Revelan la antigüedad de la Llanura de las Jarras, el sitio arqueológico más misterioso
  1. Cultura
Un posible cementerio

Revelan la antigüedad de la Llanura de las Jarras, el sitio arqueológico más misterioso

"Suponemos que este lugar fue utilizado con fines rituales que perduraban, ya que estuvo considerado como un sitio importante durante mucho tiempo"

placeholder Foto: Esta zona es característica por sus enormes objetos tallados en piedra arenisca (Creative Commons)
Esta zona es característica por sus enormes objetos tallados en piedra arenisca (Creative Commons)

Una investigación sugiere que la Llanura de las Jarras, en el norte de Laos, habría servido como lugar de enterramiento hasta hace 2.000 años. Esta zona es característica por unos objetos enormes hechos con piedra arenisca en forma de jarra. Los autores del estudio apuntan que estos frascos de gran tamaño habrían sido utilizados para 'exponer' a los muertos a los elementos hasta que solo quedasen los huesos. Posteriormente, los habitantes habrían sepultado la osamenta.

Este informe arroja igualmente que la mayoría de los restos humanos hallados en el suelo junto a las antiguas vasijas fueron enterrados hace 700 y 1200 años: "Suponemos que este lugar fue utilizado con fines rituales que perduraban, ya que estuvo considerado como un sitio importante durante mucho tiempo", dijo a WordsSideKick.com la arqueóloga de la Universidad de Melbourne Louise Shewan.

Hasta ahora, el equipo formado por Louise Shewan y Dougald O’Reilly (arqueólogo de la Universidad Nacional Australiana) había estudiado tres de los múltiples 'sitios de jarras' megalíticas que hay en el norte de Laos. Sin embargo, quisieron centrarse en el más popular de todos, el Sitio 1. Emplazado al oeste de Phonsavan, es uno de los once que están considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Entre las 400 tinajas de piedra que hay repartidas en 24 hectáreas, resulta complicado, incluso para los expertos, fechar con precisión. Sin embargo, Shewan y O’Reilly hallaron tres tipos distintos de entierros en las jarras: entierros primarios (donde se colocaban el esqueleto humano al completo), entierros secundarios (que alojaban haces de huesos humanos) y entierros en pequeños frascos de cerámica que fueron posteriormente marcados por cantos rodados de cuarzo. Este último grupo puede distinguirse fácilmente en la superficie.

Necesidad de más análisis

La datación por radiocarbono de los fragmentos que hallaron en las vasijas de cerámica y otros entierros indica que la mayoría de ellos fueron sepultados entre los siglos IX y XIII, hace 700 y 1.200 años. De este modo, el rito sería 'más joven' que las vasijas de dos milenios de antigüedad.

En las pruebas, los investigadores pudieron ver que algunas jarras datarían del 1.350 al 730 a.C., mientras que otras se situarían entre el 860 y el 350 a.C: "Creo que vamos a encontrar un rango de fechas a medida que prosigamos con el análisis", reflexionó Shewan. Los especialistas afirman que necesitan estudiar más a fondo, para así poder correlacionar las edades de los frascos con los entierros en el Sitio 1.

De momento, Shewan y O’Reilly no pueden determinar si las poblaciones usaron la Llanura de las Jarras para llevar a cabo prácticas mortuorias, o si los descendientes posteriores de los fabricantes de las vasijas originales reutilizaron los sitios antiguos para entierros. "Si estaban relacionados culturalmente con las personas que hicieron los frascos es una cuestión que aún no podemos definir", confesó Shewan.

Arqueología
El redactor recomienda