El galerista anti-Montoro acepta medio año de cárcel y paga un 1,2M€ por la lista Falciani
  1. Cultura
DESPUÉS DE QUE EL SUPREMO DIERA VALIDEZ A LA LISTA

El galerista anti-Montoro acepta medio año de cárcel y paga un 1,2M€ por la lista Falciani

Fernández-Braso, cazado con una cuenta en el HSBC de Ginebra, pacta una condena de conformidad con la fiscalía y la Abogacía del Estado según la cual defraudó 700.000 euros

placeholder Foto: Stand de la galería Fernández-Braso en ARCO. (R. M.)
Stand de la galería Fernández-Braso en ARCO. (R. M.)

El galerista Miguel Fernández Braso, conocido por su sala de exposiciones en el barrio de Salamanca de Madrid y por ser una figura clave de la izquierda en la Transición, aceptó el pasado 16 de junio una condena de seis meses de cárcel y pagó 1,2 millones de euros entre cuota defraudada y multa por la cuenta que Hacienda descubrió gracias a la lista Falciani. Desde que el pasado mes de marzo el Supremo ratificó la validez de la lista Falciani se suceden los acuerdos de conformidad por los que los evasores aceptan el delito y pagan a cambio de penas inferiores a dos años, que no suponen ingreso en prisión.

Fernández-Braso pertenece a esos 659 evasores descubiertos gracias a los datos que el informático Hervé Falciani se llevó del HSBC. Francia pasó a España sus nombres en 2010 y la mayoría pagó al ser requeridos por carta. El galerista fue de los 40 contumaces que se negaron a pagar y fueron denunciados por delito fiscal. En 2013, con el procedimiento en marcha, declaró a 'El País" que los males del sector se debían a Hacienda: "La subida del IVA al 21% el año pasado fue la puntilla. Han dejado a España fuera del mercado internacional. Ya no aspiramos a ganar, sino a sobrevivir".

La fiscalía pidió para él seis años de cárcel y multas que sumaban 3,26 millones de euros por dos delitos fiscales en los ejercicios 2005 y 2006. Finalmente, su defensa consiguió eliminar el primer ejercicio alegando que estaba prescrito. El acuerdo con la fiscalía y la Abogacía del Estado señala que defraudó 712.829 euros en 2006. A eso hay que añadir un 70% de multa, por lo que la indemnización total es de 1,2 millones. Acepta una condena de seis meses de cárcel, que no conlleva ingreso en prisión.

La sentencia detalla como hecho probado que Miguel Fernández Braso era propietario al 99% de la sociedad Arjonilla SL y que esta empresa "actuando en ejecución de un plan preconcebido y guiado por el propósito de procurarse un ahorro fiscal ilicito, ocultó a la AEAT en su declaración del IRPF realizada en el ejercicio económico 2006 la obtención de unos beneficios patrimoniales que ascienden a 413.240,99 euros cuyo origen no resulta justificado". Según el fallo, aceptado por el acusado, había ocultado a Hacienda esos ingresos al usar una "sociedad pantalla", Vega Associates, docmiciliada en Suiza a cuyo nombre abrió cuentas en el HSBC de Ginebra.

En 2006, Arjonilla vendió obras de arte por un precio de 1.276.577,41 euros "sin que haya justificado ni la obteción de renta que permita la adquisición de las mismas ni el precio de adquisición de las mismas". Y concluye: "Como consecuencia de estos hechos la cuota tributaria defraudada por el acusado es de 712.829,498 euros".

Por eso el juez le condenó a seis meses de cárcel, pena que fue suspendida inmediatamente al carecer de antecedentes penales. Además le impuso una multa del 70% de lo defraudado, por lo que el monto total a bonar por el galerista es de 1,21 millones de euros.

En 2013, con el procedimiento penal abierto, declaró: "La subida del IVA al 21% fue la puntilla. Ya no aspiramos a ganar, sino a sobrevivir"

Nacido en 1940 en Villanueva del Arzobispo (Jaén), llegó a Madrid en los sesenta para hacerse escritor. Fue periodista y triunfó en el mundo del arte. En 1971 abrió su primera galería en Madrid y cuatro años después fundó una influyente revista de arte llamada 'Guadalimar' que duró 27 años. En la web hay imágenes de Fernández-Braso junto a Dalí, Joan Miró o Antonio Saura. Publicó libros, como uno de 'Conversaciones con Alfonso Guerra', en 1983. Entonces un joven y barbudo Fernández-Braso le preguntaba al entonces vicepresidente del Gobierno: "¿Tú crees que ser empresario y socialista es hoy compatible?".

Desde la galería familiar no han querido comentar la sentencia. Su pasaporte también aparecía en los Papeles de Panamá como credor de una sociedad en Seychelles pero sostuvo en su día que nunca la llegó a utilizar.

Lista Falciani Tribunal Supremo Fraude fiscal Hacienda IRPF IVA Ginebra HSBC
El redactor recomienda