Todo lo que España tiene que aprender del modelo de cine francés

En 2016 Francia ocupó el 6º lugar del mundo en cuanto a producción con 283 largometrajes y su cuota de mercado interno alcanzó el 35.8%

Foto: Foto de familia en el pasado Festival de Cannes
Foto de familia en el pasado Festival de Cannes

Es conocida la admiración profesional del mundo del cine en España hacia la forma en que el Estado Francés promueve el suyo propio como una acción de Estado y la forma en que lo proyecta en el mercado mundial. Como se apuntaba en la última entrega de Furtivos, hay una anécdota atribuida a Berlanga que resumía el problema del cine español con esta solución: "El cine español no necesita un legislador. Necesita un buen traductor de francés para poder aplicar la normativa del CNC (Centre National du Cinema et de l’image animée) en España de forma literal".

De hecho esta idea se llevó a la realidad en Venezuela en donde se aplicó a rajatabla, en 1993, y hasta el nombre del CNAC fue adaptado desde la versión francesa añadiendo simplemente la A de Autónomo, por aquello del qué dirán, tal como nos ha hecho saber su último director, Juan Carlos Lossada, antes del actual desbarajuste venezolano. Es una opinión generalizada que el funcionamiento del CNC causa admiración en las estructuras cinematográficas de medio mundo y desde esta admiración tratamos de establecer a lo largo de estas dos entregas una breve comparación entre las estructuras que intervienen en el cine francés y en el cine español.

En 2016 Francia ocupó el 6º lugar del mundo en cuanto a producción con 283 largometrajes y su cuota de mercado interno alcanzó el 35.8%

El cine francés navega en el mercado de una forma brillante ya que en 2016 Francia ocupó el 6º lugar del mundo en cuanto a producción con 283 largometrajes, su cuota de mercado interno alcanzó el 35.8%, es el número 1 en Europa en cuanto a pantallas (5.842), ha situado 10 títulos con participación francesa entre los 25 films europeos más vistos en Europa y 5 entre los 25 títulos europeos más vistos en USA y Canadá. Refiriéndonos a España, el cine francés estrenó 112 películas en 2016 que fueron vistas por 7.5 millones de espectadores en nuestro país y que da una cuota de mercado para el cine francés en España del 7.45%. Estos datos demuestran que a nivel de su mercado interno y europeo, el cine francés se mantiene extraordinariamente activo y a nivel mundial está muy presente en el mercado más duro y competitivo. Todo ello se debe a dos vectores básicos: El CNC y Unifrance.

'The Artist' (2011), la película francesa que más ha recaudado en la taquilla estadounidense
'The Artist' (2011), la película francesa que más ha recaudado en la taquilla estadounidense
El CNC, desde su fundación en 1946, se ha constituido en la entidad pública que ha permitido que Francia sea, hoy en día, líder a nivel mundial del cine de autor y de que la imagen de Francia y de su cultura sea conocida en el mundo entero a través del cine y el audiovisual.

El CNC tiene una dimensión significativa derivada de la política cultural del Estado francés lo que le permite disponer de un presupuesto de ingresos del orden de 700M€ con una moderna estructura compuesta de 10 direcciones, (Asuntos europeos e Internacionales, Registro cinematográfico, Audiovisual y Creación digital, Creación, territorios y público, etc) que contemplan todo el desarrollo tecnológico del audiovisual, del mercado, de las audiencias y sus hábitos y la proyección cultural. A nivel directivo trabajan 26 personas y su staff lo componen 500 miembros de carácter permanente. Esta amplia visión del sector audiovisual, conduce a una gran profesionalidad y relevancia de sus directivos y a la participación de los profesionales de la industria en la toma de decisiones del CNC.

El CNC dispone de un presupuesto de ingresos del orden de 700M€

Desde 2013 la presidenta del CNC es Frederique Bredin, que ya se ocupó de la política cinematográfica con el Ministro de Cultura Jack Lang en 1984, siendo posteriormente dos veces ministra de Juventud y Deportes en el gobierno de Edith Cresson (1992) y en el de Pierre Beregovoy (1993). La profesionalidad del equipo directivo está demostrada pero destacaremos aquí la función del Director de Estudios, Estadísticas y Prospectiva, Benoît Danard, experto en Derecho de la Comunicación y en Ciencias Políticas, y que tiene a su cargo una de las tareas más importantes del CNC como es la de prever el futuro del sector cinematográfico y audiovisual a partir de análisis y estudios de primer nivel.

El CNC tiene un amplio abanico de funciones, algunas de ellas propias de este tipo de entidades y otras que le convierten en un organismo singular a imitar. Más allá del cumplimiento de la reglamentación, autorizaciones, clasificación, registro, etc, el CNC juega un papel clave en la financiación del cine y el audiovisual en Francia, ya que recauda la fiscalidad de los recursos asignados a las cifras de negocio de la distribución de cine y audiovisual, gestiona los mecanismos que permiten la financiación de la creación y la producción cinematográfica y audiovisual, y por último, mutualiza y redistribuye los beneficios de las obras.

'Amélie' (2001) recaudó 33 millones de dólares en EE.UU.
'Amélie' (2001) recaudó 33 millones de dólares en EE.UU.
Para el año 2017, el fondo principal del CNC dispone de un total de 671M€, un ligero crecimiento con relación a los 663 de 2016, y cuyo origen se desglosa así: 140.9M€ provienen de los impuestos de las entradas en salas (TSA), 17.1M€ de los impuestos procedentes de la venta de video y VoD y 513M€ de los Servicios de TV (TST). Este último impuesto se desglosa en dos: 295.6M€ procedentes de los canales de TV y 217.4M€ de los distribuidores de servicios de TV. Es aquí donde se visualiza su verdadera autonomía, más allá de definiciones administrativas ya que financieramente el CNC gestiona y distribuye los recursos provenientes de la propia industria. Todo ello se complementa con incentivos fiscales como los generados por las Soficas, los créditos fiscales y las garantías generadas por el IFCIC (Instituto para la Financiación del Cine y las Industrias Culturales).

Una de las particularidades del cine francés es la variedad de ayudas y fondos disponibles de apoyo

Una de las particularidades del cine francés es la variedad de ayudas y fondos disponibles de apoyo en un marco o perímetro de creación de contenidos compuesto de cuatro ejes fundamentales: el cine, el audiovisual, el video/VoD y los videojuegos. Los tres últimos se han ido incorporando al sistema de forma progresiva y natural, según la tecnología se ha desarrollado e implantado.

En este marco podemos identificar hasta 10 epígrafes distintos en los que las ayudas actúan: Cine, Audiovisual, Cortometrajes, Nuevos Medios y Creación Digital, Industrias Técnicas e Innovación Video y VoD, Videojuegos, Internacional, Patrimonio Cinematográfico y Programas para públicos con discapacidades visuales y auditivas. Cada uno de estos epígrafes contiene a su vez un conjunto de categorías de ayudas (al guión, al desarrollo, a la producción, distribución, explotación, exportación...) entre las que se pueden identificar hasta 130 variedades y casuísticas. Muchas de ellas tienen carácter automático —en función del éxito de audiencia— y en otros sobre proyecto, que en la mayoría de los casos deben ser devueltas, con condiciones, por parte de los beneficiarios. Hay una ayuda que queremos destacar por su reciente implantación desde el 1 de Enero de 2017 y su carácter experimental: ayuda automática a la exportación, dotada con un fondo de 8.5M€ cuyos resultados se evaluarán durante los próximos 3 años.

Isabelle Huppert, ganadora de un globo de oro por 'Elle'
Isabelle Huppert, ganadora de un globo de oro por 'Elle'
Para finalizar este primer análisis queremos resaltar otro aspecto singular y es que el CNC acompaña a las obras, no solo en la producción con sus políticas de ayudas selectivas y automáticas, sino en la exhibición y en la atención a los públicos -que el CNC considera la llave de todo- y resulta ser la base del círculo virtuoso que lleva al cine francés a su éxito. Esta base se construye con una implicación del CNC en la formación de audiencias con el apoyo a la educación de alumnos y jóvenes con programas específicos escolares y extraescolares.

El CNC se implica en la formación de audiencias con el apoyo a la educación de alumnos con programas específicos escolares y extraescolares

Todo ello demuestra la visión global con la que el CNC asume la promoción y desarrollo de la industria de la imagen en movimiento. Estamos por tanto ante un modelo —CNC— que se caracteriza porque ha hecho posible que el cine francés esté presente en el mercado mundial de forma brillante, amparado por una política de Estado que permite tener una estructura sólida y profesional, con una financiación significativa que facilita verdadera autonomía. Todo ello permite acompañar a sus obras en los procesos de producción y en su recorrido comercial con un amplio abanico de ayudas.

Pero esta acción se complementa con la actividad de ‘UniFrance Internacional’ que es el organismo responsable de la promoción del cine francés en todo el mundo. Fundada en 1949 como asociación, según la ley de 1901, está bajo la supervisión de CNC. La asociación cuenta con cerca de 1.000 miembros, productores de largometrajes y cortometrajes, exportadores, directores, actores, guionistas, agentes artísticos e instituciones relacionadas.

Imagen de la película 'Intocable', uno de los mayores éxitos del cine francés
Imagen de la película 'Intocable', uno de los mayores éxitos del cine francés

Desde su creación UniFrance ha desarrollado instrumentos para estudiar la evolución de los mercados internacionales, por lo que actualmente cuenta con una experiencia única en Europa, apoyando a las películas francesas en los diferentes mercados, desde su venta hasta su distribución participando en más de 60 festivales y mercados cinematográficos.

65 millones de espectadores de cine francés en salas cada año generan 350 millones de euros de taquilla en los cines extranjeros

UniFrance sigue los resultados del cine francés en el extranjero, lo que le permite exportar dos tercios del cine francés cada año; cada día se estrena más de una película en las pantallas de cine del mundo; 40 películas francesas son emitidas cada día en televisiones extranjeras; 65 millones de espectadores de cine francés en salas cada año generan 350 millones de euros de taquilla en los cines extranjeros.

La política de UniFrance se decide en el seno de sus órganos rectores en los que están representados los profesionales de la industria: el Comité Directivo, está formado por 50 miembros, que incluye representaciones profesionales así como representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores, del Ministerio de Cultura y del CNC. Desde 2012 el actor, guionista y director de cine Jean Paul Salomé ocupa la Presidencia de Unifrance. El Comité Ejecutivo está compuesto por representantes de los productores, exportadores y artistas y al frente del mismo actúa como directora General desde 2013, Isabelle Giordano, periodista de radio y TV. La estructura se complementa con cuatro comisiones: Comisión Artística, Comisión de Largometrajes, Comisión Económica y Comisión de Cortometrajes.

UniFrance cuenta con un presupuesto anual de 9M con contribuciones del Ministerio de Cultura y del de Asuntos Exteriores y Comercio Exterior, además de las contribuciones de sus socios. Dispone de sus oficinas centrales en París y delegaciones permanentes en Nueva York, Tokio, Seúl y Pekín.

UniFrance cuenta con un presupuesto anual de 9M€ con contribuciones del Ministerio de Cultura y del de Asuntos Exteriores y Comercio Exterior

UniFrance es una plataforma de servicios que facilita información a productores, distribuidores y exportadores a través del Servicio de Estudios y Mercados; a directores de largometrajes, agentes artísticos, actores, directores de festivales internacionales, a través del Servicio de Relaciones con los Festivales y los Artistas; a directores y/o productores de cortometrajes a través del Servicio de Cortometrajes. Dispone de bases de datos con información sobre sociedades, profesionales, largometrajes, cortometrajes, festivales, generando boletines informativos sobre el recorrido del cine francés en el mundo. Para contar con este amplio abanico de servicios los productores, directores, exportadores, agentes, actores, entidades, tienen que ser socios de UniFrance.

He aquí un modelo donde se implica a los creativos, a los profesionales, a la industria, al público, al propio Estado, es decir, una política global, una política de Estado en favor de la diversidad cultural, de las industrias culturales y creativas, y en último término, de su propio cine. Estamos por tanto, ante una política y un modelo a imitar.

Desde la admiración y una sana envidia, no nos queda otra alternativa que decir... Chapeau!

Continuará…

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios