dotado con 600.000 euros

Santiago Posteguillo gana el premio Planeta con una de romanos feminista

Ha despachado un millón de ejemplares con sus trilogías de romanos y ahora se lleva el galardón más apetitoso con una novela histórica que se titulará 'Yo, Julia'

Foto: Santiago Posteguillo, ganador del premio Planeta, junto a la finalista, Ayanta Barilli. (EFE)
Santiago Posteguillo, ganador del premio Planeta, junto a la finalista, Ayanta Barilli. (EFE)

Un desconocido profesor universitario español de literatura inició en 2006 una trilogía de novelas históricas protagonizadas por Escipión el Africano, a la que siguió en 2011 otra sobre el emperador Trajano, seis libros de 1.000 páginas cada uno que vendieron en total la increíble cifra de un millón de ejemplares en todo el mundo. No extraña así que Santiago Posteguillo (Valencia, 1967) se haya marcado otra de romanos para ganar este lunes 15 de octubre el premio Planeta, el galardón literario a un solo título mejor pagado del mundo, con 600.000 euros. Reconocido por la crítica como un autor de novela histórica de calidad, documentada con obsesivo detalle, Posteguillo se presentó al premio con el título 'El ascenso' y el seudónimo de James Sussex, pero el libro se titulará finalmente 'Yo, Julia'. ¿El argumento? "El ascenso fulgurante de una mujer en un mundo de hombres inmersos en la lucha por el poder político y que piensan que el liderazgo solo les pertenece a ellos".

Un título potente que remeda el de la mítica novela de Robert Graves 'Yo, Claudio'. Un autor superventas, una prota femenina —Julia Domna, emperatriz y mujer de Septimio Severo—... y romanos, claro. La cosa huele a pelotazo.

Todas las apuestas apuntaban este año a una mujer tras la victoria de Javier Sierra en 2017. Las tramas y protagonistas de las 10 novelas finalistas eran decididamente femeninas, con un inconfundible aroma a #MeToo, e incluso un miembro del jurado, jugando claramente al despiste, aseguró el día anterior a la entrega del premio que la ganadora sería "guapísima, política y ciudadana modelo". Pero, ¡ay!, no se refería a la autora —ayer, algunos fantaseaban con que sería Inés Arrimadas— sino al personaje protagonista. Planeta invierte una enorme cantidad de dinero en este asunto y no arriesga en busca del 'bestseller' perfecto: Posteguillo es autor de la casa, vende libros como soles y además su literatura popular no deja mal sabor de boca en los paladares letraheridos más exquisitos.

Pese a que los extraordinarios beneficios de sus novelas le permitirían vivir sencillamente de escribir, Santiago Posteguillo no ha dejado nunca su plaza de profesor de literatura inglesa en la Universidad Jaume I de Castellón. Al principio probó suerte en la poesía y en la intriga policíaca con dos novelas que nunca publicó, hasta que se lanzó finalmente a escribir sobre su pasión por la Roma Antigua, que nació cuando tenía seis años en un viaje a la ciudad del Tíber. Sus trilogías de romanos atraparon a legiones de lectores que se metían entre pecho y espalda, uno detrás de otro, sus tochos de desaforada extensión. Cuenta que comenzó sin pensar en el mercado editorial, por pura diversión, y que al principio sus editores se asustaban al ver sus amenazadores manuscritos pero que, poco después, el libro gordo se puso de moda... y empezaron a pedirle más.

Las aguan se remansan así en el Planeta tras las convulsiones que sacudieron la deslucida pasada edición, celebrada inmediatamente después del referéndum independentista, en plena fuga de empresas de Cataluña —a la que también se apuntó el sello— y sin la asistencia de la habitual galería de figuras políticas de alto nivel, como los Reyes o los presidentes del Gobierno y de la Generalitat, que en años anteriores eran habituales. Eso no ha cambiado en 2018. Pese a que se barajó hasta el último momento la asistencia de Pedro Sánchez, ni él ni Quim Torra acudieron finalmente a la gala de entrega del premio en el Palacio de Congresos de Barcelona.

Finalista y periodista

La conocida actriz y periodista Ayanta Barilli (Roma, 1969) se ha alzado con los 150.000 euros que distinguen al finalista del Planeta con su primera novela. La hija de Fernando Sánchez Dragó —que ganó el premio en 1992 con 'La prueba del laberinto'— fue quizás el nombre más sorprendente de la velada. Se presentó al galardón con el título de 'El adiós', bajo el seudónimo de Sandra Glaser, que finalmente se llamará 'Un mar violeta oscuro'. La sinopsis proporcionada por el sello dice así: "Una saga familiar trepidante. Historia de lucha, superación y supervivencia de tres generaciones de mujeres de una misma familia, a las que una figura masculina despiadada aboca a la locura, y donde la narradora intenta comprender su pasado para reconciliarse con el presente".

Fernando Sánchez Dragó, junto a su hija Ayanta Barilli, en Las Ventas. (EFE)
Fernando Sánchez Dragó, junto a su hija Ayanta Barilli, en Las Ventas. (EFE)

Un año más, al Planeta se han presentado más originales que nunca —642 exactamente—, para ser valorados por un jurado compuesto por Alberto Blecua, Fernando Delgado, Juan Eslava Galán, Pere Gimferrer, Carmen Posadas, Rosa Regás y Belén López. Por cierto que no deja de sorprender que a un galardón más que dado, del que Fernando Savater dijo el año que lo ganó que "sospechar del Planeta es como sospechar de los Reyes Magos", se presente tal cantidad de infelices cada edición sin absolutamente ninguna posibilidad de ganar.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios