Es noticia
Menú
Esta almeja ha vuelto de entre los muertos, llevaba desaparecida 40.000 años
  1. Cultura
CRIATURAS MARINAS

Esta almeja ha vuelto de entre los muertos, llevaba desaparecida 40.000 años

En el fondo marino hay infinidad de fósiles que nos muestran las criaturas que poblaron la Tierra hace miles de años y que ahora están extintas, o no

Foto: Esta pequeña almeja mide tan solo 11 milímetros (Valentich-Scott P para ZooKeys)
Esta pequeña almeja mide tan solo 11 milímetros (Valentich-Scott P para ZooKeys)

Los arqueólogos y los científicos trabajan mano a mano para arrojar luz a nuestro pasado gracias al estudio de los fósiles que vamos encontrando. En la mayoría de las ocasiones, los restos descubiertos pertenecen a especies extintas hace miles de años. Otras veces, creemos que estos animalitos ya no existían, hasta que los encontramos más vivos que nunca, campando por nuestro planeta. Estas son las llamadas especies lázaro, y se les da muy bien esconderse.

Ocultarse es la especialidad de aquellos animales que viven en el fondo del mar, como en el caso de esta almeja misteriosa, la Cymatioa cooki. Se habían encontrado restos de fósiles de este bivalvo, fechados en más de 40.000 años, pero ningún espécimen vivo. Esto llevó a los científicos a pensar que la almeja se había extinguido hacía milenios. Hasta que el ecólogo marino Jeff Goddard encontró en una de sus expediciones a este bivalvo blanco y translúcido, de aproximadamente 11 milímetros de largo.

Foto: Ejemplar de emú enano en el Museo de historia natural de Francia (Creative Commons)

El hallazgo ocurrió mientras Jeff buscaba babosas marinas en unas pozas de marea de las costas de California. Al principio, ni Goddard ni sus compañeros reconocieron la almeja que habían encontrado. Incluso pensaban que no estaba viva, hasta que su caparazón se abrió y comenzó a moverse. Creían que estaban ante una nueva especie jamás descubierta, pero se trataba de la supuestamente extinta Cymatioa cooki.

El hallazgo ha sido toda una sorpresa

Hasta ahora, solo se habían visto fósiles de esta almeja, por eso los científicos tuvieron tantas dificultades en reconocerla. El equipo de Goddard no salía de su asombro y se preguntaba cómo era posible que estos bivalvos hubiesen estado eludiendo a la ciencia desde hacía tanto tiempo.

Esta almeja se escondía en una parte muy profunda y oscura del océano

En un estudio publicado en la revista Zookey, se ha expuesto que el ecosistema preferido de la Cymatioa cooki es el mar al sur de Baja California, en sus áreas más remotas y oscuras. Esto, junto a su diminuto tamaño, explicaría el por qué ha costado tanto tiempo vislumbrar un espécimen vivo.

Goddard es todo un experto en la costa del Pacífico de Baja California y es consciente de que la zona “cuenta con amplios campos de rocas intermareales que se extienden literalmente por millas”. Además, tiene la sospecha de que "allí abajo, la Cymatioa cooki probablemente vive en estrecha asociación con animales que excavan debajo de esas rocas", lo que hace todavía más interesante este misterio.

Los arqueólogos y los científicos trabajan mano a mano para arrojar luz a nuestro pasado gracias al estudio de los fósiles que vamos encontrando. En la mayoría de las ocasiones, los restos descubiertos pertenecen a especies extintas hace miles de años. Otras veces, creemos que estos animalitos ya no existían, hasta que los encontramos más vivos que nunca, campando por nuestro planeta. Estas son las llamadas especies lázaro, y se les da muy bien esconderse.

Historia Animales Virales
El redactor recomienda