máximas. Se puede comprar en blanco y en negro y cuenta con un diseño muy elegante y moderno específicamente pensado para lucir sobre las encimeras de los muebles de baño. Es rectangular y tiene unas dimensiones de 46,5 x 32 x 11,5 cm. Rubén resume a la perfección sus cualidades al decir que “me daba reparo cambiar el color de los aparatos sanitarios de mi aseo. Pero, viendo lo barato que es este modelo de lavamanos, me animé. Solo puedo decir que ¡me encanta!” Incluye el agujero para el grifo y para el desagüe y otro anti desbordamiento.

Lavabo rectangular con agujero y desagüe VidaXL
Lavabo rectangular con agujero y desagüe VidaXL
Ver precio

¿Cómo elegir un lavabo pequeño y que tener en cuenta antes de comprar uno?

Tras lo visto en esta comparativa de lavabos pequeños, queda claro que los factores de compra fundamentales que debes considerar son:

  1. Tamaño. Dependerá de las dimensiones de tu aseo o cuarto de baño. En caso de que sea pequeño, debes pensar en si te conviene más uno suspendido o con mueble.
  2. Material. La cerámica y la porcelana son los más habituales. Resultan impermeables, resistentes y fáciles de limpiar. Si prefieres una alternativa más moderna, siempre puedes optar por un lavabo pequeño de piedra, cristal templado o resina de diseño elegante.
  3. Diseño. Existen lavabos pequeños semiesféricos, redondos, cuadrados, rectangulares, etc. La elección dependerá de tus gustos.
  4. Desagüe y sifón. Los mejores lavabos pequeños los incluyen. Es recomendable que tengan acabados cromados o similares sin van a quedar a la vista.
  5. Grifo. Deberás elegirlo en función del tipo y del tamaño de tu lavabo. Los de caña alta son los más adecuados para modelos pensados para colocarse en la encimera. Los monomando quedan mejor en el encastrables.
  6. Instalación. Tiene que ser lo más sencilla posible sin importar si el lavabo va fijado a la pared o sobre un mueble.
  7. Precio de los lavabos pequeños. Muchos factores influyen en él. Hablamos, por ejemplo, del material, el tamaño y el diseño. En esta comparativa hemos visto una gran variedad de lavabos pequeños por entre 30 € y 100 €.
  8. Mejores marcas de lavabos pequeños. Gimify, eConnect-EU y Xifiry han sido las mejor valoradas por los usuarios en esta reseña.

¿Qué es un lavabo pequeño?

Un lavabo pequeño es un aparato sanitario destinado al aseo personal que, generalmente, se instala directamente en la pared y sin mueble. Se trata de un recipiente de reducidas dimensiones fabricado en materiales como porcelana, loza, vidrio o piedra que se instala en el cuarto de baño. Su principal utilidad es la de facilitar el lavado de la cara, de las manos y de los dientes. Para ello, cuenta con un orificio superior pensado para permitir la instalación de un grifo y de uno inferior para la válvula de desagüe.

Tipos de lavabos

Podemos distinguir dos grandes tipos de lavabos pequeños. Sin embargo, dentro de cada uno de ellos, es posible encontrar varios subtipos:

  • Lavabos pequeños sin mueble. Se instalan directamente sobre la pared de azulejos del cuarto de baño. En ellos, el sifón del desagüe queda a la vista, motivo por el que suele tener un mejor acabado estético. Dentro de esta tipología es posible encontrar:

- Lavabos pequeños esquineros. Poseen forma cuadrada o rectangular formando ángulos de 90º. Así pueden colocarse en las esquinas de los cuartos de baño y aprovechar mejor el espacio.

- Lavabos pequeños con pie o pedestal. Disponen de una base que se fija al suelo y que los eleva a una determinada altura.

- Lavabos pequeños suspendidos. También llamados lavabos pequeños colgantes. Carecen de pedestal, mueble o encimera que los sujete. En cambio, se fijan a la pared mediante una serie de robustos anclajes.

Foto: Los mejores grifos termostáticos para disfrutar de una ducha placentera
  • Lavabos pequeños con mueble de almacenamiento. Están sostenidos por una pieza de mobiliario de diseño y con capacidad para albergar objetos de aseo. Podemos diferenciar entre:

- Lavabos pequeños sobre encimeras. Se colocan directamente sobre la tabla superior del mueble, lo que les confiere mayor protagonismo en la decoración y un carácter más moderno. Es recomendable usar grifos de lavabo de caño alto para poder usarlos de forma más cómoda.

- Lavabos pequeños encastrados. La estructura del lavabo queda oculta dentro del mueble, de modo que solo se ve la parte superior. Son más discretos y tratan de resaltar mejor la encimera.

- Lavabos pequeños integrales. La encimera del mueble y el lavabo en sí mismo están formados por una sola pieza. Son especialmente funcionales, pero también más caros y delicados, sobre todo, en el momento de su instalación.

Finalmente, atendiendo a su forma, es posible comprar lavabos pequeños rectangulares, cuadrados, ovalados, redondos e, incluso, con formas geométricas irregulares.

¿De qué material están hechos los lavabos?

Según el material de fabricación, podemos hablar de los siguientes tipos de lavabos:

  1. Lavabos pequeños de piedra. Tienen una apariencia rústica y son muy resistentes a los arañazos y los golpes. Eso sí, se trata de un material poroso sobre el que no se deben usar productos de limpieza abrasivos. También puede mancharse si no se tiene cuidado. Los más habituales son de pizarra, mármol y lava esmaltada.
  2. Lavabos pequeños de porcelana o cerámica. Los tradicionales. Disponen de un esmalte externo que los hace impermeables. Además, son inmunes a los productos abrasivos y se limpian muy fácilmente. La opción ideal para quienes buscan lavabos pequeños baratos.
  3. Lavabos pequeños de cristal. Probablemente, los más modernos y originales, aunque también los más delicados. Se fabrican en vidrio templado, un material muy resistente al calor y a la humedad que admite una gran variedad de diseños y formas.
  4. Lavabos pequeños de resina acrílica. Otra opción muy moderna y versátil. Este material no se araña y es muy fácil de limpiar. Generalmente, cada fabricante trabaja con una determinada combinación de minerales para elaborar la resina.
  5. Lavabos pequeños de acero inoxidable. Una alternativa especialmente frecuente en restaurantes y locales comerciales en general. Este material es inmune a la corrosión y muy resistente, pero tiene un precio bastante elevado.

¿Dónde puedo poner un lavabo pequeño?

Generalmente, estos son los mejores lavabos para baños pequeños, es decir, que ofrecen poco espacio y necesitan albergar un inodoro, un plato de ducha o bañera y, opcionalmente, un bidé.

Si tienes un baño pequeño, un lavabo pequeño es el complemento ideal para el plato de ducha y el retrete

Sin embargo, también existen lavabos pequeños para aseos que, incluso, se pueden colocar en patios o terrazas. En esos espacios exteriores son muy útiles para regar las plantas o el suelo al conectar el grifo a una manguera. En los lavadores pueden servir también para lavar algunas prendas a mano antes de tenderlas.

¿Cómo eran los lavabos de la antigüedad?

Existen evidencias arqueológicas de que ya existían lavabos antes del siglo IX a.C. en Cartago. Eran llamados aguamaniles y estaban formados por una pileta y un cántaro o vasija con agua. Este modelo también gozó de gran popularidad en la Antigua Grecia y en la Antigua Roma.

De hecho, perduró hasta la llegada de la Edad Media. Por aquel entonces, en las iglesias y monasterios empezaron a instalarse pilas de abluciones para la higiene de los monjes y de los feligreses.

Foto: Espejos de baño para maquillarte, afeitarte y realizar todas las tareas de tu día a día

No fue hasta el siglo XV cuando el lavabo primitivo empezó a tener la forma con la que lo conocemos hoy. En concreto, se desarrolló en Venecia y constaba de un trípode adornado que sostenía un cerco de madera sobre el que se situaba una jofaina o lebrillo.

Sin embargo, el diseño definitivo de los lavabos modernos data del siglo XX, época en la que definitivamente se asienta la instalación fija de fontanería en las viviendas. Desde ese momento, dejó de ser un mueble móvil.

¿Lavamanos o lavabo?

Lavamanos y lavabo son sinónimos, es decir, se trata de dos términos que se utilizan para describir el mismo aparato sanitario doméstico destinado a la higiene oral, facial y de manos. También es llamado lavatorio en muchos lugares.

¿Cómo se fija un lavabo?

Puede que hayas encontrado una buena oferta en lavabos pequeños de pared y que quieras ahorrarte el precio del trabajo de fontanería destinado a su instalación. Si es así, presta atención ya que vamos a explicarte cómo llevarla a cabo. Vas a necesitar:

- Taladro con la broca adecuada según el revestimiento de las paredes de tu cuarto de baño y atornillador.

- Nivel.

- Metro.

- Rollo de teflón.

- Cinta carrocera.

- Pistola de silicona.

- Sifón.

- Válvula de desagüe.

- Grifo de lavabo compatible.

Todo amante del bricolaje tendrá en casa el material necesario para fijar el lavabo tanto a la pared como la encimera

Cuando lo tengas todo, sigue estas instrucciones para instalar tu nuevo lavabo:

  1. Dibuja, con un lápiz, una línea en los azulejos a 80-85 cm del suelo. Esa es la altura a la que se suelen colocar los lavabos. Asegúrate de que la línea es recta usando el nivel.
  2. Realiza los agujeros con el taladro. Deberás echar un vistazo a la parte trasera del lavabo para ver dónde van las fijaciones y qué distancia hay entre ellas.
  3. Coloca el grifo. Deberás introducir por el orificio del lavabo los latiguillos del agua caliente y de la fría, colocar las juntas de estanqueidad y apretar el soporte.
  4. Instala el sifón y la válvula del desagüe. Es algo muy intuitivo para lo que ni siquiera necesitarás herramientas. Eso sí, asegúrate de que no hay fugas para evitar problemas después.
  5. Pon las fijaciones. Para ello, usa la atornilladora y una llave adecuada para las tuercas de fijación.
  6. Conecta los latiguillos. Cada uno a su correspondiente toma de agua. Acuérdate de poner teflón en las roscas para evitar fugas.
  7. Cuelga el lavabo de las fijaciones. Posteriormente, sella la unión mediante una silicona con cualidades fungicidas.
  8. ¡Listo! Tu lavabo pequeño ya estará listo para ser usado.

¿Cómo limpiar un lavabo?

Hay muchos productos de limpieza específicos para cada tipo de material. Sin embargo, si prefieres una alternativa natural, puedes usar vinagre o bicarbonato. Aquí te contamos cómo:

  1. Pon el tapón del lavabo o cierra la válvula.
  2. Agrega un vaso y medio de vinagre de limpieza. Si tu lavabo es de piedra porosa, utiliza mejor bicarbonato diluido en agua para evitar que acumule olores.
  3. Coloca papel de cocina sobre toda la superficie del lavabo hasta que se empape por completo.
  4. Déjalo reposar durante 20 minutos.
  5. Quita el papel de cocina y aclara la superficie con agua.
  6. Usa el vinagre de limpieza también para quitar la cal del grifo.

¿Cuáles son las mejores opciones del mercado?

Según las opiniones en lavabos pequeños analizadas, los modelos más interesantes pertenecen a las colecciones de las siguientes marcas:

  1. Gimify. La opción recomendada a la hora de comprar lavabos pequeños de cerámica para colgar de la pared. Son baratos, resistentes y muy prácticos.
  2. eConnect-EU. Otra excelente alternativa para disfrutar de un lavabo pequeño con una relación calidad-precio estupenda. Da acabados esmaltados a sus creaciones que facilitan mucho su limpieza.
  3. Xifiry. Aquí hablamos de lavabos pequeños recomendados para los amantes del diseño minimalista. También destacan por su fácil instalación.

Esperamos que, con estos consejos y recomendaciones, te hayamos ayudado a encontrar el mejor lavabo pequeño para tu cuarto de baño.

Compras
El redactor recomienda