un mercado en alza

Un cuadro de récord: subastan la obra más cara de un artista vivo por 80 millones

Los expertos creen que el precio histórico de ésta y otras ventas apunta a una nueva tendencia en el mercado del arte: la preponderancia de los artistas vivos

Foto: Los últimos afortunados contemplan en un museo la obra 'Retrato de un artista'. (EFE)
Los últimos afortunados contemplan en un museo la obra 'Retrato de un artista'. (EFE)

La obra 'Portrait of an Artist (Pool With Two Figures)', concebida de 1972 por el pintor británico David Hockney se ha convertido en la pieza más cara jamás vendida por un artista vivo al alcanzar los 90,3 millones de dólares —80 millones de euros aproximadamente— en una subasta organizada por Chirstie's en Nueva York.

La puja arrancó en 20 millones de dólares y alcanzó los 60 en menos de medio minuto para finalmente alcanzar su precio de salida después de una larga y tensa batalla. Sumando tasas e impuestos, su precio supera en 30 millones a la cifra histórica pagada por uno de los 'Balloon Dog' del estadounidense Jeff Koons en 2013.

De grandes dimensiones, la obra de Hokney está considerada una de las tres piezas más importantes de su carrera al ser la única en la que combinó dos de sus representaciones recurrentes: una piscina y un doble retrato. En la misma subasta, salió a la venta otra obra del artista de 81 años, 'Sprungbrett mit Schatten (Paper Pool 14)', pintada en 1978, que tenía un valor estimado de 6 a 8 millones de dólares, y se vendió por más de 7,2 millones.

El pintor británico, que empezó a hacerse conocido en Reino Unido en la década de los sesenta, se ha convertido en uno de los artistas vivos más populares, aunque su trabajo inicialmente no era percibido con seriedad por los llamativos colores y las formas figurativas. Sin embargo, en la actualidad vive un renacimiento comercial y de reputación gracias a tres retrospectivas recientes, entre ellas una en el Museo Metropolitano de Nueva York y otra en la Tate Britain que rompió récords de asistencia.

Un mercado en alza

Los expertos señalan que el precio histórico de este Hockney y otras ventas que se han producido durante la semana de subastas más importante del año, apunta a que el mercado está rotando hacia piezas de artistas vivos en una reacción frente a los precios desorbitados de obras clásicas. En la de hoy también se vendió 'Untitled (Rust, Blacks on Plum)', pintado en 1962 por Christie's el Mark Rothko y en manos del adinerado y poderoso clan de los De Menil desde 1979.

La pieza del maestro del expresionismo abstracto había sido valorada por Christie's en un mínimo de 35 millones de dólares y un máximo de 45, pero sólo consiguió superar por poco la estimación más baja al alcanzar los 35,7 millones. 'Study of Henrietta Moraes Laughing', pintado por Francis Bacon en 1969, sí que sobrepasó el precio que le habían otorgado los expertos de la casa de subastas —de entre 14 y 18 millones de dólares— al venderse por 21,6 millones.

Fue recibida también con entusiasmo una escultura móvil de Alexander Calder, '21 Feuilles Blanches', a la que se le había concedido un valor estimado de entre 5 y 8 millones pero que sin embargo alcanzó los 17,9 millones. Con un perfil mucho más modesto llegaba a la puja de Christie's 'Window', un dibujo en lápiz de Philip Guston, cuyo valor se había tasado entre 300.000 y 500.000 dólares por el alguien estuvo dispuesto a pagar más de 3 millones de dólares. Todo parece indicar que la venta de arte contemporáneo se encuentra en alza.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios