UN MODELO PARA CADA NECESIDAD

Las mejores cámaras fotográficas compactas del mercado en 2020

Son las cámaras digitales que no permiten la opción de cambiar el objetivo, pero que permiten hacer fotografías increíbles viajando, callejeando, en casa o en exteriores

Foto: Las cámaras compactas son una gran opción para los amantes de la fotografía (Foto: Pixabay)
Las cámaras compactas son una gran opción para los amantes de la fotografía (Foto: Pixabay)
Autor
Tiempo de lectura19 min

El otro día conversaba con una amiga que se está adentrando en el mundo de la fotografía y ella me comentaba sus eternas dudas en este mercado: "¿Cuáles son las cámaras compactas?, ¿cómo puedo hacer fotos buenas con cámaras compactas?, ¿merece la pena una cámara de bolsillo?, ¿tienen buena calidad fotográfica las cámaras compactas?" Así que no me he podido resistir y aquí estoy escribiendo un artículo sobre las mejores cámaras compactas del mercado bajo mi humilde y personal criterio.

Para empezar a solventar dudas, quiero informarte de que las cámaras compactas son aquellas cámaras digitales que no permiten la opción de cambiar el objetivo. Lo mismo ocurre con las Bridge; sin embargo, las compactas no suelen ofrecer un rango focal tan extenso como éstas. El mercado de compactas ofrece infinidad de modelos con tamaños, calidades y precios distintos, así que aquí te voy a presentar los modelos que más me entusiasman, divididos en rangos de precio para que te sea más fácil encontrar lo que justamente estás buscando para poder hacer fotografías increíbles ya sea viajando, callejeando, en casa o en exteriores.

Seguramente te estés preguntando para qué quieres una cámara fotográfica compacta pudiendo hacer fotos con tu móvil. En mi caso, te aseguro que yo hago muchísimas fotos con el móvil, pero si me das a elegir siempre voy a decantarme por una cámara de fotos, ya sea compacta, bridge, mirrorless o réflex porque la calidad siempre es mucho mejor. Además, el móvil lo usas para cubrir muchas necesidades y estoy segura de que más de una vez te has quedado sin batería en el móvil y te has arrepentido por no llevar otro equipo para poder capturar una escena que jamás va a volver a repetirse. Vamos, que hay compactas con mucha calidad y a precios muy asequibles que te van a salvar de perder más de un recuerdo increíble.

La mejor cámara compacta: Sony HX90

Sin duda, la cámara compacta de fotografía que más alta estima le tengo es la Sony HX90. Se trata de una cámara con 30 aumentos, visor electrónico y un sensor CMOS de los más interesante para un equipo tan pequeño. Es muy cómoda de llevar encima porque la puedes llevar incluso en el bolsillo de la camisa guardada. El dato de que tenga visor electrónico llama mucho la atención porque no todas las cámaras de esta gama suelen tenerlo y más contando con 30 aumentos. Años atrás, eso suponía tener un cuerpo el doble de grande.

Es una cámara adecuada para aquellos fotógrafos que tienen ya una réflex pero que necesitan un cuerpo más ligero y con un zoom bastante potente para llevarla siempre encima. Cuenta con un sensor de presencia que funciona adecuadamente en estos visores electrónicos. Los botones y el dial de menús se asemejan mucho a los de una réflex, con lo cual, si vienes de ese mundo te va a resultar muy cómoda e intuitiva. Para terminar de hablar de ella desde el punto de vista estético, debo añadir que el grip que lleva incorporado es genial para facilitar el agarre a quien está acostumbrado a cuerpos más grandes y robustos.

Sony HX90
Sony HX90

De sus entrañas podemos destacar el estabilizador óptico de imagen que compensa el movimiento inconsciente de nuestras manos y así evita de un modo eficaz las fotos movidas o la trepidación cuando se utiliza el zoom. Además, así podremos utilizar velocidades de obturación más lentas. Respecto al ISO, mi recomendación es no subirlo a más de 1600, aunque la Sony HX90 ofrece la opción de subirlo hasta 3200. Hasta ese número la calidad continúa siendo buena. Respecto al rango dinámico, la nitidez y la profundidad de color, no puedo presentar ninguna queja teniendo en cuenta el precio y el tamaño de este modelo.

Lo único que no me termina de convencer de este modelo de Sony es que no ofrece la opción de grabar las imágenes en formato RAW, dato que me extraña ya que se trata de una compacta de gama medio-alta. Sin embargo, si tienes dudas ten en cuenta su visor óptico, su estabilizador de imagen, el diseño similar a las réflex, un dial cómodo y 30 aumentos para el zoom. Para ser una compacta ofrece en su mayor parte, calidades de cámaras mucho más grandes.

Ver precio

Cámaras compactas baratas (0-300 €)

Dejando a un lado mi favorita, hay varios modelos que merece la pena destacar. En la gama amateur (cámaras por menos de 300 euros) podemos encontrar una buena serie de modelos.

Nikon Coolpix W150 (175€)

Ahora que se acerca el verano y tienes ganas de saborearlo intensamente con tu familia, te estás preguntando con qué cámara merecerá la pena inmortalizarlo. Este modelo de Nikon es sumergible, compacto y de un tamaño muy manejable. Es resistente al agua, a los golpes, a la congelación y al polvo. Vamos, que es la cámara soñada para dejar a tus hijos siendo consciente de que van a aguantar todas las trastadas que le hagan. Cuenta con un sensor CMOS de 13,2 megapíxeles, una óptica de 30-90mm con un diafragma mínimo de 3.3. Además, graba vídeo en Full HD a 30 fotogramas por segundo.

Nikon Coolpix W150
Nikon Coolpix W150

Al ser una cámara compacta para toda la familia, sus diseñadores incorporaron en ella un menú interactivo para niños que ofrece muchas opciones como añadir mensajes de voz a las fotos, activar pantallas de bienvenida, hacer presentaciones con diapositivas... Respecto a la estética, esta Nikon es tan coqueta que se presenta en distintos colores llamativos y frescos. Vamos que, si tienes pequeños en casa y quieres adentrarlos en la fotografía de un modo divertido, esta cámara va a ser tu aliada durante todo el verano.

Ver precio

Canon PowerShot G9 X Mark II

Se trata de una de las pocas cámaras compactas con un sensor de una pulgada y veinte megapíxeles. Pero es que, además, su tamaño es tan minúsculo que la puedes llevar guardada en cualquier bolsillo. El diseño es llamativo ya que va revestida de cuero. Sin embargo, lo más destacable de esta cámara compacta tan bonita y pequeña es su calidad de imagen. Cuando miro compactas siempre busco que cuenten con tres características esenciales: que dispare en RAW, que grabe vídeo y que su sensor tenga buena calidad. En el caso de esta cámara, cumple perfectamente con todos los puntos necesarios para que me la quiera comprar y tenerla siempre conmigo en cualquier lugar. Respecto a la distancia focal cubre la distancia de 28-84mm con un diafragma mínimo de 2. Cuenta también con un rango de sensibilidad ISO que cubre desde 125 a 12800 y para mi gusto, responde muy bien hasta 1600 de ISO.

Canon PowerShot G9 X Mark II
Canon PowerShot G9 X Mark II

En cuanto al diseño estético es una cámara que no cuenta con muchos botones ni menús. Se ha simplificado mucho su uso y en la parte trasera cuenta con una pantalla táctil LCD bastante grande que deja espacio tan sólo para cuatro botones. En la parte superior, tiene dos botones, la rueda de modos de disparo y el disparador. Si algo echo de menos es el visor óptico, ya que si vienes de las réflex se te va a hacer raro no contar con él. Pero bueno, si eres de los que quiere una cámara compacta de bolsillo, tendrás que aceptar el sacrificio que supone no contar con visor. En definitiva, si buscas una cámara extremadamente ligera para llevártela a todos los sitios y que además te garantiza buenos resultados en cuanto a calidad de imagen, aquí la tienes.

Ver precio

Panasonic DMC TZ-80

Se trata de una compacta que cabe en cualquier bolsillo y cuenta con un zoom óptico de 30 aumentos. Además, permite tomar fotos de hasta 18,1 megapíxeles, grabar en 4k, guardar fotografías en RAW y cuenta con WiFi. Pesa alrededor de 280 gramos. Es muy cómoda y ligera pero en su mayor parte está construida en plástico, cosa que no me termina de convencer. Su sensor es más pequeño que una pulgada y eso se notará al subir la sensibilidad ISO. A partir de un ISO superior a 1600 se comienza a notar bastante ruido. Una opción muy cómoda es que se puede cargar la batería directamente desde la cámara con un cable del móvil porque tiene entrada USB. Tiene una autonomía de alrededor de 300 fotografías.

Panasonic DMC TZ-80
Panasonic DMC TZ-80

Su pantalla es táctil de tres pulgadas funciona correctamente pero no es abatible con lo cual te limita un poco a la hora de grabarte a ti mismo o sacarte selfies. Su visor electrónico funciona muy bien, pero lo que es muy destacable es el zoom óptico de 30 aumentos que trabaja perfectamente a excepción de situaciones de poca luz. Además, esta Panasonic ofrece modos para jugar muy interesantes como, por ejemplo, el poder cambiar el enfoque de una imagen después de haberla hecho, el modo de timelapse, modo macro o algún que otro modo artístico. En resumen, es una cámara compacta ideal para viajar y poder disfrutar de su zoom tan brutal.

Ver precio

Cámaras compactas standard (400-700 €)

En la gama standard (cámaras entre 400 y 700 euros) pegamos un salto de calidad y nos vamos a analizar los siguientes modelos:

LUMIX DMC-LX 100

Este modelo es una de las cámaras compactas de gama medio-alta mejores del mercado. Sin embargo, no se trata de una cámara para llevar metida en un bolsillo ya que su tamaño es un poco superior al de modelos inferiores. En cuanto a su calidad, aunque es compacta, se puede igualar a muchas réflex del mismo rango de precios. Si quieres tener una cámara de gran calidad pero que pese poco y así no tener que llevar tu réflex, aquí tienes un gran modelo. Varias características de este equipo justifican su precio, tales como un sensor micro cuatro tercios que da una calidad muy cercana al de las DSLR con sensor APSC. Las imágenes son de 12,8 megapíxeles. Su focal es muy luminosa y cubre un rango de 24mm a 75mm con un diafragma mínimo de 1.7 a 2,8f de máximo. Vamos, que los desenfoques con esta pequeña cámara son bestiales. Además, la lente es Leica, lo que nos garantiza una gran calidad y nitidez.

LUMIX DMC-LX 100
LUMIX DMC-LX 100

El cuerpo es metálico y no de plástico y además los menús son muy cómodos e intuitivos para disparar en distintos modos o en manual. También permite grabar vídeo a 4K y tiene un visor electrónico muy bueno y cómodo. El diseño es clásico como en las analógicas. Su empuñadura es muy reconfortante a pesar de su reducido tamaño. En el objetivo contiene una tapa automática, lo cual es muy útil y práctico y así no vas perdiendo tapas por todos lados. La cámara no trae flash integrado y en el caso de que quieras uno, tendrás que comprar uno externo. Sin embargo, no veo la necesidad de él cuando estás jugando a este nivel fotográfico. En definitiva, gracias al potente sensor, el objetivo nítido y luminoso y demás características que suman a esta pequeña cámara compacta, a mí me parece un partidazo frente a sus competidores.

Ver precio

Canon Powershot G5X

Es una cámara compacta con un tamaño cómodo para agarrar. Cuenta con un sensor CMOS de 20,2 megapíxeles, un poco más grande de lo habitual y por tanto nos va a dar mejor calidad. El procesador DIGIX 6 permiten llevar a la cámara a un ISO de 12800 con unos niveles de ruido muy aceptables comparándolo con cámaras compactas de esta gama. Otro aspecto positivo importante es su estabilizador que da muy buenos resultados en situaciones diversas. Su pantalla es totalmente articulable, por lo que si eres vlogger o te gustan los selfies es muy cómoda.

Canon Powershot G5X
Canon Powershot G5X

El objetivo es muy luminoso y todoterreno ya que cubre el rango equivalente de 24-100mm y el diafragma va de 1.8 a 2.8f, lo cual nos va a permitir tomar fotografías en interiores sin perder calidad. Los modos de disparo incluyen el modo manual, los de prioridad a la apertura o a la velocidad, y graba vídeo a 1080. Es una cámara que da mucho juego creativamente. Vamos, que no tiene nada que envidiar a las réflex de esta gama. Trae incorporado un flash pequeño o se le puede incorporar uno externo. Sin embargo, no trae la opción de conectar un micrófono externo. Cuenta también con un visor electrónico muy bueno que contiene muchísima información y su pantalla táctil es muy cómoda y grande. Los materiales con los que está fabricada da sensación de buena ergonomía. Se trata de una cámara muy completa en la que destaca su luminosidad y la capacidad de ISO que aguanta con dignidad.

Ver precio

LUMIX FUJIFILM TZ200

Partiendo de la base de que no eres fotógrafo profesional pero sí que eres exquisito en cuanto al resultado de las fotografías, te traigo este modelo de Fujifilm. Sus creadores la caracterizan como la compañera perfecta para todos tus viajes. Y sin duda alguna tiene muchas papeletas para serlo. Lo que más destaca de esta cámara compacta de bolsillo es su rango focal equivalente a un 24-360mm y su enorme pantalla táctil. Sin embargo, ésta no es abatible, lo cual limita a vloggers y a los amantes de los selfies. En cuanto al rango focal, al ser tan amplio su amplitud de diafragma se convierte en poco luminoso cuando se utiliza el máximo de zoom y pasa a ser de 8.8f. Sin embargo, contiene un estabilizador de cinco ejes que ofrece resultados de gran calidad y muy poca distorsión. Por otro lado, contiene un sensor CMOS de una pulgada y sus imágenes son de 20 megapíxeles.

LUMIX FUJIFILM TZ200
LUMIX FUJIFILM TZ200

Con respecto al menú resulta muy intuitivo, accesible y cómodo y todos los botones son configurables. También cuenta con flash y un grip muy cómodo para la empuñadura. Respecto al visor electrónico, está bien aunque hay otros que responden mejor. En vídeo responde muy bien y graba a 4k en 30 frames. Las Lumix son muy buenas en este campo: por tanto, su color, calidad y estabilización no defrauda. Este modelo de cámara compacta tan versátil permite capturar tanto en vídeo como en foto un montón de escenarios distintos, lo cual la convierte en un equipo ideal para los viajeros que no quieren dejar ningún recuerdo sin inmortalizar.

Ver precio

Cámaras compactas VIP (más de 700 €)

En la gama VIP (cámaras de más de 700 euros) profundizamos en modelos de cámaras compactas profesionales que os van a dejar boquiabiertos. Preparad los baberos que los vais a necesitar:

Panasonic LX100II

Las Lumix siempre cuentan con unas ópticas de Leica que son un punto positivo de mucho peso a la hora de decantarte por una cámara compacta de alto nivel. Su rango focal equivalente a 24-70mm responde con gran calidad. El cuerpo es muy compacto y similar a la LX100. El sensor de 17 megapíxeles responde muy bien y el cuerpo ofrece la posibilidad de cambiar el formato (cuadrado, tres medios, cuatro tercios...) desde la anilla del objetivo. En esta misma anilla también se puede cambiar el diafragma de un modo cómodo que recuerda a las antiguas cámaras analógicas. El resto de botones se configuran en la parte superior de un modo muy manejable.

Panasonic LX100II
Panasonic LX100II

Se trata de una cámara de bolsillo de la que enseguida te acostumbras a sus botones y da la talla tanto para fotógrafos profesionales que busquen una cámara que llevar a todos lados como para amateurs que busquen mejorar su creatividad. Respecto al zoom, tiene dos sistemas de zoom. Uno que funciona presionando una palanca y colocando la distancia donde queramos y otro que lo que hace es que pulsando el botón te lleva a las distancias más usadas en el mundo fotográfico. Por ejemplo, el 24, el 35, el 50 y el 75mm. Esto va a facilitar mucho varios obstáculos que bloquean nuestra creatividad.

Por lo demás, funciona muy bien, en el macro sabe sacar chispas a los escenarios y el zoom responde perfectamente en todo tipo de situaciones. La pantalla es táctil pero fija, lo cual supone un problema para los vloggers. Además, no tiene entrada de micrófono. Respecto a la batería da para unas 250 fotos y os aconsejo que llevéis siempre dos baterías para evitar quedarse sin energía para seguir captando lo que ocurre a tu alrededor. En cuanto al enfoque resulta muy ágil y se nota que esta cámara está mucho más pensada para hacer fotos que para vídeo. En definitiva, su calidad, estética y resultado final me ha encantado y es una gran apuesta. Podríamos resumirla como una cámara compacta de alta calidad con un peso y tamaño muy reducido que puedes utilizar para reportajes de todo tipo.

Ver precio

FUJIFILM X100F

Se trata de una cámara compacta que, de todas las que he nombrado en este artículo, es la única que cuenta con una focal fija de 35mm 2.8F con un diseño muy clásico como suele ser en todos los modelos de esta marca. Su visor es híbrido y puede ser óptico o digital en función de las necesidades que quieras satisfacer. Cuenta con un sensor de 24 megapíxeles como el de su maravillosa hermana mayor que juega en la liga de las mirrorless: la XT2. Por tanto, su salto de calidad es impresionante. El procesador también ha evolucionado y se nota en su rápida ráfaga de ocho fotogramas por segundo y en su velocidad al encenderse y en el resto de opciones. En cuanto a la estética, cuenta con un joystick súper cómodo que facilita el enfoque y tiene un menú muy práctico para disparar en cualquier modo. Además, cuenta con una opción de enfoque continuo que ha mejorado mucho respecto a sus predecesoras.

FUJIFILM X100F
FUJIFILM X100F

Esta Fuji también graba vídeo, aunque sabemos que esta marca se centra muchísimo más en la fotografía. Graba a 1080p y no lo hace mal, aunque sabemos que éste no es su fuerte. De ahí que ni siquiera un botón directo en el menú para grabar. La autonomía de la batería queda un poco limitada a 300 disparos y la tapa del objetivo no resulta muy cómoda. Pero estas pocas desventajas chirrían levemente frente a sus espectaculares prestaciones. Es complicado encontrar a alguien que no le guste esta cámara. Esta Fuji X100F es como ese amigo al que todo el mundo adora y con quien todos quieren estar.

Ver precio

Sony RX 100 VII

Tenemos ante nosotros una de las cámaras fotográficas compactas más rápidas del mercado. Posee un objetivo con un rango focal de 24-200mm (en equivalencia a la full frame) con un diafragma de f2.8. Así que en un pequeño cuerpo tienes la posibilidad de abarcar un campo visual muy grande. Además, el propio objetivo contiene una anilla que permite enfocar manualmente, aspecto muy útil sobre todo para aquellos que quieran grabar vídeo. Su pantalla abatible a 180º hacía arriba y 90º hacia abajo es una delicia tanto para vloggers como para los amantes de los selfies. En cuanto a su estética, aunque esta cámara no ha cambiado mucho respecto a su hermana menor, sí que cuenta con una modificación y mejoría importante: la incorporación de una entrada de audio para micrófono. Supongo que la marca escuchó las quejas de sus usuarios y decidió solventarlas con este increíble modelo.

En su interior cuenta con un sensor de una pulgada que genera imágenes de 20,1 megapíxeles. Y hablando de las imágenes, su calidad en cuanto a colores, rango dinámico... Es muy buena. Además responde muy bien en situaciones de poca luz. En cuanto al vídeo, Sony se sale de lo establecido y ofrece un rango dinámico muy alto gracias a la amplia variedad de perfiles de colores que ofrece. Graba en 4K a 24fps y a 1080p a 60 y 120 fotogramas por segundo, ideal para videos a cámara lenta. Respecto al auto enfoque responde muy bien y sigue ágilmente a la persona que detecta con el enfoque al ojo humano o a ojo animal en el caso de que se requiera seguir la vida salvaje. Esta característica la ha posicionado como la cámara ideal para youtubers.

Sony RX 100 VII
Sony RX 100 VII

Otra característica que Sony ha añadido es que ofrece la posibilidad de grabar en vertical y así ahorrarte tiempo de convertir los vídeos después en el postprocesado con el ordenador. Su ráfaga es bestial y se asemeja bastante a lo que ofrece la mirrorless Sony Alpha IX, ya que permite 90 fotos por segundo. También tenemos la posibilidad de grabar en HFR (High Frame Rate) que permite grabar vídeos hasta 960 fotogramas por segundo. Por otro lado, su estabilizador es muy bueno tanto en vídeo como en foto.

Todo este equipo es tan sencillo y fácil de usar que potencia mucho la creatividad ya que no tienes obstáculos para conseguir aquello que quieras conseguir captar. Esta cámara puede tener distintos usuarios, pero yo creo que si buscas grabar vídeos en cualquier momento y quieres calidad y facilidad de uso, esta cámara te va a satisfacer en todos los aspectos. En definitiva, se trata de una pequeña cámara de bolsillo con unas prestaciones que la posicionan junto a las más gigantes.

Ver precio

Las cámaras compactas no permiten la opción de cambiar el objetivo, pero son una gran solución para llevar encima y lograr grandes resultados

Espero que después de mis recomendaciones tengas más claro qué cámara de bolsillo se ajusta mejor a lo que tú necesitas. A mí me han entrado ganas de comprarme todas. La tecnología avanza a pasos agigantados y muchas veces, nos compramos equipos que van mucho más allá de lo que realmente necesitamos. Por eso, adquirir una cámara compacta puede ser una de las mejores decisiones que tomes en lo que a fotografía se refiere.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios