Es noticia
Menú
La mujer que se escondió en las páginas de un manuscrito de hace 1.300 años
  1. Cultura
DESCUBRIMIENTOS MEDIEVALES

La mujer que se escondió en las páginas de un manuscrito de hace 1.300 años

La obra, identificada como Selden Supra 30, es una copia de los Hechos de los Apóstoles, un libro del Nuevo Testamento, escrito en latín.

Foto: El nombre de Eadburg se puede leer en repetidas ocasiones en los márgenes del manuscrito (Biblioteca de Bodleian, Oxford)
El nombre de Eadburg se puede leer en repetidas ocasiones en los márgenes del manuscrito (Biblioteca de Bodleian, Oxford)

Siempre es impresionante encontrar retazos de nuestro pasado en forma de manuscrito, que dan respuesta a muchos de los enigmas de la historia, como el manuscrito medieval que habla de Merlín. Ahora, se ha hallado el nombre de una mujer escrito en repetidas ocasiones, junto con varios garabatos, en los márgenes de un manuscrito medieval de hace 1.300 años.

La obra, que se conserva en la Biblioteca Bodleian de Oxford, apenas mide 229 x 176 milímetros (es poco mayor que una hoja de papel A5). Este manuscrito medieval, escrito en Inglaterra entre el 700 d.C. y el año 750 d.C., tiene el título de Selden Supra 30, es una copia de los Hechos de los Apóstoles, un libro del Nuevo Testamento, escrito en latín. El nombre, escrito con un lápiz seco sin tinta, es Eadburg, se cree que pertenece a una mujer inglesa de refinada educación.

Foto: El (por ahora) indescifrable manuscrito.

Este hallazgo es más impresionante porque “solo hay un número limitado de manuscritos medievales tempranos sobrevivientes que contienen evidencia interna clara de que una mujer los creó, poseyó o usó”, tal como indica Jessica Hodgkinson, estudiante de doctorado en la Universidad de Leicester. Hodgkinson fue quien hizo el descubrimiento, mientras investigaba para su tesis sobre mujeres y manuscritos medievales tempranos.

Las firmas eran apenas imperceptibles

Los garabatos y las firmas que hizo esta misteriosa mujer eran apenas unos surcos en el papel, ya de por sí deteriorado por el tiempo. Ha sido gracias a la tecnología 3D y a la ayuda de los expertos del proyecto ARCHiOx, que se han podido analizar las páginas de ese manuscrito sin dañarlo. Esta potente tecnología permite extrapolar las marcas hechas con un lápiz para visualizar por ordenador lo que se escribió milenios atrás.

Puede que lo escribiese ella misma o puede que lo escribiese otra persona

No se tiene claro si Eadburg fue la autora de este manuscrito, de parte de él o solo de los garabatos y de su firma. Tampoco se tiene claro si ella misma firmó el libro en repetidas ocasiones o fue otra persona quien agregó el nombre de Eadburg al manuscrito de manera sutil. Hay que tener en cuenta que en la Edad Media solo había unas pocas mujeres que pudiesen leer y escribir en inglés antiguo y en latín, y esas eran las mujeres de élite.

En el libro también se ha descubierto una transcripción en inglés antiguo y figuras humanas dibujadas en forma de garabatos. Todavía no se sabe qué representan estas figuras. La transcripción tampoco se ha podido traducir dada su complejidad. También se sigue investigando el origen de Eadburg, cuyo nombre coincide con una abadesa de una comunidad religiosa femenina a mediados del siglo VIII en Kent. ¿Será ella la misteriosa mujer?

Siempre es impresionante encontrar retazos de nuestro pasado en forma de manuscrito, que dan respuesta a muchos de los enigmas de la historia, como el manuscrito medieval que habla de Merlín. Ahora, se ha hallado el nombre de una mujer escrito en repetidas ocasiones, junto con varios garabatos, en los márgenes de un manuscrito medieval de hace 1.300 años.

Historia Edad Media
El redactor recomienda