de sevilla a méxico

La voz andaluza de los dibujos animados (doblados en latino) que veías en los 80

La mayoría de series y películas infantiles que se emitieron en España eran dobladas en un español neutro que se grababa en México. Pero una voz destacaba entre todas: Florencio Castelló

Foto:  Florencio Castelló dobló al personaje del gato Jinks y el tejón Mac, y trabajó con Cantinflas y Sara Montiel.
Florencio Castelló dobló al personaje del gato Jinks y el tejón Mac, y trabajó con Cantinflas y Sara Montiel.

Si algún sábado por la mañana te has sentado con tus hijos a ver los dibujos animados que echaban cuando eras pequeño, además de darte un ataque de nostalgia también te habrás percatado de algo que problablemente habías olvidado. De 'Scooby-Doo' a los 'Autos Locos' de Hanna-Barbera, pasando por Pedro Picapiedra gritando "¡Vilmaaaaaa!", todos estaban doblados por actores latinos. Sin embargo, entre todas estas voces destacaba una. Se trata de los personajes que se encargaba de doblar Florencio Castelló, un actor andaluz con un acento más sevillano que la propia Giralda.

Castelló, que nació en Sevilla en 1905, era un actor muy conocido en la farándula. Interpretó notables papeles de personajes secundarios en teatros tanto de Sevilla como de Madrid que alternaba en ocasiones con coplas y cantes andaluces. Las crónicas teatrales lo describían por aquel entonces como "un cantaor de mucho estilo y muy gracioso".

Casi toda su vida la pasó en Sevilla, hasta que dio comienzo la Guerra Civil. Primero emigró a Argentina, como tantos españoles del mundo del teatro que tuvieron que exiliarse, hasta que en 1939 marchó a México, donde se estableció y logró desarrollar su carrera profesional como actor y doblador. En el Registro Nacional de Extranjeros en México del Archivo General de la Nación podemos encontrar su ficha personal:

Ficha de Florencio Castelló en el Registro Nacional de Extranjeros en México.
Ficha de Florencio Castelló en el Registro Nacional de Extranjeros en México.

Ficha de Florencio Castelló en el Registro Nacional de Extranjeros en México.
Ficha de Florencio Castelló en el Registro Nacional de Extranjeros en México.

Castelló era uno de los pocos actores, por no decir el único, al cual se le permitía doblar en andaluz. El periodista Antonio Burgos lo presentaba así en 'ABC': “Un legendario actor del Teatro sevillano del Duque que, exiliado tras la guerra, le prestó en América su voz sevillanísima a Jinks, el Gato Gitano. Pocas hablas sevillanas más clásicas y perfectas que la del actor Florencio Castelló en ese doblaje.”

Fue su acento andaluz -además de sus dotes para actuar- lo que le sirvió para que sus personajes llamaran la atención y pudiera desarrollar su carrera profesional. Mientras que todos los personajes de los dibujos que se exportaban a España eran doblados por latinoamericanos a los que se les pedía un acento neutro, para él era requisito imprescindible mantener su dicción natural.

Un acento para toda Hispanoamérica y España

La mayoría de series y películas infantiles producidas en Estados Unidos eran dobladas hasta la pasada década por actores latinoamericanos que utilizaban un registro del español neutro que se grababa en México. Una variedad de doblaje en castellano creada con el único propósito de tener un registro para las regiones hispanohablantes que permitiera ahorrar costes y exportar la misma versión de las películas de dibujos animados a todos los países de habla hispana.

En aquella época el cine del país vivía lo que se conocería más tarde como la Edad de Oro del cine mexicano y Castelló fue invitado a trabajar en más de un centenar de películas además de doblar otras tantas y entre las que destacan 'Cantinflas' (1941) con Mario Moreno, 'El Ángel Exterminador' (1962), dirigida por Luis Buñuel o 'Limosna de Amores' (1955), en la que trabajó con Lola Flores. También se codeó con Sara Montiel o Mario Moreno, con el que actuó en la mítica serie 'Cantinflas'

Pero el papel que le sirvió para bautizarse como actor fue por el que protagonizó en la serie de televisión 'La Tremenda Corte' (1965). El papel de 'El Curro' o 'El Currito' le valió no solo de nombre artístico, sino también para especializarse en papeles de español con marcado acento andaluz.

Con la llegada de las películas animadas desde Estados Unidos para que se doblasen en México, el acento y la expresividad de su voz eran como miel para muchos directores que querían darle un toque diferente a sus personajes.

La corte de Disney le fichó por primera vez para doblar al burro Cirilo Mientepoco y al tejón Mac en 'Dos personajes fabulosos' (1951). Años más tarde repetiría con 'El libro de la Selva' (1967), en el que daba voz al cuervo Despeinao, con el cuervo Jim en 'Dumbo' (1969) y el perro Napoleón en 'Los aristogatos' (1970). Así este sevillano exiliado consiguió colarse en las casas de toda España desde el otro lado del Atlántico.

La voz andaluza de los dibujos animados (doblados en latino) que veías en los 80

El personaje que le valió para ser recordado en el imaginario es el del gato Jinks, en 'Pixie y Dixie', una variación del perpetuo tema de la persecución del gato al ratón a lo 'Tom y Jerry'. Solo que en este caso, Tom (Jinks) hablaba en andaluz y gritaba "¡Marditos roedores!". Un gato andaluz cuyo salero conseguía arrancar carcajadas entre los mexicanos (y el resto de hispanohablantes).

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios