Curso de introducción a la fotografía digital
  1. DeCompras
EMPIEZA A AMAR LA FOTOGRAFÍA DESDE CERO

Curso de introducción a la fotografía digital

¿Quieres empezar a sacarle partido a tu nueva cámara réflex? Existen un montón de tutoriales y cursos online donde aprender a utilizar una cámara digital: descúbrelos

Foto: Mini curso de conceptos básicos de introducción a la fotografía digital
Mini curso de conceptos básicos de introducción a la fotografía digital

A estas alturas de la vida, todos sabemos en qué consiste la fotografía. Hay miles de tutoriales o cursos de fotografía online donde te explican sencillos trucos para hacer fotografías con el móvil, para aprender a retocar con Photoshop o para conseguir fotografías profesionales con un equipo limitado.

Con este artículo lo que pretendo es explicarte varios conceptos básicos de la fotografía de un modo sencillo, para que enseguida puedas ponerte manos a la obra a aprender a hacer fotos sin desesperarte. Estoy segura de que, una vez asientes los cimientos del arte de fotografiar, vas a fluir de un modo creativo y a disfrutar de este séptimo arte.

Foto: Las mejores cámaras réflex del mercado en 2020

Aprender a fotografiar es como conducir. Al principio, te parece que controlar las marchas, el embrague y el freno es una tarea de gigantes. Que no vas a poder llevarla a cabo ya que ni siquiera eres capaz de coordinarte adecuadamente bailando la macarena. Pero con un poco de práctica, automatizas los controles y parece que naciste para competir en el rally París Dakar. Lo mismo ocurre con la fotografía. Hay tres parámetros esenciales que debes aprender a controlar, para aspirar a ser fotógrafo de National Geographic o de la Agencia Magnum:

  1. La apertura de diafragma. El diafragma es un mecanismo que, en función de lo abierto o cerrado que esté, va a permitir que entre más o menos luz en la cámara. Y por tanto, va a hacer que la fotografía final esté bien expuesta, subexpuesta (no ha entrado suficiente luz) o sobreexpuesta (ha entrado excesiva cantidad de luz). Se establece a través del número f y se mueve en función unos valores mínimos y máximos que siguen este orden: 1, 1.4, 2, 2.8, 4, 5.6, 8, 11, 16, 22, etc.
    De este modo, el número más bajo (f1) hace referencia a cuando el diafragma está abierto en su máxima medida y por él entra la mayor cantidad de luz. Mientras que en f22, el diafragma está cerrado en su máxima capacidad y por él pasa una cantidad de luz mínima.
    El número f con el que se pueda jugar, va a depender del tipo de objetivo que se utilice, ya que es éste el que marca el número f mínimo con el que vas a poder disparar. Esto supone que, en función de la calidad, luminosidad y nitidez que presente el objetivo, va a tener un número f más bajo o más alto. Pero esto lo veremos más adelante.
    Al margen de la luz, el elegir un diafragma más cerrado o más abierto va a repercutir en aspectos variados de la imagen final, como puede ser la profundidad de campo.
  2. La velocidad de obturación. El obturador es un mecanismo basado en dos cortinas que se abren y se cierran. La velocidad con la que lo hacen, provoca que la cantidad de luz que pasa por el diafragma impacte sobre el sensor a una velocidad u a otra. La velocidad se mide en fracciones de segundo. Puede ir desde 1 segundo a 1/4000 segundos. A mayor velocidad de disparo, más se va a congelar lo que está ocurriendo en escena. Por ejemplo, si estás viendo correr a tus hijos y quieres que salgan totalmente enfocados, dispararás a una velocidad rápida, por ejemplo: 1/1000. Si en cambio, lo que quieres es captar la estela del movimiento, dispararás a una velocidad más lenta como a 1/15. Sin embargo, hay que tener en cuenta que si disparas a velocidades lentas, vas a necesitar de un trípode para que la imagen no salga movida. En caso de que no lo tengas, espero que cuentes con un buen pulso de mano para evitar la trepidación en el resultado final.
  3. El ISO. La sensibilidad ISO se distingue de los parámetros de velocidad de obturación y apertura del diafragma en que, mientras estos dos lo que hacen es que permiten o limitan la cantidad de luz natural que se plasma en el sensor, el ISO juega a aumentar la cantidad de luz que tiene la imagen final de un modo artificial. Sin embargo, si se abusa de un número de ISO alto, la fotografía va a terminar perdiendo mucha calidad. Siempre se debe jugar con los otros dos parámetros e intentar evitar usar el ISO y dejarlo en 100 o 200. Tan sólo ha de aplicarse en situaciones donde no quede otra opción. Como por ejemplo, cuando se den situaciones de poca luz, cuando queramos hacer fotografía nocturna o cuando necesitemos congelar el movimiento con una velocidad de obturación alta y no podamos abrir más el diafragma y aún así se nos quede oscura la imagen y tenga que subir el ISO para que quede bien expuesta.

Para disparar en manual, has de aprender a jugar con los tres parámetros para que la imagen salga bien expuesta. Mi consejo es que si tienes tiempo, inviertas en un curso de fotografía online para que profundices en todo tipo de situaciones y te quede claro cómo manejar tu cámara de fotos. Pero si eres de los que prefieren la acción, puedes comenzar a disparar en los modos de prioridad a la apertura del diafragma o en el modo de prioridad a la velocidad de obturación. Estos modos lo que hacen es que, para que no te vuelvas loco teniendo que equilibrar los tres parámetros, tú tan sólo tengas que centrarte en manejar la apertura del diafragma o la velocidad, y va a ser la cámara la que, automáticamente, le va a otorgar los valores precisos a los otros dos parámetros para que la imagen salga bien expuesta. De este modo, podrás aprender paso a paso sobre cómo funciona tu cámara sin tener que saltar a configurar los tres parámetros de golpe y frustrarse al no entender bien el funcionamiento.

Foto: Los mejores móviles en calidad precio: comparativa y guía de compra

A parte de la tríada de la fotografía, hay muchísimos otros conceptos que debes conocer para que te sientas cómodo al fotografiar. Así que abre el armario de tu mente que voy a meter en ella un montón de vocabulario fotográfico que te va a venir genial para vestir tus fotos de calidad:

Profundidad de campo

Es el campo de una fotografía que está enfocado y se ve nítidamente. Una imagen tendrá mayor profundidad de campo en el caso de que la zona de delante y la de atrás del sujeto enfocado, se vean nítidas. Esta profundidad o nitidez va a depender de la apertura del diafragma. Por ejemplo, si el diafragma está muy abierto (f1.4), la profundidad de campo va a ser mínima y sólo va a estar enfocado el sujeto retratado, mientras que el resto se va a ver desenfocado. Es una herramienta muy útil cuando queremos centrar la atención en un lugar o persona determinados de la imagen. Sin embargo, si queremos hacer fotografía de naturaleza o de arquitectura, vamos a buscar tener una mayor profundidad de campo para obtener toda la imagen enfocada. Lo mismo ocurriría en el caso de que quieras hacer una foto grupal con varios miembros a distintas distancias. En ese caso, evitarás abrir mucho el diafragma para que todos los miembros salgan enfocados.

En definitiva, la profundidad de campo será la zona que aparezca enfocada y será de mayor o menor tamaño dependiendo del número de apertura del diafragma establecido.

Enfoque

Se refiere a la acción de enfocar un objeto que hemos indicado a través del equipo, ya sea de manera manual, controlando la rueda de enfoque que lleva el objetivo, o automáticamente a través del sistema de puntos que se puede apreciar en el visor de la cámara. Hay distintos tipos de enfoque automático:

  • AF-A. Es la cámara la que elige el enfoque en función de si el objeto está en estático o en movimiento.
  • AF-S. Se basa en que se elige un punto único de enfoque y es útil para fotografía de estudio o en situaciones donde el objeto está estático.
  • AF-C. Enfoque continuo. Se basa en que el enfoque sigue al sujeto que está en movimiento.

Efecto Bokeh

Proviene de la palabra japonesa Boke que significa “Niebla” o “Desenfoque”. Este efecto se basa en que, al abrir mucho el diafragma de la cámara, obtienes un desenfoque suave y estéticamente atractivo.

Efecto Bokeh
Efecto Bokeh

Valor de exposición o EV

En la pantalla de tu cámara podrás ver una gráfica que va del -3 al +3. En ella se muestra el valor de la exposición que tiene la escena que estás captando con tu cámara. En función de los parámetros que hayas elegido, indicará si la imagen que vas a fotografiar está subexpuesta, sobreexpuesta o expuesta correctamente. Digamos que es como un chivato que te dice si una imagen va a salir con la luz correcta o no cuando hagas click.

Fotografía subexpuesta o sobreexpuesta

Teniendo en cuenta los distintos parámetros de la cámara, una fotografía puede salir con demasiada luz o incluso quemarse. En ese caso, hablaríamos de una fotografía sobreexpuesta. Si al contrario, apenas entra luz y se ve oscura, será una fotografía subexpuesta.

Distancia Focal

Como su propio nombre indica, determina en milímetros, el alcance que puede tener un objetivo. Cuanto mayor sea la distancia focal, más lejos va a llegar la lente pero menor zona de la escena va a abarcar. Los objetivos pertenecen a distintos grupos en función de, en primer lugar, si son fijos o tienen zoom y en segundo, de su distancia focal.

Objetivos fijos

Son aquellos que tienen una distancia focal fija. Es decir, no cuentan con zoom por lo que si quieres acercarte o alejarte de una escena, tienes que moverte tú porque el objetivo no cambia su distancia. Estos objetivos suelen tener mayor calidad que los objetivos zoom o de longitud variable, por varios motivos:

  • Nitidez. Al tener una distancia focal fija, no llevan un número de lentes dentro de ellas tan grandes como los de zoom. Eso hace que la calidad de la imagen final sea mayor. Si no te ha quedado claro, coge por ejemplo un par de gafas de ver. Solápalas y mira a través de ellas. ¿A que no ves la imagen tan nítida que cuando utilizas tan sólo una lente? Lo mismo ocurre con los objetivos.
  • Peso. Un objetivo zoom cuenta con aproximadamente unas veinte lentes en su interior. Mientras que uno fijo, contiene entre seis y doce. De ahí que el peso entre los de distancia variable sea bastante superior a los de focal fija.
  • Luminosidad. Los objetivos fijos presentan un número mínimo de diafragma muy bajo, lo que permite que, en situaciones de poca luz, éstos trabajen mejor que los objetivos zoom.

Gracias a los objetivos fijos podrás mejorar la nitidez y luminosidad de las fotos y, además, evitar cargar con más peso

Con esto no estoy diciendo que los objetivos fijos sean mejores para todo, pero sí que ofrecen una calidad superior. Sin embargo, es tu trabajo como fotógrafo, decidir qué quieres fotografiar y con ello, qué herramientas necesitas. No vas a usar el mismo equipo para hacer fotografía callejera que para hacer fotografía de naturaleza. En función de lo que te apasione, buscarás un tipo de objetivos u otros.

Ángulo de visión

Es la escena que se ve a través de la cámara en función del objetivo que se tenga. Por ejemplo, si usas un objetivo de 200 mm, su ángulo de visión no va a ser tan amplio como si usas un objetivo de 24 mm. Con el primero vas a poder fotografiar objetos que estén más lejos porque los acerca, pero eso va a hacer que tu ángulo de visión sea más estrecho.

Teleobjetivos

Se denominan así los objetivos que tienen una distancia focal superior a la standard que son 50mm. Es decir, aquellas lentes que llegan más lejos de lo que nuestra vista es capaz. Los teleobjetivos se pueden dividir en dos grupos: los cortos y los largos. En la categoría de los cortos entran dentro aquellos que van de los 70 mm a los 200 mm. Con estos puedes retratar a personas desde lejos sin que se den cuenta. También puedes usarlos para fotografiar bodegones y para fauna y flora, ya que justamente permiten estar presente y retratar situaciones que si estuvieses cerca no ocurrirían por tu presencia. Por otro lado, los largos, son los superiores a 200mm y resultan muy pesados y grandes por lo que requieren de trípode y se utilizan para fotografía de fauna salvaje, deportes... Son los objetivos blancos que seguro que has visto más de una vez en algún documental o en algún programa de deportes.

Zoom

El uso de esta palabra es tan extenso que en muchas ocasiones no se utiliza correctamente. El zoom hace referencia a la posibilidad que tienen los objetivos que no son fijos, de variar su distancia focal. Mucha gente piensa que todos los objetivos tienen zoom, sobre todo en el caso de los teleobjetivos. Sin embargo hay teleobjetivos fijos de 235mm y otros teleobjetivos con zoom de 200 a 400mm. Es importante saber diferenciarlos.

Distancia hiperfocal

Se trata de la distancia mínima de enfoque que nos permite conseguir la mayor profundidad de campo posible. Esta medida viene muy bien para realizar fotografía de naturaleza y para fotografía nocturna donde quieres que todo se vea lo más enfocado posible. Para calcularla, hay apps que lo facilitan mucho y dependiendo de los parámetros que configures en tu cámara, del objetivo que lleves y de la situación en la que vayas a fotografíar, esta distancia variará.

Trepidación

Si alguna vez escuchas a alguien decir que la imagen está trepidada significará que, aunque la imagen esté correctamente enfocada, hay una leve falta de nitidez debido a algún movimiento o vibración y a que quizás, la velocidad de obturación no es del todo rápida.

Estabilizadores de imagen

Existen sistemas de estabilización de la imagen tanto para objetivos como para las cámaras. Esto hace que se neutralicen las vibraciones que tú haces sobre tu equipo cuando vas a disparar una fotografía. En los últimos años han mejorado mucho y son muy útiles tanto en fotografía de naturaleza como en vídeo.

Histograma

Se trata de un gráfico muy utilizado en fotografía que representa dos variables: la cantidad de píxeles que hay por zonas en la imagen (eje vertical) y los valores de luminosidad que van de claros a oscuros (eje horizontal). Muchos fotógrafos utilizan el histograma para observar si la imagen está correctamente expuesta. Por lo general, para que una fotografía esté correctamente expuesta, el histograma mostrará información en cada una de las zonas del gráfico. Lo cual significará que las luces y sombras están bien repartidas por toda la imagen y por tanto, gozará de un gran rango dinámico, lo que se traducirá en que la imagen aporta mucha información.

Bracketing u horquillado

Se trata de una técnica fotográfica que se basa en realizar varias fotografías de una misma escena cambiando los parámetros. Es muy útil en el caso de que realices fotografías de paisajes y a veces haya tanto contraste entre las luces y las sombras de la escena que si quieres que se vea toda la escena bien enfocada y con nitidez has de sacar al menos tres tomas distintas: una correctamente expuesta, otra subexpuesta y otra más sobreexponer. Luego para juntar las tres imágenes, puedes hacerlo automáticamente a través de una opción que te ofrece tu cámara o con un software externo.

Filtros de densidad neutra

Son filtros que se colocan en los objetivos con la intención de disminuir la intensidad lumínica y de este modo, controlar de un modo más efectivo la cantidad de luz que llega al sensor. Lo que se consigue es que, por ejemplo, en los días claros en los que no hay ni una nube y el sol golpea fuerte, el filtro baja la intensidad de la luz y consigue que la escena final tenga un resultado más neutro. Los filtros de densidad neutra se utilizan mucho para fotografía de naturaleza.

Formatos de fotografía

Aunque el más famoso de todos es el JPG, hay múltiples formatos de fotografía y cada uno, tienes unas peculiaridades que van a satisfacer mejor o peor tus necesidades:

El formato .jpg es el más común entre los principales formatos de las imágenes digitales sacadas con las cámaras

  • RAW. Este formato, que traducido del inglés significa “crudo”, es un archivo que contiene toda la información de la fotografía que se ha hecho. Digamos que es como el esqueleto de una imagen y gracias a ello, se puede moldear al gusto del usuario. Su gran ventaja es justo esa, que al no estar comprimido, en un software externo a la cámara, se le puede ajustar la exposición, la temperatura del color, el contraste... Y otros ajustes sin que el archivo pierda calidad. Una vez realizados todos los ajustes se deberá exportar a JPG por si queremos compartirla en Internet o guardarla en un formato que se pueda leer desde cualquier dispositivo.
  • PNG. Este formato, al contrario que el JPG, comprime el archivo pero no pierde información y además, permite las transparencias. Es útil por ejemplo, para guardar logotipos o ilustraciones vectoriales con fondos transparentes. Sin embargo, al guardar la información pesa mucho y no es muy recomendable para fotografías que van a ser impresas ya que no guarda información en modo CMYK.
  • TIFF. Se trata de un formato de imagen utilizado en el caso de que quieras guardar fotografías sin perder calidad y con mucha resolución. Sin embargo, al pesar tanto no sirve para utilizarlo en Internet. Es más para uso profesional.
  • WEBP. Se trata de un nuevo formato de compresión creado por Google que reduce a un 30% el peso final de las imágenes que se van a subir a webs. La única pega es que al ser un formato tan nuevo, aún hay navegadores que no lo leen bien.

Retoque digital

En la actualidad pocas son las fotografías que prescinden de algún tipo de retoque o edición digital. El retoque se lleva a cabo a través de softwares externos que ofrecen infinidad de posibilidades para explotar tu creatividad. Aquí puedes aprender más sobre cómo retocar retratos con Photoshop.

Tipos de fotografía

Dependiendo de lo que te apasione fotografiar vas a reconocerte en un grupo o en otro.

  • Fotografía documental: Es el arte de fotografiar sin ser visto o sin que tu presencia influya en la escena que se está desarrollando. El ámbito que abarca esta modalidad es muy amplio: fotoperiodismo y fotografía social, callejera, de familias, de animales y naturaleza… Si quieres adentrarte más en esta modalidad, échale un ojo a este curso:
    Fotografía documental
  • Fotografía lifestyle: Es aquella que emula la vida cotidiana pero con la diferencia de que los escenarios y los modelos están preparados. Pretende documentar momentos de la rutina con un toque artístico. ¿Aún no te queda claro? Profundiza más en esta rama fotográfica con este curso:
    Fotografía Lifestyle
  • Fotografía de retrato: este modo de captar la realidad busca recoger en una instantánea el alma de una persona a través de su manera de mirar, su forma de vestir, de caminar, de sonreír… Si te interesa esta tipo de fotografía, aquí tienes un curso donde se profundiza en los conceptos:
    Fotografía Retrato
  • Fotografía publicitaria: es aquella que intenta, a través de distintos encuadres, colores, luces y sombras... Destacar el atractivo de un producto o servicio para que el posible cliente desee adquirirlo. En ella tienen gran cabida la fotografía de producto, tal y como lo explican en este curso de Fotografía para Principiantes y la de moda, en la que puedes seguir indagando con este otro mini curso para fotografiar moda.
  • Fotografía aérea. Como su nombre indica, se trata de aquellas imágenes que retratan lugares nunca antes vistos desde una perspectiva de gran altura. Actualmente, con la llegada de los drones, se está convirtiendo en un arte muy atractivo a cualquier nivel. ¿Quieres saber más? Descubre más información sobre fotografía aérea con drones.
  • Fotografía submarina. Es la que se realiza bajo el agua. Va ligada evidentemente, al submarinismo y sus colores pueden cambiar en función de la profundidad a la que se bucee. Destaca por su complejidad y su alto costo en cuanto a materiales se refiere.
  • Fotografía nocturna. Es un tipo de formato muy técnico que se basa en captar las estrellas o retratar la noche con velocidades lentas e ISOS altos. Para aprender más sobre ella, tienes este curso de introducción a la fotografía nocturna.
  • Fotografía de paisajes. Esta modalidad es muy famosa y compleja a la vez ya que se tiene que tener en cuenta muchas variantes (luz, geografía, hora, enfoque...) para llevarla a cabo del modo correcto.
  • Fotografía de fauna. Si te gusta retratar animales en su hábitat natural aquí tienes la modalidad que más te va a gustar. Entre ellas está la introducción a la fotografía de perros en aprende a fotografiar a tu perro.
  • Astrofotografía. Se trata de aquella en la que se utilizan asteroides para fotografiar nuestro sistema solar o para fotografiar objetos más lejanos de nuestro Sistema. Sobra decir que no creo que en Amazon tengas los productos necesarios para llevarla a cabo.
  • Fotografía macro. Es una rama que permite acercarse a los objetos y ampliarles tanto que puedan observarse muchos detalles imperceptibles con nuestra visión normal. Para llevarla a cabo se precisa saber de objetivos macro y de conocimientos técnicos que en este curso te explican al detalle: fotografía macro al detalle.
  • Fotografía científica. Busca dejar un testimonio gráfico de los experimentos que se llevan a cabo y que son imperceptibles al ojo humano. Para ello, hace uso de distintas técnicas como la fotografía ultravioleta, los rayos X...
  • Fotografía deportiva. Son reportajes de acción que requieren de teleobjetivos y cámaras veloces.

Composición fotográfica

Se trata de la manera en que una imagen se encuadra y en cómo se disponen los objetos en ella para hacerla más o menos atractiva visualmente. Hay muchas reglas de composición que puedes ir aplicando poco a poco para mejorar tu manera de mirar:

  • Regla de los tercios. Es la más famosa y se basa en dividir la escena en tres partes iguales horizontal y verticalmente. De este modo, obtienes nueve partes iguales. Una vez que lo tienes, debes colocar a tus sujetos u objetos en las intersecciones de las líneas porque ahí están los puntos más atractivos visualmente.
    Foto Tercios
  • Simetrías. El equilibrio siempre nos atrae a la vista porque nos da sensación de calma y paz.
    Fotografía con simetrías
  • Enmarcar escenas. A nuestro cerebro le llama la atención que enmarcamos escenarios de un modo natural. Por ejemplo, el paisaje que se ve enmarcado por una ventana.
    Enmarcar escenas
  • Contrastes. Todo aquello que provoca un choque de elementos atrapa nuestra mirada: pequeño y grande, veloz y estático, blanco y negro…
    Fotografía de contrastes
  • Llenar la escena con un objeto o sujeto hace que nos atraiga el ver detalles tan bien definidos que normalmente ni siquiera percibimos. Unos ojos de cerca, la nariz de un perro, la cara de un bebé, los pétalos de una flor.
    Fotografía con efecto llenar
  • Los patrones o la repetición. Nos provocan calma y estabilidad y por eso nos gusta observarlos. Por ejemplo, baldosas, un desfile, una cosecha de girasoles...
  • La proporción áurea. Esta ley sobre la geometría que los griegos nombraron así, aparece en multitud de composiciones y en todo lo que nos rodea está presente. ¿Cómo no iba a estarlo en tus fotografías?
    Fotografía Aurea
  • Las líneas guías o triángulos. En casi todas las composiciones hay líneas conduciendo nuestra mirada, así como triángulos. Si practicas el ejercicio de verlas en todos lados, estoy segura de que tu manera de fotografiar va mejorar mucho.
  • Espacio negativo. Es aquella zona que cubre gran parte de la imagen pero que no contiene información. Sirve para darle más peso al espacio positivo. Puedes hacer infinitud de composiciones teniéndolo en mente.
    Fotografía en negativo

Tipos de cámaras

Actualmente existen cuatro grupos que engloban a los principales formatos que un usuario normal puede utilizar.

  1. Cámaras réflex. Las también conocidas como DSLR son cámaras que funcionan permitiendo que entre la luz a través del objetivo y rebotando ésta en un espejo hace que se vea la escena a través del visor óptico. Esta imagen se capta en un sensor que la graba digitalmente, si la réflex es digital. Si se trata de una réflex analógica, se grabará en una película. Descubre cuáles son las mejores réflex del mercado.
  2. Mirrorless. Se trata de cámaras de fotos con objetivos intercambiables pero que, a diferencia de las réflex, no contienen espejo en su interior. Esto hace que sean cámaras mucho más ligeras y que, en vez de tener un visor óptico, contienen uno digital que lo que muestra es una representación de la imagen que no es real. Son las cámaras que están despuntando mucho ahora mismo debido a su buena calidad y su ligereza. Las mirrorless responden también a otros nombres: EVIL (Electronic Viewfinder with Interchangeable Lens que se traduce como visor electrónico con lentes intercambiables) o MILC (Mirrorless Interchangeable Lens Camera que en castellano se entiendo como cámara sin espejo con objetivos intercambiables).
  3. Bridge. Son cámaras compactas que no permiten intercambiar los objetivos pero que, sin embargo, cuentan con un zoom muy grande que ofrece la posibilidad de retratar eventos muy variados. Como bien lo sugiere su nombre, son un puente entre las mirrorless y las compactas.
  4. Compactas. Son las cámaras de siempre que no permiten intercambiar lentes y no tienen mucho zoom. Son pequeñas y su calidad es relativamente baja si las comparas con sus hermanas mayores.

Fotogramas por segundo

Es el modo en que se mide la grabación de vídeo que una cámara puede llevar a cabo. Los fotogramas son la cantidad de fotografías únicas que una cámara es capaz de hacer por segundo. Las películas del cine que ves normalmente están grabadas a 24 fps. Sin embargo, si lo que buscas es poder poner un vídeo a cámara lenta o slowmotion y que se aprecien todos los movimientos con mucho detalle, cuanto más alto sea el número de fotogramas por segundo, mejor. Hay cámaras que permiten grabar a 240 frames.

Formatos de vídeo

Hay infinidad de formatos pero éstos son los más comunes:

  1. 360p es la resolución general de los vídeos en páginas web tradicionales. Por ejemplo, los vídeos de youtube que aparecen en webs, llevan esa resolución.
  2. 720p, también denominado HD o 1K. Se usa principalmente en televisiones de alta definición. 1280 x 720 son sus dimensiones.
  3. 1080p o Full HD. Representa la máxima resolución en HD y presenta imágenes de mucha más nitidez que el HD. 1920 x 1080 es su tamaño exacto.
  4. El 4K es el formato más reciente y que está teniendo una gran acogida en los hogares utilizan los televisores actuales y es cuatro veces más grande que la resolución que da el HD. Netflix y Youtube ya muestran contenido en 4K también. Por eso cada vez más cámaras permiten grabar a 4K, puesto que presentan una calidad muy superior al Full HD.
  5. 8K. Acaba de llegar al mercado y se trata de una calidad de ultra alta definición con casi 8000 píxeles. Este resolución tan extraordinaria hace que se muestren píxeles que son totalmente inapreciables para el ojo humano desde cualquier distancia de visión. Además, las imágenes en movimiento tienen mucha más calidad, los brillos son espectaculares...

Creo que con estos conceptos, ya puedes comenzar a hacer fotos y a disfrutar de este hobby que tantos buenos recuerdos nos permite fabricar.

Cámaras Compras
El redactor recomienda