amenazas y censura en estados unidos

Donald Trump, la antimusa desnuda que pone los pinceles de punta a los artistas

El retrato del aspirante a candidato republicano en el que aparece desnudo y con un pene minúsculo será finalmente exhibido en Londres

Foto: La artista Illma Gore posa junto a su obra en Londres. (Instagram)
La artista Illma Gore posa junto a su obra en Londres. (Instagram)

La historia del arte nos ha dado desnudos bellísimos, como las 'majas' de Goya o las 'gracias' de Rubens, pero, desde luego, el de Donald Trump no corresponde a esta categoría. Imaginen al aspirante a candidato republicano con la pierna levantada, los brazos apoyados coquetamente sobre el muslo y unos genitales diminutos bajo la enorme barriga; de esta guisa quiso retratarlo la artista Illma Gore en una obra que tituló 'Make America Great Again', utilizando el mismo eslogan nacionalista que el magnate emplea en su campaña. Pero como nadie es profeta en su tierra, y menos cuando la musa abomina de las libertades, no le ha quedado otro remedio que exponer el retrato en Reino Unido.

Tras las amenazas de muerte que sufrió la artista en redes sociales por parte de los seguidores de Trump y la censura de algunas galerías estadounidenses al intentar mostrar su trabajo, la sala de arte londinense Maddox ha decidido exhibirla con la intención, según su director James Nicholls, de “dar la oportunidad de contemplar la obra original y formarse su propia opinión”. Una pieza controvertida, que ha generado un encendido debate sobre la libertad de expresión en el arte y los tentáculos de la política, y que Illma Gore ha puesto a la venta por 1,25 millones de euros.  

“Estoy sobrecogida por la reacción del público a esta pieza. Es obviamente una enorme vergüenza que no la pueda exhibir en Estados Unidos debido a la censura y a las amenazas de los seguidores de Trump”, afirmó Gore. Y elogió la actitud abierta de una ciudad como Londres, que “siempre ha mostrado de forma regular trabajos que iban más allá de ciertas fronteras y han causado controversia”.

El 'muso' megalómano

Algunos psicólogos postulan que la humillación es la emoción más fuerte que existe, pero la ira no se queda atrás como motor de inspiración y de crítica. Las perlas que Donald Trump ha ido repartiendo como si fueran bolsitas de Antrax por programas y debates televisivos no tienen fin: disparó contra los inmigrantes e indocumentados, quiso construir un nuevo muro de la vergüenza en la frontera con México, acusó a una periodista de tener la menstruación en respuesta a una crítica… Elitista, racista y machista; si Nerón fue representado, Trump, revestido de excéntrica megalomanía, no podía ser menos.  

[Pincha aquí si quieres ver las obras más polémicas inspiradas en el magnate norteamericano]

No deja de ser paradójico que en un país como Estados Unidos, cuyo crecimiento e historia se sustentan en la inmigración -los primeros colonos ingleses llegaron a bordo del 'Mayflower', y más tarde desembarcaron irlandeses, italianos, ucranianos...-, el discurso xenófobo del magnate y su odio a los hispanos, que solo en 2010 representaban un 16% de la población, cale tan hondo en un sector de la sociedad. Prueba de ello es la censura y las amenazas que padeció Illma Gore y las que han sufrido otros, pero a su vez también simbolizan el enorme potencial del arte para poner en jaque al sistema. ¿Quién teme a los artistas? Pues al parecer, Donald Trump.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios