La triple polémica del nuevo disco póstumo de Michael Jackson
  1. Cultura
Un álbum que divide a la crítica Internacional

La triple polémica del nuevo disco póstumo de Michael Jackson

El rey del pop sigue ganando batallas después de muerto. Su nuevo álbum, Xscape, es su segundo lanzamiento póstumo, basado en material de archivo. El cirujano

Foto: Michael Jackson durante la presentación de 'This is it'
Michael Jackson durante la presentación de 'This is it'

El rey del pop sigue ganando batallas después de muerto. Su nuevo álbum, Xscape, es su segundo lanzamiento póstumo, basado en material de archivo. El cirujano mayor es Antonio "LA" Reid, productor de confianza de la industria discográfica estadounidense, queha ganado tres Grammy y producido 33 números uno de la lista de ventas del país, desde Whitney Houston a Justin Bieber, pasando por Mariah Carey.

El grueso del material son canciones escritas entre 1983 y1999, que combinan disco, soul y r`n`b clásico, sonidos a medida de un planeta pop donde aún retumba el pelotazo de Get Lucky(Daft Punk). Guste o asuste, el contenido de Xscapeestá marcado por estas tres polémicas:

Un álbum que divide a la crítica Internacional

Pocos trabajos del rey del pop han recibido una puntuación tan polarizada. Entre los detractores, destaca Peter Mills, que describe así el disco: "El 75 por ciento del material son maquetas que llevan años dando vueltas por los foros de fans. Se han limitado a escoger las preferidas del público y las han bastardizado con amor". No suena tal mal, pero le otorga treinta tristes puntos sobre cien.

Este disco es una oportunidad de volver a recordar sus años de esplendor artístico

Los elogios más encendidos llegan de Los Ángeles Times: "Este disco es una oportunidad de volver a recordar sus años de esplendor artístico, cuando el artista era intocable, antes de que sus miserias personales le destruyeran", explica Randall Roberts. Los amante del soul clásico disfrutarán con temazos de amor como Loving Youy Love Never Felt So Good-la voz de Jackson parece hecha para sacar brillo al soul más pegadizo-".

Por supuesto, también hay un montón de reseñas tibias, por ejemplo la de The Guardian: "El disco carece de coherencia, pero también nos recuerda por qué Jackson fue considerado un genio en algún punto de su carrera". Le dan sesenta puntos sobre cien.

¿Quien ha escrito, hasta ahora, la mejor frase sobre Xscape? Diría que Joe Levy, redactor de Billboard: "La música de Michael Jackson siempre fue una mezcla de celebración y terror. Parecía incapaz de trazar una línea que separase ambas cosas. Por eso sus canciones son una oportunidad de explorar las tensiones entre ambos estados de ánimo".

Una letra sobre abuso sexual a menores

El disco recupera una canción de 1991 que denuncia el abuso sexual a menores. Un asunto espinoso, ya que Jackson fue denunciado dos veces por cuestiones de esta naturaleza, además de los constantes rumores que le acosaron durante su carrera -llegó a confesar que le gustaba dormir con niños, negando que hubiera nada sexual en esta práctica-.

El título del tema es Do you know where your children are?(¿Sabes dónde están tus hijos?) y se inspira en un mensaje del gobierno de Estados Unidos que emitían las televisiones durante los años sesenta, setenta y ochenta. Este es el fragmento más claro de la letra: "Ella escribe que está harta de su padrastro/ que promete comprarle cosas mientras abusa sexualmente de ella/ ahora está sola en alguna calle/ ¿cómo sobrevivirá sin nada para comer?".

No cuesta mucho imaginar a un ejecutivo de su discográfica insinuando a "Jacko" que publicar esta pieza no era la mejor idea del mundo. Contra todo pronóstico, la canción es muy chula, con un bajo pegadizo salpicado de los típicos "hi hi" del cantante. El padre de Michael, Joe Jackson, confesó en 2010 que pegaba regularmente a sus hijos cuando eran pequeños, añadiendo que no se arrepentía. "Les mantuve en el camino recto y alejados de la cárcel", soltó en una entrevista con Oprah Winfrey.

250 millones por explotación póstuma

Con el paso del tiempo, la expresión "disco póstumo" ha terminado por ser sinónimo de "chapuza inescuchable para hacer caja". Por eso mismo, hubo temores cuando los herederos de Michael Jackson firmaron un contrato de 250 millones de dólares con Sony Records para publicar material durante los siete años posteriores a la muerte del cantante.

En efecto, Michael Jackson era un perfeccionista, pero también un adicto a la atención mediática que hubiera querido que su trabajo inédito viera la luz, reconstruido por los mejores productores de la música negra actual -con Timbaland y Antonio "LA" Reid a la cabeza-. Decimos "reconstruido" porque en varias canciones se ha respetado sólo la toma vocal, componiendo una pieza totalmente nueva a su alrededor -tiene mucho mérito que el álbum suene tan natural-.

Como dice el chiste más repetido sobre Xscape: "Not Bad, but not bad" ("No es Bad, pero tampoco está mal"). El megacontrato de los herederos de Jackson, destapado por Wall Street Journal, batió todos los récords de la historia de la industria discográfica con sus 250 millones de dólares, cien por encima del que firmó en 2008 el rapero Jay-Z con la promotora de conciertos Live Nation. Según la prestigiosa revista Forbes, Michael Jackson fue la estrella muerta que más ingresos generó en 2013: llegó a facturar 160 millones dólares, 35 más que Madonna, la mayor estrella viva del mundo del espectáculo.

Posdata: La pregunta del millón es si "Jacko" hubiera aprobado la publicación de Xscape. El periodista británico Tim Jonze responde: "Me parece que hay pocas cosas más complicadas de adivinar la lógica de Michael Jackson. Estamos hablando de un hombre que encargó un retrato al óleo de sí mismo en el que pedía aparecer junto a Albert Einstein, Abraham Lincoln, George Washington, E.T. y la Mona Lisa, todos luciendo gafas de sol y el famoso guante blanco con lentejuelas. Lo pintó el artista Paul Belard y la estrella pop pagó 200.000 dólares de 1985. Hay que recordar que hablamos del único ser humano de la historia que era protagonista de una serie de dibujos animados antes de aprender a leer y escribir".

El redactor recomienda