ASÍ LO CONFIRMA LA MÍTICA PIEDRA DE ROK

Los vikingos ya tenían miedo a una crisis por el cambio climático hace 1.200 años

Un equipo de expertos ha desentrañado los misterios que esconde la Piedra de Rok, en la que la civilización vinkinga ya recordaba las consecuencias sufridas por el cambio climático

Foto: Los vikingos ya tenían miedo a una crisis por el cambio climático hace 1.200 años. (EFE)
Los vikingos ya tenían miedo a una crisis por el cambio climático hace 1.200 años. (EFE)

Suecia puede presumir de ser uno de los países con mayor conciencia ecológica de todo el planeta. Históricamente, el país nórdico siempre ha mostrado gran preocupación por el respeto hacia la naturaleza y el medio ambiente. No en vano, incluso en los colegios los niños más pequeños son educados en materias relacionadas con la ecología y con el conservacionismo. Ahora, se ha descubierto que esta costumbre por el respeto a la naturaleza podría ser ancestral: ni más ni menos que podría provenir desde la época vikinga.

Todo comenzó en el siglo XVII, cuando de manera casual unos pobladores de la provincia de Ostrogotia se encontraron con una extraña piedra tallada, que terminaron empotrando en la iglesia medieval del lugar. Su gran estado de conservación siempre llamó la atención, además de encontrarse completamente llena de runas, los caracteres utilizados en el lenguaje vikingo para escribir acontecimientos realmente importantes de su historia. Ha sido ahora cuando un equipo de investigadores se han unido para descifrar por completo el sentido de sus inscripciones.

De esta manera, un grupo de arqueólogos, lingüistas y expertos en religión suecos han iniciado el estudio de la denominada Piedra de Rok. Se trata de una impresionante talla de unas 5 toneladas de peso, que mide más de 2,5 metros de alto -además de contar con una peana de otro metro- y que tiene un total de 725 runas en su interior. En el estudio publicado por estos expertos no solo se revelan pasajes de héroes vikingos, sino que cuentan cómo un cataclismo provocó la muerte de buena parte de su población.

Según explican en este estudio, en la Piedra de Rok se explica la crisis climática ocurrida entre el año 536 y el 550, algo que sucedió, se calcula, unos 300 años antes de que se tallara este monumento vikingo. Según reseñan, en esa época una serie de erupciones volcánicas arrojaron demasiado ceniza al cielo, tanta que provocó que durante varios años el Sol fuese imperceptible desde la Tierra. La capa de ceniza impedía que los rayos solares llegaran a la superficie, lo que provocó que el clima bajara varios grados, provocando un importante descenso de las temperaturas.

El frío extremo que se vivió durante estos años en Suecia no solo provocó que bajarán las temperaturas, sino que conllevó una serie de importantes consecuencias: los veranos excepcionalmente fríos dieron lugar a malas cosechas, algo que derivó en una hambruna generalizada por parte de los locales. De hecho, según explica en la Piedra de Rok, se calcula que hasta el 50% de la población llegó a perder la vida por culpa de esta crisis climática. Parece que los vikingos tallaron lo ocurrido como un recordatorio de las graves consecuencias que puede tener el cambio climático en la Tierra,

¿Respuesta a una leyenda?

La talla completa de la Piedra de Rok. (CC/Wikimedia Commons)
La talla completa de la Piedra de Rok. (CC/Wikimedia Commons)

De hecho, los expertos tratan de desentrañar si ese suceso tan bien explicado en la Piedra de Rok es la que derivó algunos años después en el famoso mito de Ragnarok. Esta leyenda narra cómo el mundo desaparecerá por completo como consecuencia de una monumental batalla entre dioses.

Es posible que los vikingos, en sus arraigadas tradiciones politeístas, creyeran que la situación que estaba teniendo lugar con el cubrimiento absoluto del Sol no fuera más que el enfado de los dioses contra ellos y que podría derivar en su desaparición como civilización.

La Piedra de Rok se calcula que fue tallada allá por el año 800 y es uno de los monumentos más importantes vikingos que se conservan a día de hoy. No en vano, no solo está considerado como el texto más hermoso escrito con runas, sino que cuenta con más de la mitad del total de runas encontradas en toda Suecia. Así, tiene unas 280 inscripciones en la parte frontal, además de unas 450 en la parte posterior… y no se sabe las que faltan, pues algunos trozos, especialmente de los costados, han desaparecido sin saber qué revelaban. Ahora, parece que los vikingos ya estaban preocupados por el cambio climático, ni más ni menos que hace 1.200 años.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios