SE LO REGALÓ EL BARÓN POR SU BAUTIZO EN 1984

Borja Thyssen subasta un Goya en Londres tras sus problemas fiscales con Hacienda

Christie's pone a la venta por 4,5 millones un boceto que el barón regaló a Borja por su bautizo. También obtiene permiso de Cultura para sacar de España un Giaquinto de 1750

Foto: El Goya en la portada del catálogo de Christie's de la subasta del 8 de diciembre.
El Goya en la portada del catálogo de Christie's de la subasta del 8 de diciembre.

El próximo 8 de diciembre, la sala Christie's de Londres acoge una subasta de arte. En la portada del catálogo aparece un Goya que hasta hace unos años colgaba de las paredes del Museo Thyssen: 'Mujer y dos niños junto a una fuente'. Se trata de un boceto que el pintor de Fuendetodos realizó para otro cuadro mayor. Es una de las obras más cotizadas de la sesión, según una portavoz de Christie's. Y tiene aun más interés por quién es su dueño: el barón Borja Thyssen-Bornemisza. Borja Thyssen, acuciado por sus problema fiscales con Hacienda, ha puesto a la venta el cuadro con un precio de salida de 4,5 millones de euros. Es un lienzo que el barón Thyssen regaló a Borja por su bautizo, celebrado en Nueva York en 1984. Además, Borja Thyssen ha obtenido permiso de Cultura para sacar de España 'Bautismo de Cristo', de Corrado Giaquinto, paso previo a una posible venta. Los Thyssen llevan tiempo amagando con sacar cuadros de España por sus problemas con Hacienda.

"Este boceto es un bellísimo ejemplo de la primorosa exquisitez técnica utilizada por Goya en este tipo de obras de pequeño tamaño, con un tratamiento extremadamente delicado y atento de las figuras, ejecutadas con toques ligerísimos y vibrantes del pincel, que matiza con una extraordinaria sensibilidad sus rostros y vestiduras, como queda evidente en detalles tan mínimos como los cordones atados del niño pequeño, los flecos del pañuelo que la mujer lleva atado a la cintura o los efectos de la luz que modela su rostro", explica en su web la colección Carmen Thyssen.

La baronesa Thyssen junto a Borja y su esposa, Blanca Cuesta.
La baronesa Thyssen junto a Borja y su esposa, Blanca Cuesta.

Es un pequeño boceto (de 18x35 centímetros) que Goya realizó para servir de modelo al tapiz 'Los pobres en la fuente', pintado entre 1786 y 1787, y que habría de decorar el comedor de los príncipes en el Palacio del Prado. Era el primer trabajo que realizaba para la corona después de haber sido nombrado pintor del rey en 1786, siempre según la web de la colección Carmen Thyssen.

El cuadro se lo regaló el barón Thyssen a Borja con motivo de su bautizo. En sus memorias, publicadas en 2014, el barón recuerda: “Una anécdota curiosa se esconde detrás de 'Mujer y dos niños junto a una fuente', de Goya. En 1984, en vísperas del bautizo de Borja, Tita y yo lo compramos en Nueva York debido a su relación con el bautismo (el agua, el niño...). Recuerdo que dijimos: ‘Algún día el cuadro será para él’. Nos lo llevamos a nuestra suite del hotel Pierre. Allí lo colgué y permaneció durante días mientras nosotros paseábamos por Nueva York”. El catálogo de Christie's -aún no está en papel pero ya hay una copia online- destaca que el cuadro ha estado colgado hasta hace recientemente en las paredes del Museo Thyssen de Madrid.

El cuadro fue objeto de disputa judicial entre Borja y su madre hasta que en 2014 pactaron que la propiedad era de Borja. Así lo recoge la Fundación Carmen Thyssen en su web: "Obra propiedad de D. Borja Thyssen-Bornemisza en préstamo temporal gratuito". El cuadro ha estado expuesto en el Museo Thyssen pero va a cambiar de aires. Para disgusto de su madre, Borja lo ha puesto a la venta. La casa de subastas da una horquilla de precio de entre 4,5 millones y 6,7 millones de euros. Este diario intentó ayer, sin éxito, obtener la versión de Tita Cervera y de Borja Thyssen. No es la primera vez que los Thyssen venden cuadros para obtener liquidez. En 2012 Tita Cervera vendió un 'constable' por 28 millones.

Cultura ha autorizado la salida de España, un trámite al ser una obra declarada de importación

Con la venta del cuadro, Borja puede aliviar sus problemas fiscales. La fiscalía pide para él dos años de cárcel y 1,2 millones de euros (suma de la cuota defraudada y la multa) por fingir su residencia en Andorra. Como adelantó este diario, el fiscal considera que cobró en 2007 un total de 1,4 millones del '¡Hola!' por exclusivas sin declarar a Hacienda. Recibió el dinero a través de una sociedad de Las Vegas (Nevada, EEUU) creada por el despacho Mossack Fonseca que era la titular de cuentas en Andorra. En el mismo procedimiento, la Agencia Tributaria ha pedido para él tres años de cárcel por defraudar 630.000 euros ese año. El juzgado de Pozuelo que le investiga está a punto de mandarlo al banquillo. La defensa ha alegado que Borja no era residente fiscal en España y que por lo tanto no tenía que tributar aquí.

No es la única causa que tiene abierta. A instancias de la fiscalía, otro juzgado de Pozuelo de Alarcón tiene otro procedimiento penal por el impuesto sobre la renta de 2010. El problema viene de los cinco millones del pacto de Basilea, el acuerdo para la herencia del barón. Hacienda considera que la declaración no es correcta pero la defensa de Borja sostiene que ahí no hay delito alguno sino una diferente interpretación y que acabará absuelto. 

Hasta el momento no ha habido negociación entre la defensa de Thyssen y la fiscalía y la Agencia Tributaria, según fuentes próximas al caso. En estos casos, Hacienda prefiere cobrar y pactar una condena de conformidad antes que alargar el procedimiento y arriesgarse a ir a juicio. Una condena de dos años de cárcel como la que pide la fiscalía generalmente no conlleva ingreso en prisión. Pero al tener dos causas abiertas eso se complica. De ser condenado en una, Borja Thyssen tendría antecedentes penales y no podría suspender el ingreso en prisión si fuese encontrado culpable en la segunda. Fuentes del sector relatan que lo normal, llegado este punto, es buscar una conformidad.

'Bautismo de Cristo', de Corrado Giaquinto.
'Bautismo de Cristo', de Corrado Giaquinto.

Fuentes del Ministerio de Cultura explican que han recibido la petición de Borja Thyssen para sacar el cuadro de España y que ha sido autorizado. Al tratarse de un cuadro de importación, el permiso es prácticamente automático, como recoge el artículo 32 de la Ley de Patrimonio Histórico. En otros casos, Cultura ejerce derecho de tanteo y frena la exportación. En casos extremos puede denunciar la exportación sin permiso, como hizo con Jaime Botín y el 'picasso' que fue incautado en su barco en Francia.

El otro cuadro que Borja tuvo en disputa con su madre también saldrá de España. Borja ha pedido y obtenido permiso para exportar 'Bautismo de Cristo', de Corrado Giaquinto, una obra de 1750 y que al igual que el anterior figura en la colección Carmen Thyssen como prestado de forma gratuita por Borja. Los Thyssen han amenazado en ocasiones con sacar cuadros de España en respuesta a sus problemas con Hacienda. De momento, Borja lo cumple con dos cuadros.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios