Black Power contra Franco
  1. Cultura
  2. Cine
FESTIVAL DOCUMENTA MADRID

Black Power contra Franco

Un documental revisa las peripecias de los milicianos afroamericanos que lucharon en la Guerra Civil

placeholder Foto: Un miliciano afroamericano da órdenes en el frente
Un miliciano afroamericano da órdenes en el frente

Los caminos de la Guerra Civil son inescrutables. Creíamos que el Ebro había sido el río más importante de la guerra, pero resulta que un río cincuenta veces más largo y a miles de kilómetros de España jugó un papel simbólico de primer orden: el río Misisipi.

Del Misisipi a las barricadas. He aquí el azaroso trayecto del miliciano afroamericano James Yates (1906-1993), uno de los 85 negros que formaron parte de la Brigada Lincoln, formada por 50.000 voluntarios (2.800 estadounidenses) llegados de 54 países para luchar contra la insurrección franquista.

La historia de Yates y del resto de milicianos afroamericanos se recupera ahora en un documental, Héroes invisibles, de Alfonso Domingo y Jordi Torrent, que estrena el Festival Documenta Madrid, que arranca hoy.

Curtido en la ola de protestas sociales que recorrió EEUU durante la Gran Depresión, Yates saltó de su Misisipi natal a Chicago, y de ahí al politizado Harlem de principios de los años treinta. De burlar al Ku Klux Klan a trabajar en los mataderos del cinturón fordista. De las primeras protestas por los derechos civiles a las huelgas de los sindicatos. Y de ahí a España.

¿Qué pintaba Yates en la Guerra Civil? ¿No tenía ya suficientes problemas en su país?

“Los afroamericanos vinieron a luchar a España porque era una manera de luchar contra el racismo en su propio país. Habían querido ir a la guerra de Etiopía, en 1935, a luchar contra los fascistas italianos y defender de la agresión a una nación negra, independiente, con cultura, y además cristiana, pero no les dio tiempo porque los italianos utilizaron armas químicas y acabaron pronto la campaña. Así que cuando surgió la guerra de España, en la que el enemigo era también el fascismo italiano, además de los nazis alemanes, muchos afroamericanos pensaron en venir a España a combatirlos”, explica Domingo.

'Los afroamericanos vinieron a luchar a España porque era una manera de luchar contra el racismo en su propio país'

La lucha española era para ellos “la misma lucha que tenían en su propio país contra el racismo, el Ku Klux Klan y las leyes segregacionistas”, razona el director, que recuerda que “en los estados del sur aún existía la segregación racial en escuelas, hospitales y edificios públicos”.

El vínculo político entre las luchas de EEUU yEspaña se hizo evidente en cuanto los afroamericanos pisaron territorio español:

“Por un lado, se encontraron con un pueblo que les acogía con curiosidad, con cariño, que estimaban lo que hacían, y que no era racista: Podían alojarse en cualquier hotel, comer en cualquier lado, beber, bailar con mujeres sin que les hicieran ver su diferencia de color. James Yates lo recuerda en su libro de memorias: ‘Fue en España donde me sentí por primera vez como un hombre libre'. Eso es algo muy emocionante, y enlazaba con los ideales republicanos. Es algo que les impulsó a seguir luchando por los derechos civiles cuando regresaron a su país”, cuenta el director.

'En España me sentí por primera vez como un hombre libre'

La paradoja es de traca: Yates nunca había sido tan libre como en una guerra a miles de kilómetros de su país. Otro dato: el ejército estadounidense no abolió la segregación racial hasta principios de los años cincuenta. O la Brigada Lincoln como experimento multiracial pionero: “Por primera vez en la historia militar de los EEUU, un afroamericano, Oliver Law -muerto en acción en el Jarama el 8 de julio de 1937- mandó una unidad compuesta en su gran mayoría de blancos, algo que no volvió a pasar hasta el final de la Segunda Guerra Mundial”, razona Domingo.

Conocimos las andanzas españolas de Yates gracias a un libro de memorias publicado hace cinco años:De Misisipi a Madrid. Memorias de un afroamericano de la Brigada Lincoln.

Para rematar la función, tres citas sacadas dellibro que resumen toda una vida en la primera línea del frente:

'Si eres negro en Misisipi, tarde o temprano un rayo calcinará tu casa'

“En la cabaña de madera de mi abuela (esclava hasta los 15 años), si lo que estaba escrito en la vieja Biblia familiar es correcto, nací en 1906. No hay otra forma de saberlo, pues el estado de Misisipi no tenía ningún interés en registrar los nacimientos ni las muertes de los negros”.

“Si eres negro en Misisipi, tarde o temprano un rayo calcinará tu casa”.

"Algunos días se pierde y otros se gana. Y entre tanto, progresos, retrocesos, ataques y contraataques. Pero de algo estoy seguro: el enemigo no puede ganar siempre. Igual que sale el sol, la gente continúa levantándose y luchando por la dignidad humana y la libertad”.

Documental Cine
El redactor recomienda