música para padres e hijos

Candela y Los Supremos, la familia 'indie' que revoluciona la música

Candela, de 11 años, y sus padres Edu y Judith presentan este domingo su segundo disco, 'Hoy', en un concierto en el Teatro Circo Price

Foto: Candela flanqueada por sus padres, Edu y Judith (Sones)
Candela flanqueada por sus padres, Edu y Judith (Sones)

Candela acabará su concierto de este domingo en el Teatro Circo Price de Madrid con 'Starman', de David Bowie. Como dato, que un grupo de música homenajee al gran Duque Blanco la misma semana de su muerte es algo que no debe sorprender a nadie, pero la cosa cambia si les decimos que Candela tiene 11 años. Además de Bowie, Wilco, The Black Keys, La Casa Azul o Silvia Pérez Cruz son algunos de sus grupos favoritos. Y junto a Los Supremos, sus padres Edu y Judith, forma una de las bandas indies más auténticas del panorama musical.

Candela y los Supremos comenzó a rodar hace cuatro años de la forma más natural: mitad terapia familiar, mitad pasión por la música. Edu Nebot ha sido miembro de Azucarillo Kings y Mamut, y la música siempre ha estado presente en casa. Por eso, de jugar y cantar los fines de semana en el salón y en el coche de camino al colegio no podía salir nada más que uno de los fenómenos musicales imprescindibles para padres e hijos amantes de la música y con ganas de divertirse.

Con su primer disco dedicado a los animales, 'Animaladas', se coronaron como uno de los grupos que-hay-que-ver en familia (aunque no necesariamente). Han tocado en el Primavera Sound, La Casa Encendia o el Día de la Música... y tienen hasta una webserie. 'Avutarda', 'Abubilla' o 'El desalojo del piojo' se convirtieron en auténticos hitazos y ahora vuelven con 'Hoy', su segundo álbum que presentan el domingo en Madrid y en el que hablan de la impaciencia cotidiana que sufre una niña de 11 años. 

Candela y Los Supremos, la familia 'indie' que revoluciona la música

"Este disco trata de esas 'maravillosas' conversaciones que se tienen con los niños de 10 u 11 años, que se convierten en 'loops' interminables donde tu contertulia parece que ni te entiende ni te escucha y su comprensión del tiempo se limita a los conceptos 'ahora' o, como mucho, 'hoy'. Ir a algún sitio 'mañana' o hacer algo 'el mes que viene' son dos conceptos que no merecen más de dos segundos de su atención y que se hallan a años luz de su perspectiva vital", describe Edu sobre esa "urgencia preadolescente que en estos momentos nos rodea y ataca nuestros nervios" que ha inspirado 'Hoy'.

Candela canta entusiasta y divertida en este disco y, lo más importante, disfruta contándonos lo coñazo que es hacer los deberes y más en domingo, los quebraderos de cabeza que le da una pantalla del videojuego, el miedo a dormir tras ver una peli de terror o su necesidad de estar todo el día en remojo en verano. Pero además, su segundo álbum incluye cuatro versiones de temas "escuchados compulsivamente" por Candela, confiesa su padre, de 'Los Planetas', de la Buena Vida; 'Nadadora', de Family; la versión que Pérez Cruz y Refree hicieron del 'Que me van aniquilando' de Enrique Morente, además del 'Starman' de Bowie. Y lo mejor de todo es que Candela y los Supremos lo hacen sin pretensiones, destilando buen rollo y chutes de energía. Y contagiándola.

Por cierto, es la propia Candela la que nos cuenta cómo ha sufrido la muerte del cantante británico, al que descubrió en una exposición que visitó con sus padres. "Ha sido una decepción muy grande. Estaba en el autobús de camino al cole y mi madre le mandó un mensaje a la cuidadora del autobús para que me lo dijera, y se me partió el corazón en dos. Se lo conté a mi profesor, con el que hice la canción de 'Starman', y este domingo le vamos a hacer un gran homenaje porque se lo merece. Se merece el mayor homenaje del mundo mundial", relata a este periódico.

El juego familiar perfecto

Como decíamos, la música siempre ha estado de forma muy natural en la vida de Candela y los Supremos. Además de tocar con sus padres, da clases en la Escuela de Música Creativa y esta aventura tiene tanto de musical como de educativa y social. Ensayan en el coche de camino al cole y los fines de semana es el momento de componer y tocar o de ir de conciertos y viajar, siempre rodeados de familia, amigos y muchos niños, por lo que "es una forma de pasar tiempo juntos que nos tiene la mar de entretenidos". 

"Lo cierto es que el grupo se ha convertido en algo más grande de lo que en principio esperábamos, que no era más que grabar un par de canciones en casa los domingos, hacer un par de conciertos berreando 'Avutarda' y ya está. Todo ha ido pasando de una forma muy natural y sencilla. Solamente damos conciertos en festivos o fines de semana, como mucho dos en un mes, y siempre con el requisito previo de sacar buenas notas y portarnos bien", relata Edu.​

Candela y Los Supremos, la familia 'indie' que revoluciona la música

Candela nos lo cuenta también desde su punto de vista: "Mi padre de joven siempre tuvo grupos de música y yo de pequeña tenía que soportar todo el rato su música porque era inevitable. Me fui adaptando al indie pop, que es lo que le gusta a mi padre, y ahora me encanta. Además me encantaba cantar [ejemplifica con 'El patio de mi casa']. Grabamos una tontería de canción, se la enviamos a Minimúsica y como les gustó nos pidieron una canción para disco de animales. Hicimos primero 'Avutarda', después 'Abubilla' y acabamos formando la banda y sacando un disco". Aunque, eso sí, reconoce este domingo cantará 'Hoy' porque lo de los animales ya le aburre un poco. "Ya he crecido y quería hacer algo más de mayores", se explica.

Sus padres, siempre junto a ella camisa de flores y maraca-piña en mano, también ponen el acento en los efectos positivos que el grupo tiene para Candela. "En primer lugar, aprender música desde la diversión y participar de una forma muy cercana con un entorno cultural; conocer a un montón de gente y artistas; visitar muchas ciudades; perder miedos y timideces; aprender a hablar en público con naturalidad, educación y soltura; adquirir un aprecio y una sensibilidad especial para la música... Teniendo en cuenta que ella lo lleva con la máxima humildad, creemos que es una experiencia enriquecedora para ella a nivel personal y educativo", analizan.

Y la inquieta Candela además lo tiene claro. Esto es una diversión. Ella de mayor quiere ser médico -"lo de abogado como mis padres ya lo he descartado", nos dice respecto a lo que ya nos contaba hace cuatro años-. "Le he pedido a los Reyes 300 cosas de médicos y me las han traído", termina contando para pasar a hablar de Canela, su conejo, y decirnos que nos espera el domingo con el rayo de Bowie para subirnos al escenario. There's a starman waiting in the sky!

 

Las familias toman el Price

El concierto de Candela y Los Supremos será el inicio del ciclo de conciertos familiares que ha organizado Minimúsica dentro del Festival Inverfest.

Además de las actuaciones de Izal (21 y 23 de enero), Martirio (28), Aute (29) y Ute Lemper (30), en el capítulo familiar el domingo próximo será el turno de The Pinker Tones, presentando 'Rolf & Flor en Londres' y el último de enero de La Fantástica Banda con su revisión y acercamiento a los niños de la discografía de The Beatles.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios