cerrado desde diciembre de 2012

Musicales y un hotel de lujo para el Palacio de Congresos de Madrid

Turespaña está redactando el pliego de condiciones para sacar a concurso la gestión del inmueble, y grandes empresas de espectáculos y hoteleras están dispuestas a pujar

Foto: Fachada del Palacio de Congresos. (EFE)
Fachada del Palacio de Congresos. (EFE)

Hoy solo se escucha el trasiego constante de coches que van a Azca o al Santiago Bernabéu. Mientras el aparcamiento subterráneo sigue a pleno rendimiento, el edificio que lo corona, rematado con un icónico mural de Joan Miró, permanece cerrado a cal y canto. El Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid echó el cierre el 21 de diciembre de 2012 tras la tragedia del Madrid Arena, en la que fallecieron cinco jóvenes. Las deficiencias en materia de seguridad y conservación motivaron esta decisión en principio temporal, pero que después, y ante el montante de las obras -que empezó siendo de 118.000 euros para pasar a más de 80 millones, y ser calificado como "inasumible" para el Gobierno-, se volvió permanente.

Tres años más tarde, Turespaña (el Instituto de Turismo de España, dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo) se encuentra en plena redacción del pliego de condiciones con el que sacará a concurso la gestión del inmueble. Su futuro pasa por convertise en un gran auditorio para musicales junto a un hotel de lujo. El Confidencial ha podido saber que son varias las empresas hoteleras y de producción de espectáculos interesadas en el edificio.

A este último respecto, Stage (la gran multinacional de musicales) es una de las que más interés tienen en hacerse con el Palacio de Congresos. Se trata de una ubicación que, desde que se instalaron en España, hace más de 16 años, han descrito como ideal porque les permitiría tener un gran teatro adaptado a sus producciones, es decir, contar con mejores condiciones técnicas y más aforo que el que tienen en su actual ubicación en el Teatro Lope de Vega (propiedad de la SGAE). Además, junto a la oferta hostelera, su idea es ofrecer paquetes combinados a su público, en su mayoría de fuera de Madrid. No son los únicos. Hay otros empresarios de espectáculos que están invirtiendo últimamente en recuperar inmuebles en desuso de la capital y también se han interesado por el inmueble.

90 millones y tres años de obras

El Palacio de Congresos de la capital, inaugurado en 1970, tiene una superficie de casi 40.000 metros cuadrados, incluyendo un auditorio para 1.900 personas, 3.000 metros cuadrados para exposiciones y varias salas de reuniones. Alojó a Turespaña hasta 2012. Uno de los últimos actos celebrados allí fue la conmemoración del 30 aniversario de la primera victoria electoral de Felipe González, el 2 de diciembre de 2012. El Sorteo de Lotería Nacional de ese mismo año ya se tuvo que trasladar al Teatro Real. 

Vista del complejo. (César Astudillo - Wikimedia)
Vista del complejo. (César Astudillo - Wikimedia)

En sus dos primeros años cerrado, tal y como contó este periódico, Industria gastaba dos millones de euros anuales en mantener el inmueble y pagar a sus 28 trabajadores. Según los cálculos hechos en 2014 por UPyD, perdían alrededor de cinco millones al año. Hoy, explican fuentes de Turespaña, en el mantenimiento se invierte medio millón de euros "que se sufraga en parte con el aparcamiento", y los 28 trabajadores (personal laboral y funcionario) se reubicaron en noviembre de 2014 en otros cargos de la Administración.

Ante la imposibilidad del Gobierno de hacerse cargo del montante de las obras (alrededor de 80 millones de euros), en 2013 se decreta el cierre indefinido y se comienza a elaborar un plan especial junto al Ayuntamiento de Madrid, que fue aprobado el pasado mes de abril y cuenta con un acta favorable de la CIPHAN (Comisión Institucional de Patrimonio Histórico, Artístico y Natural), para sacarlo en régimen de concesión. "Es la figura jurídica que recomienda la Abogacía del Estado", subrayan. En diciembre del año pasado, terminó el plazo de información pública del estudio de viabilidad y ahora se está redactando el pliego de condiciones. "El objetivo es no dilatar los plazos", afirman desde Turespaña, pero sin marcar fechas concretas.

Se persigue que "un fondo privado ponga en el Palacio de Congresos la inversión necesaria para volver a la actividad y le devuelva su estatus de referencia"

Según fuentes consultadas por El Confidencial, 90 millones de euros será el coste total de las obras de remodelación del complejo. El proyecto -incluido dentro del plan renovación de Azca- contempla una concesión de 40 años con un canon anual de 1,25 millones de euros revisables según el IPC. El plazo de ejecución de las obras es de tres años. Incluye construir un hotel de cinco estrellas anexo de hasta 23 plantas con 180 habitaciones dobles y 36 suites júnior junto a varios equipamientos como gimnasio, 'spa' y salas para reuniones ejecutivas. Asimismo, el auditorio tendría capacidad para 1.000 personas, al que se sumarían salas modulares, de banquetes, conferencias y exposiciones y un 'business center'. También se tendría que redimensionar el 'parking' para dotarlo de, al menos, 200 nuevas plazas. 

Lo que no se podrá tocar es la volumetría del edificio. El adjudicatario tendrá que respetar y restaurar la fachada de Miró (cuyo gasto puede suponer unos 450.000 euros) y remodelar la plaza de la avenida del General Perón, así como abrir otra entrada principal en el Paseo de la Castellana.

La previsiones del Gobierno son que genere más de 600 empleos directos y unos beneficios brutos de explotación al quinto año de 7,88 millones de euros. El plan, explican por último desde Turespaña, persigue que "un fondo privado ponga en el Palacio de Congresos la inversión necesaria para volver a la actividad y que vuelva a tener el estatus de referencia que tenía en Madrid". 

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios