ERA UNA JOVEN GUERRERA ESCITA DE 13 AÑOS

El mito de las amazonas, explicado con una momia de hace 2.600 años

Un equipo de investigaciones ha investigado genéticamente un cadáver muy bien conservado de hace más de 25 siglos y podría ser una guerrera escita de solo 13 años

Foto: Thalestris, reina de las Amazonas, visita a Alejandro Magno. (CC/Wikimedia Commons)
Thalestris, reina de las Amazonas, visita a Alejandro Magno. (CC/Wikimedia Commons)

Un equipo de investigadores ha llevado a cabo un impresionante descubrimiento que podría servir para explicar uno de los mitos más famosos de todos los tiempos: las Amazonas. Fue en el año 1988 cuando, casi de manera involuntaria, un grupo de trabajadores halló los restos de una momia que se encontraban en gran estado de conservación. No ha sido hasta ahora cuando otro equipo de científicos ha conseguido saber más detalles de la misma: era una niña de solo 13 años y, lo más importante, era una guerrera.

Los análisis genéticos confirmaron que se trataba de una momia enterrada hace 2.600 años, encontrada en Saryg-Bulún, en la república de Tuvá (Rusia). Se encontraba en espectacular estado de conservación, hasta el punto de que era posible identificarle a simple vista un lunar en su cara. Además, el cuerpo presentaba una costura cerca de la zona del abdomen, lo que indicaba que se le había tratado de practicar una especie de momificación, que le confería un carácter sagrado a este cadáver. ¿De qué se trataba?

Los estudios confirmaron que era el cuerpo de una niña, de solo 13 años y que fue enterrada entre finales del siglo VII y principios del siglo VI a. C. Lo curioso es que, junto al enterramiento, se pudieron descubrir varias armas, entre las que se hallaron un hacha, un arco de abedul y un carcaj con 10 flechas, realizadas en madera, punta de hueso y con cabeza de bronce. Era el momento de que los investigadores tratarán de analizar qué significaba este ajuar funerario al lado de la pequeña, más allá de que era claro que era una guerrera, según publicaron en la revista 'Archaeology and Cultural Anthropology'.

Los expertos creen que se trataba de una guerrera escita, un grupo cultural que creció gracias al pastoreo nómada y a la cría de caballos de monta y que, con el paso los años, consiguieron convertirse famosos por su gran poder bélico. En un primer momento, esta civilización fue típica del Mar Negro para, años después, ir llegando a regiones de Rusia, Ucrania y Asia central. Entre sus habilidades, destacaba su gran capacidad para dominar caballos y para lanzamiento con arco, convertido en su principal seña de identidad.

Lucha entre griegos y Amazonas hallada en un sarcófago. (CC/Wikimedia Commons)
Lucha entre griegos y Amazonas hallada en un sarcófago. (CC/Wikimedia Commons)

"Recientemente tuvimos la oportunidad de realizar pruebas para determinar el sexo, la edad y la afiliación genética de la guerrera enterrada. Así que nos complace decir que hemos logrado un resultado impresionante", afirmó Marina Kalinóvskaya, una de las arqueólogas responsables. Pero, ¿quiénes fueron las Amazonas? Según la mitología clásica, eran mujeres que pertenecían a un pueblo indomable y que eran terribles guerreras, con especial habilidad con el arco montabas a caballo.

En realidad, el mito de las Amazonas es de dudosa credibilidad, tal y como explican buena parte de los expertos, asegurando que muy posiblemente sea una exageración o transformación de la realidad llevada a cabo por los historiadores griegos, especialmente Heródoto, que, en su época, quisieron dotar de épica la historia de un desconocido pueblo que eran excelentes combatientes. Todo podría indicar que simplemente fue una exageración de las guerreras escitas, que llegaron a ser conocidas en el mundo antiguo.

De hecho, las Amazonas son realmente conocidas en la mitología clásica: no en vano, Aquiles lucho contra Pentesilea en la Guerra de Troya o Hércules lo hizo contra Hipólita como parte de uno de sus 12 trabajos. Sin embargo, las evidencias arqueológicas demuestran que las mujeres escitas fueron grandes guerreras y una de las poblaciones donde tenían un papel más activo dentro de la sociedad. El mito de Heródoto podría haber sido exagerado y las guerreras escitas podrían haber sido las inspiradoras de tan tamaña leyenda.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído