el 8 de noviembre es el aniversario de su nacimiento

Todo lo que hay detrás del 'Drácula' de Bram Stoker... y lo que vino después

La Biblioteca de Londres ha descubierto una serie de libros que Stoker leyó mientras preparaba 'Drácula': estos son algunos y otros de las obras que el irlandés escribió después

Foto: 'Drácula' (1992), la película basada en la obra de Bram Stoker
'Drácula' (1992), la película basada en la obra de Bram Stoker
Autor
Tags
Tiempo de lectura4 min

Desde el colegio, nos dicen que debemos cuidar nuestros libros; que los márgenes de las páginas de las grandes obras que tomamos prestadas de las bibliotecas o que compramos en las librerías del barrio no deben descuidarse ni, por lo tanto, pintarrajearse. ¿Pero quién no ha cogido un lápiz o un bolígrafo y ha hecho pequeñas anotaciones (o grandes obras de arte) en los laterales de sus páginas? Si bien muchas bibliotecas insisten en que hay que tratar bien las obras que se alojan entre sus paredes, hay una que hoy aplaude el hecho de que alguien haya escrito algunas palabras en las páginas de algunos de sus libros: la Biblioteca de Londres. ¿Por qué? Porque a finales del mes de octubre el director de desarrollo de la librería, Philip spedding, descubrió que uno de los que había escrito en las hojas de varios libros era Bram Stoker, el padre de la obra de terror más famosa de la historia de la literatura.

Un día como hoy, 8 de noviembre, pero de hace 171 años, nacía en la ciudad irlandesa de Clontarf el que pasó a la historia como el padre de 'Drácula'. Medio siglo después de su nacimiento, daba a luz a su 'ópera prima', protagonizada por el conde de lo que, en palabras de Oscar Wilde, es la novela más hermosa y la mejor historia de terror de todos los tiempos. "Bram Stoker fue miembro de la Biblioteca de Londres, pero hasta ahora no había signos de si había utilizado nuestra colección", explica el director de la institución, tras el hallazgo. "Este descubrimiento nos permite establecer que más allá de toda duda razonable, numerosos libros que aún están en nuestras estanterías son los ejemplares que Stoker utilizó para investigar e inspirarse para escribir su obra maestra".

Así, algunos de los libros que cuentan con más marcas del célebre padre del conde Drácula han pasado —y muchos aún permanecen— por esta biblioteca, como 'The book of were-wolves' ('Libro de los hombres lobo'), de Sabine Baring-Gould, o 'Pseudodoxica Epidemica', de Thomas Browne. Pero gracias las obras utilizadas por Stoker también se arroja alguna luz sobre los detalles de la investigación geográfica e histórica que hizo Stoker para ambientar la historia de Drácula, con el uso de libros como 'Round about the carpathians', de Andrew F. Crosse o 'Transilvania: sus productos y su gente', de Charles Boner.

Aunque hasta ahora no se había confirmado el uso del padre de Drácula de los libros de la biblioteca, todo apuntaba a esto, ya que los siete años que formó parte de la institución coinciden con el periodo en el que estaba trabajando en su obra, momento en el cual comenzó a desarrollar una carrera de escritor activo que compaginaba con su trabajo como gerente del teatro Lyceum. Ejerció como crítico literario para el 'Dublin Evening Mail', periódico del que Sheridan Le Fanu era copropietario; y precisamente una de sus obras, su 'Carmilla', pequeño relato de terror gótico e inicio de la literatura de vampiros.

¿Y después...?

Y si bien a Stoker se le recuerda por Drácula, no fue, ni de lejos, su única obra. Su carrera como escritor de terror, el mejor escritor de terror de todos los tiempos, comenzó con 'La copa de cristal' (1872), un relato corto publicado por la London Society —y cuyo original se puede leer aquí—, que no pasó a formar parte de ningún libro hasta 1982, cuando se incluyó en 'Las sombras de Drácula: las historias no recogidas de Bram Stoker', editado por William Kimber en Londres.

'La dama del sudario', de Bram Stoker
'La dama del sudario', de Bram Stoker

Fue durante su paso por el Lyceum que despegó su obra, de 'The snake's pass' (1980) al famoso 'Drácula' (1897). Pero siguió. Tras la muerte del actor Henry Irving, actor que, gracias a una estupenda crítica por su actuación en 'Hamlet', acabó por contratarlo como gerente del teatro, vino 'La dama del sudario' (1909): inédita en España hasta 1997, 93 años después de su muerte, se ambienta en los Balcanes en los inicios del siglo XX, donde un joven humilde recibe, a cambio de establecerse en un castillo enclavado en una zona tenebrosa, una inmensa fortuna.

Pero antes de ella lo hizo 'La joya de las tres estrellas' (1903), otra historia de terror que levantó interés por su relación con la magia —cuenta cómo un arqueólogo trata de devolver al mundo de los vivos a una reina y hechicera egipcia— pero que tampoco alcanzó el éxito que obtuvo 'Drácula'. Su última novela publicada en vida fue 'La guarida del gusano blanco' (1911), un año antes de su muerte, novela que se llevó a la gran pantalla de la mano de Hugh Grant y Amanda Donohoe en 1988.

Después de crear una de las figuras de terror más reconocidas de la historia, no era de extrañar que alguien recogiera gran parte de su obra en un solo libro: los 'Cuentos completos' de Bram Stoker lo hacen, no solo con los ya conocidos, sino con más de una treintena de cuentos que se quedaron sin ver la luz en vida de Stoker.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios