peligra la colección

Tita choca con el Estado: tres meses de plazo para no llevarse sus cuadros del Thyssen

La baronesa Thyssen y el ministro de Cultura amplían el plazo para intentar que su colección se quede en Madrid

Foto:  La baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza (Jorge Zapata/EFE )
La baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza (Jorge Zapata/EFE )

El Ministerio de Cultura ha acordado con la baronesa Thyssen, Carmen Cervera, prorrogar la cesión gratuita de su colección privada en Madrid durante tres meses, período durante el que los abogados de ambas partes tratarán de negociar las posibles nuevas condiciones del préstamo. Así lo ha anunciado este martes el titular de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso de los Diputados. Esta prórroga de tres meses se produce tras conocerse que la Baronesa y el Estado tenían serias discrepancias sobre el futuro de la colección, según el diario 'El País'.

Méndez de Vigo ha explicado que ha hablado esta misma tarde con la baronesa para transmitirle la "buena disposición" del Ministerio para intentar "encajar" los intereses de las dos partes y encontrar "una solución beneficiosa para todos". La conversación, que según el ministro ha sido "muy grata", se ha producido después de que Carmen Thyssen haya demandado cambios en las condiciones del préstamo de su colección privada. Concretamente, ha explicado Méndez de Vigo, quiere que la colección pueda salir de España para que pueda tener "más vida que la que probablemente tiene en estos momentos", además de "algunas otras consideraciones" que no ha desvelado, pero que ha asegurado no son económicas.

Lo que pide Tita

Según el titular de Cultura, una vez firmada la prórroga, disponen de tres meses "para pensarlo, hablarlo y matizarlo" siempre dentro del marco legal firmado en el año 2002, que establece las condiciones de la cesión de los cuadros. "Vamos a ver cómo dentro del mismo podemos actuar con flexibilidad para dar acomodo a todo el mundo", ha resaltado el ministro, que ha pedido a la baronesa que sus abogados se pongan en contacto con el Ministerio para fijar una reunión próximamente. En cualquier caso, ha reiterado que los cuadros pertenecen a su colección privada y, por tanto, es ella quien puede disponer de ellos

Carmen Thyssen desea que su colección se quede en España de forma permanente "siempre y cuando" tenga un marco "legal, justo y global" que "respete y proteja" el valor de la colección, garantice su "accesibilidad y movilidad" para poder llevar a cabo "exhibiciones en todo el mundo" y dotarla de "mayor visibilidad". Así lo expresó a través de un comunicado que añade que "en definitiva" lo que desea es que se ofrezca a su colección "un marco jurídico equiparable al que ofrecen las grandes pinacotecas internacionales". Pero, al no existir en este momento esas condiciones, advierte que ha iniciado los trámites "para iniciar el traslado de mi colección".

La baronesa ha explicado que el pasado mes de diciembre solicitó la creación de una mesa conjunta con las tres partes implicadas: el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Fundación Thyssen-Bornemisza; la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural y el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. "Por razones que desconozco no ha sido posible crear esta Comisión Tripartita, lo que me ha obligado a solicitar al Ministerio de Cultura la puesta marcha de los mecanismos administrativos para iniciar el traslado de mi colección a otras sedes o países", sostiene el comunicado.

Una decisión que afectaría "a mi colección (Carmen Thyssen-Bornemisza) cedida al Museo Thyssen de Madrid que está compuesta por 430 obras", compuesta por "obras maestras" de Paul Gauguin, Eduard Monet, Edgar Degas, Henri de Toulouse-Lautrec, Pieter Brueghel, Edward Hopper y Pablo Picasso, entre otras. "Siendo como soy, una coleccionista privada, lo que no he hecho nunca es tener los cuadros para mi disfrute personal, al contrario, siempre me ha gustado compartirlos con el público. Los pintores, para mí, no pintan para uno sólo", concluye.

Me he visto obligada a solicitar a Cultura la puesta marcha de los mecanismos para iniciar el traslado de mi colección a otras países

"Mi misión en los últimos años y mi gran preocupación en este momento, es el mantenimiento, conservación y crecimiento de la Colección que recibí, en parte como legado del barón Thyssen, aumentándola sustancialmente desde entonces y llegando a las 1.300 obras". Está reconocida, dice, como la colección "más importante en manos privadas del mundo", que incluye obras de "maestros antiguos, impresionismo y postimpresionismo francés, americano, expresionismo alemán, cubismo y españoles de los siglos XIX y XX".

La baronesa añade que "tras finalizar en 2013 el Convenio que regulaba la cesión gratuita al Museo Thyssen de esta colección, el futuro de la misma ha entrado en una situación de inseguridad jurídica, sometida a renovaciones anuales cortoplacistas y sin abordar aspectos esenciales para su futuro". Y entre esos aspectos esenciales para el futuro de la colección destaca "el régimen de disposición, movilidad y exposiciones mundiales de las obras", su régimen jurídico y el régimen fiscal de la cesión y de su dedicación a la misma y las funciones de desarrollo cultural previstas en el Acuerdo Cultural con el Ministerio de Educación suscrito el 24 de febrero de 2000.

Por todo ello, Carmen Thyssen considera que el Convenio suscrito el 15 de febrero de 2002 y sus sucesivas prórrogas están "obsoletos" y requieren "una actualización" que contemple la cesión de la Colección de una forma global.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído