entrevista

Un Tío Blanco Hetero (UTBH): "Los ataques más fuertes que recibo ahora vienen de Vox"

El popular youtuber anti-feminista Un Tío Blanco Hetero publica 'Prohibir la manzana y encontrar la serpiente', junto a la antropóloga Leyre Khyal

Foto: Un Tío Blanco Hetero
Un Tío Blanco Hetero

Los libros de youtubers son el único caso en que el booktrailer está hecho mucho antes que el propio libro. El trabajo del youtuber es grabar vídeos y, cuando tienen éxito, algún editor le pide que escriba un libro para que sea comprado, a modo de credencial de fan, por todos sus seguidores. Es seguro, por tanto, que el libro del youtuber es también aquél en el que más distancia puede haber entre su número de compradores y su cantidad efectiva de lectores. Todo lo cual, obviamente, al editor no le quita el sueño. Un Tío Blanco Hetero ha alcanzado una coqueta fama haciendo vídeos de actualidad que, si tocan el tema del feminismo, sirven de desahogo a muchos hombres -y quizá mujeres- saturados por el tema.

[En el diván de los hombres enfadados: retrato de la masculinidad herida en España]

Esta fama, donde no es desdeñable su soltura ante la cámara ni su capacidad para sumar a sus propias tesis materiales de interés (columnas de opinión, tuits, cortes de otros vídeos), le ha llevado a entrevistar a intelectuales relevantes, como Jordan Peterson o Antonio Escohotado. Al igual que los blogs literarios alcanzaron su madurez cuando las editoriales empezaron a citarlos en sus fajas promocionales, un youtuber logra casi tutearse con los medios tradicionales cuando determinadas figuras públicas los incluyen en sus rondas de entrevistas.

'Prohibir la manzana'. (Deusto)
'Prohibir la manzana'. (Deusto)

Ahora, con 'Prohibir la manzana y encontrar la serpiente (Deusto), UTBH consuma su asalto a los cielos del crédito intelectual. El libro, sorprendentemente, merece incluso la pena ya sólo por descubrir el discurso sensato y muy fogueado de su co-autora, Leyre Khyal. Mientras me siento con ambos alrededor de una mesa en una terraza, me fijo en Un Tío Blanco Hetero, sin ese traje de fantasmita que suele lucir en su canal. Su actitud es curiosa.

PREGUNTA. Me está llamando la atención esta pose de rock star que tienes.

UTBH: ¿Rock star?

P. Que es tu primer libro, tío.

UTHB: Sí, pero, bueno, lo del primer libro... (Le llaman por teléfono. Ya les digo: rock star).

P. Bueno, Leyre, ¿cómo surgió tu participación en el libro?

LEYRE KHIAL. Me lo ofreció él. Después de aparecer en prensa, le contataron de tres editoriales, y él siempre había querido que yo escribiera un libro.

Un Tío Blanco Hetero vuelve de atender el teléfono. Qué pesado, susurra. Se incorpora a la conversación.

UTBH: Sí, me llegaron como tres mails y yo me dije, qué coño está pasando. Y luego miré las ofertas y me quedé con Planeta. Yo no tenía en ese momento ningún interés en escribir un libro porque pensaba que lo que tenía que decir ya lo decía en los vídeos. Me dijeron que así podía llegar a otro público. Yo siempre había estado detrás de que Leyre escribiera un libro porque me parecía que sus ideas eran muy potentes y que todo el mundo debía escucharlas. Y esta ocasión fue perfecta para poder presionarla para que lo hiciese...

No tenía ningún interés en escribir un libro porque pensaba que lo que tenía que decir ya lo decía en los vídeos

P. Una idea justamente que me parece potente es ésa de que el 8M, dices, Leyre, fue “inaudito”, porque “precisamente cuando todo está prácticamente logrado y las mujeres podemos por fin demostrar nuestra competencia, es cuando nos organizamos para salir a la calle a exigir respuestas, ayudas, facilidades”.

LK. ¿Por qué ahora? Es una pregunta que deberíamos hacernos todos. Porque ahora que pueden tomar sus decisiones y emanciparse se ponen a desplazar y a decir que los hombres todavía tienen responsabilidades en eso, cuando llevamos toda la vida reivindicando que nosotras tomamos las decisiones. Y que podemos tomarlas, y de repente hay discursos que ponen otra vez a los hombres como principales responsables.

P. En el libro hablas de Leticia Dolera y de su “envidiable atrevimiento intelectual”. No sé si entre las feministas más mediáticas hay una cierta falta de conocimiento que incluso te llega a hacer sentir muy superior a ellas...

LK. Lo vivo un poco también como si fuera en realidad yo la que no sabe cómo funciona las cosas, porque al final ellas están ahí, liderando el discurso feminista. A lo mejor el feminismo se ha convertido en algo en lo que no hace falta saber de feminismo...

UTBH. Es una paradoja que seas tú la que más conocimientos puede tener alrededor de algunos temas, pero parezca que vas conduciendo por la autopista en la dirección contraria y la loca seas tú. A lo mejor los locos somos nosotros, pero sí veo que cuando a la gente le hablas con cierto sentido y empiezas a razonar las cosas, hay un público muy grande que está deseando salirse de eso.

LK. Yo no considero tanto que sean inferiores intelectualmente como muy irresponsables. No son conscientes de lo que es el feminismo, de lo que ha costado que ellas sean adultas socialmente, de las libertades que tenemos. Para ellas es un juego.

Leticia Doleradurante la presentación de su libro 'Morder la manzana'. (EFE)
Leticia Doleradurante la presentación de su libro 'Morder la manzana'. (EFE)

P. En el libro tú, UTBH, cargas particularmente contra Dolera, Barbijaputa o la revista Playground. También sueles citar en tus vídeos a Cristina Fallarás o Pamela Palenciano.

UTBH. Yo he criticado mucho a Fallarás y Palenciano, porque me intento fijar en exponentes culturales. Independientemente de que a Leticia Dolera no la tengamos una alta estima intelectual, la influencia que ha tenido ha sido bárbara. En el momento en el que se contextualiza este libro, Dolera era un exponente feminista, aunque ahora ya ha caído. Sería genial si realmente existiese alguien como Leyre Khyal al otro lado y sentaros juntas para ver qué sale de ahí.

LK. Es que se trata de eso. El mundo del pensamiento se trata de eso, esto no es algo personal. Pero el feminismo cultural que fue derrotado por la revolución sexual ahora ha sabido infiltrarse muy bien en las instituciones y ha florecido un discurso que a priori estaba ya superado. Pero está claro que Dolera ha sido clave para instalar este discurso del feminismo absurdo. El feminismo sin pies ni cabeza.

P. Te veo tan tranquilo, UTBH. ¿Cómo vives en realidad la polémica constante?

UTBH. Se vive bastante mal. Pensaba que iba a ser algo, no te digo más fácil, pero sí más claro.

Los sectores ultras me atacan: tú vienes a poner un tope a la crítica cuando nosotros queríamos era una reacción furibunda de todos los machos

P. Cómo más claro.

UTBH. Yo critico el feminismo, las políticas identitarias y lo políticamente correcto. Yo pensaba que los ataques más fuertes me iban a venir de ahí. Ahora mismo los ataques más fuertes que estoy recibiendo vienen desde la derecha, desde los sectores de VOX, porque alguna vez los he criticado; desde los sectores ultras, porque entienden este concepto que se llama disidencia controlada: tú vienes a poner un tope a la crítica cuando nosotros lo que queríamos era una reacción furibunda de todos los machos y tal. A mí esto me ha desubicado bastante, y me ha estresado un montón. Creer que tenías muy claro cómo iba a ser este conflicto donde te estabas metiendo y notar de repente que todo el mundo te quiere acuchillar.

P. ¿Te compensa?

UTBH. Ahora ya no es momento de plantearse esto. Lo he pensando muchos meses, quién me mandaba...

P. ¿Cómo lo viven tus familiares y amigos?

UTBH: A ver, mis padres están como orgullosos...

P. Ah, ¿tus padres lo saben?

UTBH. Sí, desde el primer vídeo con máscara. Además, ellos antes eran muy de la cuerda contraria, entre podemitas y del Psoe. Y, claro, de repente me meto en esto y se quedaron sorprendidos.

Da un poco de reparo es ver las declaraciones que hacía Toni Cantó hace cuatro años y las que hace ahora.

P. A las leyes de violencia de género las calificas en el libro de “una gran estafa”. Eso VOX te lo compra.

UTBH. VOX me lo compra, claro. Probablemente yo en el libro digo cosas que, como esta, entran dentro de la visión de VOX, pero creo que la crítica no la hago desde el mismo lugar. Lo que sí da un poco de reparo es ver las declaraciones que hacía Toni Cantó hace cuatro años y las que hace ahora.

P. Leyre, la visión que das tú de los hombres, cuya esencia no es violar y matar, sino el honor y la lealtad, me ha parecido muy interesante.

LK. Es algo que desde que me hice empresaria empecé a vivir. Cuando asumes un rol, empiezas a entender al que ha asumido ese rol antes que tú, o contigo, en otras claves. Y a mí me sirvió para ver matices de la masculinidad.

UTBH. Me gusta eso que dices en el libro de que los hombres no nos quejamos.

LK. Claro, yo no me imagino a los hombres saliendo todos a la calle, porque saben que las mujeres no están ahí para solucionarles nada. Lo que nos lleva a pensar además en la paradoja del feminismo: salen todas y tú dices, bueno, a quién les estáis pidiendo esto, ¿a los hombres? Si son tan malos no os lo van a dar...

UTBH. Sería algo muy extraño ver una manifestación de hombres diciendo es que nos morimos en los accidentes laborales, es que los suicidios...

Nunca se reconocerá que las mujeres se sienten amenazadas por la belleza de otras mujeres, esto es un tabú en el feminismo

P. Y sobre las mujeres, Leyre, sacas el tema de la amenaza que supone para ellas otra mujer si es “poderosa sexualmente”.

LK. Exactamente. Nunca se reconocerá que las mujeres se sienten amenazadas por la belleza de otras mujeres, esto es un tabú en el feminismo. Ellas se centran en reivindicar la gordura, que a las feas hay que empoderarlas, pero nunca las he visto preocupadas por el suicido de aquella actriz porno, que la acosaron incluso feministas.

UTBH. Esta sexualidad femenina poderosa es algo que a los hombres nos intimida muchísimo, una de las cosas que a los hombres más nos desarman es precisamente ésa. Es muy curioso...

LK. Las feministas cuentan el cuento al revés.

P. En tu parte, UTBH, hablas de la violación y de “estirar las cifras para crear alarma social”.

UTBH. Una de cada cinco chicas va a ser violada. Cuando ves un titular así te crea un nivel de alarma muy fuerte. Si luego pormenorizas y ves que cuentan como agresión sexual o violación cosas como que un chico te intentase besar en una fiesta, que alguien te tocó el culo... La óptica que toman es la del pánico absoluto. Yo no sé cuál es el objetivo de titulares como ése si no es crear alarma y shock. Hubo un titular que a mí me pareció tremendo, que decía que la principal causa de muerte de las mujeres en el mundo era la violencia de género. Salió en La Sexta. ¿No te da cierto reparo cuando estás escribiendo ese titular y le das a enviar? No doy crédito.

LK. No confío en alguien que dice voy a contar una mentira por el bien de una causa. A la mejor la causa es la excusa para contar mentiras que sirven a otros intereses.

P. Me llama la atención de tus vídeos que tu formación parece exclusivamente audiovisual, de ver charlas de filósofos y pensadores en el propio Youtube. ¿Qué lugar ocupa el libro en tu forma de armar el discurso?

UTBH. Ahora mismo de hecho compro compulsivamente libros. Tengo que parar. Intento leer mucho, pero, claro, también soy consciente del lenguaje en el que hablo, que es un lenguaje audiovisual. Sacar citas de los libros quizá no sea lo menos efectivo.

P. También me intriga que, mires donde mires, todo concepto o teoría o tendencia proceda de Estados Unidos. ¿A nadie se le ocurre hablar de nada, dentro del feminismo, que no surja primero en un país anglosajón?

LK. Ahora mismo en antropología lo último que se ha pensado en esa dirección lo ha escrito Marc Augé, que es francés, en su libro Por una antropología global, en el que plantea un concepto: dispositivo de ritualización extendida. Estamos en un momento inaudito en la historia de la humanidad. Tú te vas a China y te comes una hamburguesa en un McDonald´s que sabe igual que en el McDonalds de España. Es una subjetividad global. Compartimos, todo los humanos, una serie de claves, miedos y pulsiones. ¿Qué supone eso antropológicamente?

P. Ahora tenéis varias presentaciones. Creo que sería una fracaso si no os las revientan.

UTBH. Leyre piensa que a ella no la van a escrachear, por su pasado feminista. Pero los escraches se montan en el último día.

LK. Igual en la presentación con Soto Ivars en Barcelona sí.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios