300 monedas y numerosas joyas

El secreto tesoro vikingo de 15 millones que ya no reescribirá la historia de Inglaterra

Dos 'cazatesoros' se encontraron por casualidad con un enorme botín de monedas, oro y plata: lo que no sabían es que podía reescribir parte de la historia de Inglaterra

Foto: El tesoro secreto vikingo que acabó con sus descubridores en la cárcel. (EFE)
El tesoro secreto vikingo que acabó con sus descubridores en la cárcel. (EFE)

Las maldiciones asociadas al descubrimiento de tesoros ocultos han hecho correr muchos ríos de tinta a lo largo de los años. Sin ir más lejos, el caso de Tutankamón es el más conocido. Pero, ahora, otro tipo de 'maldiciones' son las que se han puesto de moda, con la cárcel como resultado: eso es lo que ha ocurrido en Reino Unido, cuando en el año 2015 unos aficionados encontraron un enigmático alijo de oro que, a la postre, le ha condenado a la prisión.

Todo comenzó hace cuatro años: por aquel entonces, George Powell y Layton Davies se encargaban de recorrer buena parte del país con un detector de metales, buscando 'secretos' bajo el suelo que pudieran reportarles grandes beneficios económicos. Lo que en ningún momento podían imaginar es que la fortuna les iba a sonreír, poniendo a su disposición un increíble tesoro de hace más de un milenio valorado en más de 15 millones de euros. Pero ignoraban que sería su condena.

Se encontraban en un campo de Eye, cerca de Leominster (Herefordshire, Reino Unido), cuando el detector de metales comenzó a pitar constantemente, claro síntoma de que habían encontrado algo. Excavaron con la pala con la que iban pertrechados para descubrir una serie de monedas de extraña forma, pero que aparentaban tener gran valor. Fue entonces cuando siguieron horadando la tierra para ver con qué más se podían encontrar... y sus ojos se iluminaron.

Bajo la tierra, acababan de aparecer 300 monedas y una gran cantidad de joyas de oro y plata. No tenían muy claro de qué se trataba, pero intuían que era de gran valor. Así, decidieron acudir a un experto, que les explicó lo que tenían entre manos: un increíble tesoro vikingo del siglo IX. Powell y Davies decidieron acudir a diferentes anticuarios para vender el tesoro encontrado, hasta que uno de ellos les explicó que no era legal lo que hacían, avisando a las autoridades.

Se calcula que ambos obtuvieron algo más de un millón por la venta del tesoro, algo que es ilegal en Reino Unido pues, en casos como este, es obligatorio avisar a las autoridades de lo que se ha descubierto. Esa situación es la que llevó a las autoridades a estudiar el caso y a denunciar a ambas personas, cuyo juicio ya tiene resolución: Powell ha sido condenado a 10 años de cárcel; Davis, a 8 años y seis meses. ¿El motivo? Ocultar el increíble descubrimiento.

Los investigadores consideran que el tesoro estaba valorado en unos 15 millones de euros, pero a pesar de rastrear las pistas solo han conseguido encontrar unas 30 monedas y un puñado de joyas, menos de un diez por ciento de lo descubierto. Pero, por si fuera poco, los expertos creen que se trata de un tesoro único que serviría para explicar una parte desconocida del pasado de Inglaterra, precisamente del momento en que se estaba formando como nación.

Los historiadores consideran que el tesoro fue enterrado por un jefe vikingo mientras huían hacía el este de los sajones, quienes a través de una alianza de fuerzas se decidieron a expulsar a los invasores de sus tierras. "El tesoro representa un conjunto de importancia nacional creado en el mismo momento en que Inglaterra se estaba formando y convirtiéndose en una nación con una identidad única bajo la visión del Rey Alfred el Grande", explicó el fiscal Kevin Hegarty.

Pero la 'maldición' del caso está en la ironía que les guardaba el destino. Si hubieran comunicado el descubrimiento, por ley les correspondería al menos un tercio del valor del hallazgo, es decir, unos cinco millones -cuatro más de lo que obtuvieron vendiéndolo- y, en ningún caso, hubieran acabado en la cárcel. La avaricia rompe el saco y, ahora, Powell y Davies deberán de pasar una década en prisión por 'perder' un tesoro que podría explicar parte de la historia desconocida de Inglaterra.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios