PINTURAS RUPRESTRES A LAS QUE LE FALTAN DEDOS

El misterio de las manos mutiladas en las cuevas de España y Francia

Un estudio científico asegura haber llegado a la conclusión de que las pinturas rupestres a las que faltan dedos no son un engaño, sino que son mutilaciones reales

Foto: Pintura en la cueva de maltravieso, en España, en la que le falta un dedo. (Reuters)
Pintura en la cueva de maltravieso, en España, en la que le falta un dedo. (Reuters)

El Paleolítico Superior es, sin ningún género de dudas, una de las épocas más atractivas de la historia de la humanidad. El ser humano comenzaba a dar los primeros pasos en dirección a lo que somos a día de hoy y, entre estas evoluciones, comenzaron a darse las primeras manifestaciones artísticas conocidas, casi todas ellas en el interior de las cuevas. Pero un misterio sigue rodeando a muchos emplazamientos de Francia y España: ¿qué significan las manos mutiladas?

En las últimas décadas, han sido cientos los cuevas en las que se han descubierto pinturas rupestres de todo tipo. Sin embargo, una imagen en concreto ha empezado a llamar la atención de los expertos: ¿por qué muchas de ellas son el reflejo de una mano a la que le faltan dedos? ¿Qué representan? ¿Qué significan? Muchas son las vertientes abiertas, aunque un reciente estudio científico cree haber llegado a una conclusión: pueden ser amputaciones intencionadas.

España y Francia son los dos países en los que más 'manos mutiladas' se han encontrado. Cuentan con entre 22.000 y 27.000 años de antigüedad y se han hecho de dos maneras: o mojando la mano en pintura e impregnándola en la pared, o poniendo la mano seca en la pared y soplando pintura alrededor. De las 40 cuevas con este tipo de arte, siete se han tenido en cuenta en la investigación realizada por varios expertos de la Universidad Simon Fraser, en Canadá.

Se tratan de las cuevas de Grotte de Gargas, Cosquer Cave, Tibiran Cave, La Grande Grotte y Margot cave en Francia, además de Fuente del Trucho y Maltravieso en España. En todas ellas, hay manifestaciones artísticas de manos a las que les falta un dedo. Históricamente, se ha discutido sobre sí podía tratarse de un primitivo sistema de contabilidad, de algún tipo de firma o, incluso, si podía tratarse de una simple broma de los antiguos artistas, doblando sus falangues para que no se mostrara.

Sin embargo, el último informe publicado en el Journal of Paleolithic Archaelogy sugiere que la realidad es muy diferente. Se trata de la amputación deliberada de dedos, como una práctica generalizada por parte de las sociedades primitivas. No se cree que se trate de pérdida de dedos en peleas, como castigo, ni como consecuencia de un accidente, sino cortes hechos con la intención de servir a algún ritual o como símbolo de poder de un determinado grupo social.

"Realmente queda claro que esta es una práctica generalizada, más de lo que nadie ha discutido en el pasado. La podemos encontrar en todos los continentes", asegura Brea McCauley, una de las encargadas de realizar este estudio, en unas declaraciones a 'LiveScience'. Asegura haber encontrado más de 121 culturas diferentes en todo el mundo que utilizaban este tipo de rituales, aunque en el caso de las cuevas se desconoce exactamente el motivo de la mutilación.

Imagen de la cueva de Cosquer, en Francia, con dos manos mutiladas. (Reuters)
Imagen de la cueva de Cosquer, en Francia, con dos manos mutiladas. (Reuters)

Dos teorías al respecto

Dos son, principalmente, las teorías que se tienen al respecto: por un lado, creen que podría ser un ritual para honrar a sus fallecidos, cortándose un dedo como acto de sacrificio por haber perdido a un ser querido, especialmente a un hijo. Por otro, consideran que la verdadera razón de cortarse un dedo podría tener que ver con el hecho de reconocerse parte de la profesión de primitivos artistas, como por ejemplo ocurría con los antiguos pescadores que se mutilaban un dedo del pie.

"Es un símbolo que siempre que lo utilices va a reflejar su significado: 'Mira lo costoso, doloroso y potencialmente dañino que me he hecho a mí mismo y que muestra lo comprometido que estoy con nuestro grupo'", indica McCauley. El misterio de las pinturas de manos a las que le faltan dedos parece estar más cerca de resolverse: la verdadera razón por la que los primeros artistas del Paleolítico Superior decidían mutilarse antes de pintar en las paredes.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios