la lista definitiva

De Andrés Calamaro a Nacho Vegas: los mejores discos de 2015... para los músicos

Una selección tan heterogénea como los artistas que recomiendan sus álbumes favoritos de 2015. Este año sonó así para Andrés Calamaro, La Mala Rodríguez, Nacho Canut o Nacho Vegas

Foto: Nacho Vegas, La Mala y Calamaro eligen sus discos del año
Nacho Vegas, La Mala y Calamaro eligen sus discos del año

Ya existen suficientes listas en el mundo donde un grupo de críticos musicales varones y blancos, normalmente mayores de cuarenta años, nos dan lecciones de buen gusto y exhiben su concepto de "calidad". Por eso, desde la sección de Cultura de El Confidencial, hemos pensado que sería mejor idea preguntar a los propios músicos cuál ha sido la música grabada por sus compañeros de profesión que más les ha emocionado a lo largo de los últimos doce meses. Los resultados son tan potentes como sorprendentes y variados. Pasen y lean, incluyendo la posdata final de Andrés Calamaro sobre sus reediciones preferidas de 2015.

Andrés Calamaro

El rockero argentino, conocido por su pasión musical y excesos vitales, también destaca por su condición de gourmet musical entusiasta. Justifica de manera detallada su devoción por los tres trabajos que ocupan su podio musical de 2015, copado por los sonidos procedentes de tradiciones negras. El primero es 'Black Messiah', de D’Angelo, publicado en diciembre de 2014, pero recogido en muchas listas de 2015. "El regreso de D’Angelo es insólito. Es un sonido Walt Disney satánico, una serie de sonidos superpuestos, un coro vocal permanente, bases rítmicas espontáneas, un extraño disco para una vuelta al ruedo después de casi quince años sin publicar nada. Un sonido no radial, no tradicional, que no recuerda -casi- a artistas contemporáneos de r`n`b".

De Andrés Calamaro a Nacho Vegas: los mejores discos de 2015... para los músicos

También quedó impresionado por 'To Pimp a Butterfly', del rapero angelino Kendrick Lamar. "La consagración de Lamar lo convierte en el centro de la escena del hip-hop evolucionado, un artista funk completo. Después de 'Yeezus' (West) y 'Channel Orange' (Frank Ocean) el camino no era precisamente sencillo para los valientes que fueran a incursionar en la primera línea del rap o el soul. Kendrick Lamar entiende el desafío y se crece en este disco completo e interesante, atractivo por donde se lo mire. Si 'Black Messiah' no se parece en nada al brillante 'Channel Orange' (uno de los mejores discos del siglo) y -en la diferencia- es el disco más interesante del r`n`b, 'To Pimp A Butterfly' lo es dentro del panorama del hip-hop que el propio Kendrick insiste en mejorar".

Por último, Calamaro guarda un espacio para los clásicos de siempre, concretamente para el 'Crosseyed Heart' de Keith Richards: "Es un muy buen disco de Richards y el mejor disco de los Rolling Stones del año. Quizás en muchos años. Algunos adictos al "espíritu Stone" lo comparan con el buenísimo debut de 1988, 'Talk is Cheap' o con las 'Toronto Tapes', el 'bootleg' de 1979 o 1981 que le consagra como sensibilísimo intérprete fiel a la música que le gusta de toda la vida. Richards nos recuerda cómo se graba un disco y que cada día canta mejor", celebra el legendario rockero argentino.

Nacho Canut (Fangoria, Dinarama, Pegamoides…)

El mítico bajista, teclista y compositor, también tiene un tridente de álbumes que le han hecho disfrutar durante el año que se acaba. El primero es Miley Cyrus and her Dead Petz, de la joven estrella pop Miley Cyrus y el grupo de culto Flaming Lips. Hablamos de un álbum doble que esta provocadora superventas global regaló a sus seguidores a través de Internet. "Aunque mi diva pop favorita es Beyoncé, esta otra ha grabado un álbum que Flaming Lips no suenen aburridos (a mí este grupo me gustaba pero últimamente me aburren sus discos). Tiene canciones preciosas. Ojalá graben muchos más álbumes".

De Andrés Calamaro a Nacho Vegas: los mejores discos de 2015... para los músicos

De la producción estatal, recomienda 'Lo malo que nos pasa', de Francisco Nixon, ex de grupos emblemáticos del indie de aquí como Australian Blonde y La Costa Brava. "Tengo que admitir que hace un año no sabía de la existencia de esta persona, no sé cómo llegue a escuchar este disco, pero es perfecto. Los arreglos, la voz, las letras……Como letrista me encanta oír los textos tan inteligentes y bien hechos en castellano. Una cosa que me fascina de este disco es su atemporalidad: podría haber sido grabado en cualquier momento de los últimos veinticinco años. Eso quiere decir que, a pesar de que recuerda a muchas otras cosas, tiene un sonido propio fuera de modas o movimientos y que cuando lo escuche dentro de tres décadas me seguirá sonando bien".

El último disco que le ha impactado es el reciente 'Music Complete', de New Order, veterana banda electrónica del Reino Unido, surgida de las cenizas del oscuro grupo de culto Joy Division. "Nunca he sido muy fan de este grupo, y mucho menos de Joy División, pero siempre me han resultado interesantes. Este disco me parece cumbre en su carrera, para mi lo mejor que grabaron nunca. 'Tutti Frutti' es mi canción del año y que un grupo que podría vivir de tocar sus grandes éxitos perfectamente haya grabado un disco tan buenísimo es un fenómeno de la naturaleza” apunta.

David García 'El Indio' (batería de Vetusta Morla)

De Andrés Calamaro a Nacho Vegas: los mejores discos de 2015... para los músicos

El batería de Vetusta Morla destaca por su gusto ecléctico que va desde bandas 'cool' británicas a clásicos de la rumba. Este año se decanta por 'Sound & Color', de Alabama Shakes, un grupo de blues-rock procedente de Athens, Alabama. "Para mí combina varias cosas que lo hacen muy especial. Son capaces de beber de la música negra y darle la vuelta y generar un sello propio. Detrás hay una gran producción, arreglos y un sonido analógico para escuchar a todo volumen. La banda está en muy buen estado y todo está interpretado con una pasión que te hace sentir muy vivo", apunta.

Niño de Elche

El pujante y heterodoxo cantaor, que protagonizó un arrollador concierto en el Sónar, destaca dos álbumes. "El primero es 'He venydo a reclamar my trono', de Pylar. Es un disco que reúne lo que para mí sería esencial para pertenecer a esas obras que perduran en los tiempos: concepto matriarcal, sonidos épicos, voces declamatorias, composición trance y textos sugerentes no narrativos. Un ritual de cuarenta y seis minutos sin interrupción que me ha acompañado como si de viajes pluriversales se tratara".

De Andrés Calamaro a Nacho Vegas: los mejores discos de 2015... para los músicos

El siguiente es' IV', de Toundra, banda nacional de post-rock que alcanzó el pasado febrero el segundo puesto en la lista de ventas española. "El disco de la banda más fresca a nivel compositivo que tenemos en nuestro estado y con uno de los mejores sonidos actuales en lo que a post-punk se refiere. Imprescindible por ser instrumental, por su discurso estético y por ocupar parte de mis últimos días como si de una compañera/compañero fiel se tratara", señala.

Nacho Vegas

El cantautor rockero asturiano, que acaba de publicar el epé 'Canciones populistas', escoge un disco latino, otro anglo y otro del ámbito de proximidad. El último es 'Vigorexia emocional', de Pablo Und Destruktion. "Creo que este álbum demuestra que un disco en clave confesional también puede ser rabioso y dejarte con ganas de salir a la calle con ganas de arder y de prenderle fuego a algo. La música de Pablo Und Destruktion tiene algo muy físico y aquí las canciones se mueven entre lo épico y casi violento y lo íntimo con un equilibrio que es muy poco frecuente encontrar”, señala.

De Andrés Calamaro a Nacho Vegas: los mejores discos de 2015... para los músicos

También ha disfrutado de 'Canta y no llores', de la banda Kumbia Queers, formada por músicos argentinos y mexicanos. “Para mí son una debilidad: sus discos son geniales para cantar en casa a grito pelado, para un viaje largo en coche y seguramente para ver en vivo, que es lo que me falta. En su cumbia cabe todo: el surf, el hip-hop, la canción latina, el rock independiente y lo que se propongan. Le pueden cantar al amor, a la siesta y a las noches de fiesta o a la realidad de Latinoamérica, y siempre consiguen lo que dice el título, que cantes y no llores”.

Por último, recomienda 'Darling Arithmetic', de la banda folk irlandesa Villagers. "Conor O'Brien es un tipo de cantautor con una una forma de interpretar que me gusta mucho. Comparte con Conor Oberst, otro de mis favoritos, algo más que el nombre, pero en Villagers además de una voz personal se percibe el origen irlandés del autor y un ligero toque soul en las canciones. Este es un disco muy sencillo, grabado en casa con muy pocos arreglos, y por ello transmite esa sensación de fragilidad, aunque no se queda ahí. Habla básicamente de relaciones, a veces de forma evocadora y otras bajando a la realidad más cruda con humor, como cuando menciona a “Todos los jóvenes y guapos homófonos buscando pelea”. La canción 'Hot Scary Summer' es mi preferida”, confiesa.

Juan Aguirre (Amaral)

De Andrés Calamaro a Nacho Vegas: los mejores discos de 2015... para los músicos

El guitarra de los superventas años se resiste en principio a participar en el artículo. “Hace tiempo que vemos las listas de mejores discos del año como algo divertido sin más, pero también podría ser una degradación del concepto de música popular hecha para ser compartida, bailada y sentida sin competiciones, prejuicios ni sectarismos. No queremos ser apóstoles de nada”. Al final, acepta compartir sus preferencias, pero sin explicar las motivaciones, como haría al pasarle por mail a cualquiera de sus amigos una relación de discos que ha disfrutado. Compartir por encima de competir. Estos son los que más ha hecho sonar, aunque no está seguro de si todos son de 2015: 'Los puentes hundidos', de Copiloto; 'Previo', de Kase-O; 'Echolocations: Canyon', de Andrew Bird; 'Live Mould', de Bob Mould; 'Trace', de Son Volt, y 'Dodge and Burn', de The Dead Weather.

La Mala Rodríguez

De Andrés Calamaro a Nacho Vegas: los mejores discos de 2015... para los músicos

La artista sevillana dio el campanazo este año al ser incluida en una lista de Spotify con canciones recomendadas por Barack Obama, presidente de Estados Unidos. La rapera figura junto a mitos como Bob Dylan, Bob Marley, Stevie Wonder, Beyoncé y Frank Sinatra. La pieza escogida fue 'Tengo un trato', del clásico 'Lujo ibérico', impresionante debut que estos días celebra su decimoquinto aniversario. ¿Cuáles fueron los álbumes que más le hicieron disfrutar a la rapera este año? “Mis favoritos de este año son 'Ego Death', de The Internet, por sus canciones tan ricas y su sonido tan suave. También 'Art Angels', de Grimes, por su extremadamente imaginativo y divertido trabajo, y 'Asperities', de Julia Kent, chelista y compositora canadiense por este espectáculo maravilloso lleno de energía”, recuerda.

Lorena Álvarez

Todavía no se ha ganado el favor del gran público, pero esta artista asturiana ha deslumbrado a la crítica y a muchos compañeros de profesión por la naturalidad que desprende su mezcla de recursos tradicionales y contemporáneos. Nos contesta con un mail titulado “Dos discos que me han gustado este año”. El primero es 'Agricultura libre', del gallego Emilio José. "Me gusta su mirada amplia y libre, sobre todo en lo musical, y en la unión entre su música y sus letras me da la sensación de que habla de muchísimas más cosas de las que parece que esté hablando. Me parece como si arrojara una luz nueva sobre el día a día. Hace poco vi una entrevista en el programa de televisión 'Mapa Sonoro' donde decía que la música para él servía para ofrecer un impulso creativo de hacer cosas, y eso es lo que yo siento cuando lo escucho, muchas ganas de todo”, argumenta.

De Andrés Calamaro a Nacho Vegas: los mejores discos de 2015... para los músicos

El segundo trabajo que recomienda es 'Als boscos', de Arponera. "Me gusta porque me parece un disco muy femenino, cuando lo femenino tiene que ver con lo misterioso, con fuerzas naturales y nocturnas. Y no hay muchos discos así. Me atrae mucho cómo tocan sus instrumentos, como tres brujas removiendo un brebaje y también cómo se acercan a los temas a los que hacen referencia sus letras, mitos, leyendas o romances. Como dice Daniel Granados en la nota de prensa: el disco acaba mal. Tú doblado y ellas como las hilanderas de los sueños, te lamen la herida que te han hecho, para curarte”, explica.

Toni “El Sucio” (Los Chikos del Maíz, Riot Propaganda)

'El Saigón Tour' de Los Chikos del Maíz ha sido uno de los más exitosos del mundillo hip-hop español. Ahora comienzan el de Riot Propaganda, su proyecto con Habeas Corpus. Por eso no extraña que Toni comience recomendando un disco tan rockero como 'Saint Cecilia', de Foo Fighters. “Cuando todavía les guardaba un poco de rencor por la cancelación de su concierto en Barcelona, la banda de Seattle sacó este EP en el que demostraban que siguen siendo una de las mejores bandas actuales (o la mejor, quizá). Poco más se puede decir de Foo Figthers… Ah, sí: ¡Volved al Estado español, cabrones!”.

De Andrés Calamaro a Nacho Vegas: los mejores discos de 2015... para los músicos

Sige con 'The Epic', de Kamasi Washington. “El saxofón ha sido siempre un instrumento que me ha fascinado. Desde hace media vida me ha encantado su sonido, la aportación que hace a las canciones y cuando me jubile tengo la cuenta pendiente de aprender a tocarlo. Pero es cierto que un disco en el que el saxo es el instrumento principal, muchas veces me cuesta digerirlo (salvando a Charlie Parker y John Coltrane, por supuesto). En cambio, este elepé puedo escucharlo entero sin aburrirme ni acabar con migraña. Ha sabido reencontrarme con el saxo mucho tiempo después”.

Tampoco se olvida de su género preferido: el hip-hop, representado por 'Detroit’s Son', de Guilty Simpson. “Ahora que todo el mundo en el rap ha ido a buscar el sonido más novedoso y “fresco”, este rapero norteamericano ha sabido mantener la esencia del sonido de Detroit. Un estilo que impulsó el fallecido Jay Dilla (uno de los mejores productores que ha tenido este estilo de música) y que se mantiene vivo gracias a gente como Guilty Simpson. Para mucha gente se habrá quedado obsoleto o “fuera de onda”, pero a mí este sonido clásico dentro del rap me sigue fascinando”.

Posdata Andrés Calamaro

El autor del clásico 'Honestidad Brutal' no se conforma con recomendar discos actuales, sino que además comparte sus reediciones preferidas. A lo largo de este año, disfrutó especialmente de 'Coltrane Time', de John Coltrane; 'Lanquidity', de Sun Ra; 'Rip, Rig & Panic', de Roland Kirk Quartet; 'Hoodoo Man Blues', de Junior Wells; 'Blue Note 1558 Vol. 2', de Sonny Rollins, y '2001', Dr. Dre.

De Andrés Calamaro a Nacho Vegas: los mejores discos de 2015... para los músicos

"Merecen estar en esta lista porque el constante cambio en las costumbres de los oyentes y el carácter del consumo responsable de música nos ofrece reediciones en noble vinilo y buenos posavasos (discos compactos) al precio de un café con leche. Además de la engañosa levedad del 'streaming'. Por el precio de un kilo y medio de pescadilla (en el mercado) podemos comprar maravillas de la música, las mejores grabaciones de los años cincuenta, y las traen hasta la puerta de casa por correo. Si las reediciones, las biografías y el revisionismo histórico forman parte de la actualidad musical, también hay que agregar en esta lista algunos de los discos que nos han impactado o con los que nos hemos reconciliado. Las grabaciones que promedian los años cincuenta, el sonido Van Gelder, el espíritu libre de Charles Mingus, Sun Ra, Kirk...  La libertad en la improvisación, la pureza profesional de algunos discos de jazz se regenera en una formidable vigencia que crece. Las grabaciones de blues clásicas (aunque no compiten en sonido e interpretación con las del jazz) siguen siendo una fuente de autenticidad y espíritu de donde beber. Salvando distancias, como el desparpajo y la actitud de las mejores grabaciones de hip-hop, algunas envejeciendo mejor que los clásicos del rock", explica Calamaro.

"En mi exploración anual me encuentro más cerca del jazz que del rock, pero como oyente me siento en la plenitud de mis actividades musicales. Borges decía que "estaba más orgulloso de lo que había leído que de aquello que había escrito", y creo que el secreto de los músicos es no dejar de escuchar música, aunque a veces se complica la tarea de tocar y escuchar al mismo tiempo. Encuentro que el rock abusa de las fotografías y del sonido retro-vintage, que tiene su mérito y que no es excluyente del rock; pero si tenemos rock en la sangre tenemos que ser exigentes y honestos con el género y con nosotros mismos, separar la paja del trigo, no creernos las poses ni el vestuario (tampoco el vestuario sónico) de los rockeros que parecen orientarse a un público ingenuo, poco exigente o fetichista, y volcarnos en la verdadera música. Adonde esté la música de verdad".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios